Publicidad

banner-profaes

Publicidad

banner-ontex-mascarillas


Ya viene el sol

Vacunas frente a las pandemias

No, no es mi intención elucubrar acerca de las propiedades de las diferentes formas de inmunizarnos frente a la dichosa COVID-19. Cuando aparezca el artículo quizá ya estemos vacunados todos los que trabajamos en farmacias, y ojalá la inmunización haya tomado una velocidad de crucero que permita que el mundo tenga la oportunidad de volver a la casilla en la que estaba a finales de 2019, y sepa aprender de los errores que nos llevaron por el mal camino. Una inmunización, por cierto, para la que habrá que ser generosos, porque es el mundo el que está enfermo y al que hay que curar, y no los individuos. Todo un reto el que tenemos a la vista.

Se habla de que la siguiente ola que vamos a sufrir es la psicológica y que va a afectar más a la gente joven, tan necesitada de relacionarse y de conocer a nuevas personas y tener nuevas experiencias, y que ha visto lastrada esa formación natural que todos los que tenemos más años pudimos recibir en su día. Esta pandemia va a ser larga, compleja, porque los problemas de nuestra psique tienen un periodo variable y extenso de incubación y, además, carece de PCR con la que establecer un diagnóstico preciso.

Hay también otra pandemia que no se ha visibilizado y cuyos fallecidos permanecen ocultos y sin contabilizar. Son los derivados de una atención precaria a las patologías crónicas por parte de los profesionales, de los diversos profesionales, a los que el sistema sanitario no les ha dado la oportunidad de hacer otra cosa por ellos que alargarles sine die sus tratamientos, sin la más mínima oportunidad de evaluar sus progresos, o sus retrocesos, por otra vía que no fuera una rápida llamada telefónica.

Durante este tiempo, la profesión farmacéutica se ha mostrado dispuesta a realizar pruebas diagnósticas para agilizar la identificación de enfermos por COVID-19, también para vacunar y descongestionar el necesario proceso de inmunización de la ciudadanía. Todo esto significa mucho, aunque en muchas cuestiones y en muchas comunidades no hayan aceptado nuestra ayuda en otra cuestión que no fuese prorrogar tratamientos. Sin embargo, he echado mucho de menos que no nos ofreciésemos para colaborar en el control y seguimiento farmacoterapéutico de esa gran mayoría de pacientes a los que hemos abandonado a las buenas de... los medicamentos.

Hubiera sido una oportunidad para reivindicarnos como profesionales de la salud, y más cuando hemos tenido tiempo, mucho tiempo para ello, desde que Hepler y Strand publicasen el artículo «Oportunidades y responsabilidades en Atención Farmacéutica» (1989) y la Fundación Pharmaceutical Care España lo tradujese al castellano (1999), o el Ministerio de Sanidad y Consumo definiese en su Documento de Consenso sobre Atención Farmacéutica lo que es el seguimiento farmacoterapéutico (2001).

Hemos dispuesto de no menos de 20 años para haber aprendido e interiorizado como profesión una práctica asistencial que necesitan los pacientes, y no solo ni la hemos aprendido ni interiorizado, sino que además a lo único que nos hemos limitado es a cambiarle el nombre cada vez que nos ha parecido.

Afortunadamente, para nosotros hay muertos que no se contabilizan, de los que ni mucho menos nos van a responsabilizar. Los malos resultados de la farmacoterapia al parecer no existen en España, no pueden con nuestros genes españoles, porque eso tiene que ser cosa de los anglosajones. Algo parecido a lo que algún lumbreras de apellido anglosajón manifestó, asegurando la impotencia de este virus chino frente a la genética hispánica. En relación con lo del virus ya saben lo que pasó, y bien que lo han sufrido compañeros nuestros; de lo otro, qué más da.

*https://manuelmachuca.me
Valorar este artículo
(3 votos)
Manuel Machuca González

https://manuelmachuca.me

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

¿Qué misterios esconden este par de series de cifras? Seguro que muchos de vosotros, queridos lectores, lo habréis adivinado. La primera es el precio medio de la receta financia ...

«Había ganas de votar y, sobre todo, ganas de que en el Colegio se produjera un relevo con la entrada de un nuevo equipo». Así explica Paula Payá la alta par ...

Jaime Acosta Gómez se licenció en Farmacia por la Universidad Complutense en 1998. Una de sus primeras decisiones al acabar la licenciatura ya fijó su carácter profesiona ...

Actualmente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el deterioro articular es una de las diez enfermedades más discapacitantes a escala mundial y el tercer problema de ...

Según describe el profesor José María Pajares en su magnífico artículo «La historia de la úlcera péptica: ¿hemos llegado al final?» ...

Desde tiempos inmemoriales, las uñas han sido un elemento ornamental clave en el embellecimiento personal. Tanto es así que cuentan que la mismísima Cleopatra tenía reser ...

Tras el parto comienza una nueva etapa en la que la mujer se recuperará de los cambios fisiológicos ocurridos durante el embarazo y, además, deberá adaptarse a la nueva v ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Bullas es una denominación de origen cuya zona de producción se encuentra situada en el noroeste de la provincia de Murcia. La componen terrenos ubicados en los municipios de Bullas, C ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

No, no es mi intención elucubrar acerca de las propiedades de las diferentes formas de inmunizarnos frente a la dichosa COVID-19. Cuando aparezca el artículo quizá ya estemos va ...

El hombre del saco es la representación del miedo en la infancia. «No te vayas con extraños, no hables con desconocidos, cuidado, cuidado...» Existe. Embaucadores de ni&nti ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.