Imprimir esta página

Vinos

Georgia, el descubrimiento

Puedes haberte informado mucho sobre los vinos de un país, pero cuando pisas el terreno todo puede cambiar en pocos instantes. Esto es lo que me pasó con Georgia.

Llegar a Tbilisi significa encontrarse con una riquísima cultura del vino. En todas partes puedes degustar vino georgiano de alta calidad, y es que todo el mundo tiene viñedos en casa. Emparrados en el porche, en bas en el jardín, variedades blancas o tintas, todos hacen su propio vino del que llenan su garaje y no tienen inconveniente en ofrecerlo y comentarlo con cuanta más gente mejor.

Después de Moldavia es el segundo país de la antigua Unión Soviética en volumen de producción de uva y sus productores se cuentan por centenares. Su clima atemperado con aires húmedos procedentes del Mar Negro hace que este país tenga las condiciones climatológicas perfectas para el cultivo de la vid. Se cultivan más de 400 variedades de uva, de las que 38 son aptas para hacer vino. Igual que los vinos franceses, los georgianos se denominan según la región, el pueblo o distrito de procedencia y están elaborados mayormente con dos o más variedades. Por todo el país es fácil encontrar vinos secos, dulces, semi-secos, semi-dulces, espumosos o fortificados.

Pero lo que más me llamó la atención es la Chacha, un licor que podría definirse como un ritual costumbrista. Es un licor tradicional popularmente llamado vodka de vino, vodka de uva o vodka georgiano y está hecho del destilado de los residuos de la uva u otras frutas como higos, mandarinas, naranjas o moras. Este brebaje de 40 grados te acompañará por todo el país, pues vayas donde vayas te reciben con él. Lo usan para dar la bienvenida, por la mañana, tarde o noche, para celebraciones, fiestas y despedidas, los jóvenes para hacer chupitos, la gente más mayor para reunirse alrededor de un buen queso salado georgiano... El ardor que te recorre el cuerpo al primer sorbo se convierte más tarde en una amalgama aromática muy curiosa y agradable una vez acompañado con queso, sopa, carne o un buen Khachapuri.

47 EF580 VINOS Y LIBROS vinoSupra Saperavi 2015
Aún es difícil encontrar vinos georgianos en España, pero algunas tiendas especializadas o restaurantes georgianos los ofrecen. Este vino tinto seco es un ejemplo de la complejidad de estos vinos. Fuertemente aromático y tánico, con sabores a mora, higos, mermelada de cereza y otros frutos rojos, una vez en boca se vuelve ancho y largo con un postgusto a melocotones deshidratados y pasas. Perfecto para combinar cualquier ensalada, carne ahumada o plato típico georgiano especiado.

Valorar este artículo
(1 Votar)
Pep Bransuela

Farmacéutico y enólogo

Lo último de Pep Bransuela

Artículos relacionados