Publicidad

banner-profaes

Publicidad

banner-ontex-mascarillas

Editorial

Todo era mucho más sencillo cuando era el brujo de la tribu quien acumulaba en exclusiva el conocimiento de lo que sucedía en los cuerpos y las almas de sus feligreses, y el único que sabía cómo remediarlo. Lo malo es que era muy poco lo que realmente sabía. Desde ese pasado tan lejano, el aumento del conocimiento acumulado por la sociedad ha sido exponencial, lo que ha comportado un incremento de la complejidad de su gestión. Esta dificultad ha hecho necesario otorgar responsabilidades a las diferentes profesiones con la intención de que ese conocimiento revierta en la propia sociedad de la manera más eficaz y segura posible.

Si uno se empeña –pero mucho– puede encontrar personas que no están ocupadas y mucho menos preocupadas por vender nada, ni a ellos mismos, ni lo que hacen, ni lo que tienen. Simplemente son, hacen o tienen. No son normales, desde el punto de vista matemático del concepto.

O soy muy viejo ya, o el tiempo se ha acelerado sin que me haya dado cuenta. Me acuerdo perfectamente de los conflictos generados por el servicio a domicilio que algunas farmacias ofrecían, y de las denuncias que ese servicio generaba. También me acuerdo de las posiciones encontradas respecto al cobro mediante tarjeta de crédito.

La sociedad desarrollada en la que vivimos nos proporciona multitud de productos y servicios que nos hacen la vida más cómoda. Muchos más de los que les ofrecía a nuestros padres. Incluso más de los que, hace apenas una década, nos ofrecía a nosotros mismos.

De un tiempo a esta parte –cuando era niño no sucedía– observo una costumbre nueva. En según qué portales alguien, es de suponer algún vecino harto o la persona que se encarga de la escalera, coloca botellas de plástico llenas de agua adosadas a la parte baja de la pared.

La noche puede ser muy larga y negra, pero siempre acaba saliendo el sol. Sin estridencias, el alba se asoma por el horizonte para anunciar que un nuevo día se acerca. No se trata nunca de un gran acontecimiento, tan sólo es un pequeño síntoma de que algo puede cambiar, tan sólo un matiz en el negro absoluto.

La farmacia española está de moda. Sus representantes ocupan los puestos más importantes a nivel mundial. Una ex presidenta y el actual (recientemente renovado) presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ostentan las presidencias de la FIP y de la PGEU, respectivamente. En principio es una buena noticia, evidentemente lo es para ellos. En ambos casos se trata de dos farmacéuticos que han dedicado y dedican muchos esfuerzos para la mejora de la profesión, y debería ser también una buena noticia para la farmacia española en general porque la voz de los que defienden un determinado modelo de farmacia es la que sonará en la cima de las organizaciones corporativas europeas y mundiales.

La estrategia preponderante del sector en estos años se ha basado en reforzar el papel sanitario de la red de farmacias para justificar precisamente la bondad de esa red regulada y para, al fin y al cabo, poder mantener una regulación que, en cualquier caso, es más coherente con la realidad de una red sanitaria que con la de una red comercial especializada.

Demasiado a menudo confundimos simplicidad con simplificación. La simplicidad es necesaria para clarificar los conceptos, para hacer entendibles las ideas. La simplificación, en cambio, es sinónimo de vagancia, de superficialidad, cuando no de tergiversación.

Aunque exista una evidencia clara y una tendencia universal definida, sigue siendo habitual que nos fijemos más en el árbol del primer plano que en el bosque del fondo. Seguramente no deberíamos flagelarnos por esta costumbre, muy extendida por otra parte, puesto que los árboles son mucho más cercanos que los bosques que, además, nos pueden abrumar y en los que es fácil perderse.

El número siete es un número mítico, al menos eso dicen los que saben de numerología. La edición de este año es la número siete de las ediciones que se celebran organizadas conjuntamente por los colegios de farmacéuticos de Madrid y de Barcelona. No sabemos si va a ser mágica, pero de lo que estamos seguros es de que va a ser el encuentro anual más importante del sector de las oficinas de farmacia en España.

La noticia ha saltado a las páginas de la prensa profesional, y también, como las que son interesantes para los políticos de turno, a las pantallas de los televisores y a las de los teléfonos móviles.

Existen muchos enigmas que no se resuelven si antes no se puede determinar el orden de aparición del huevo y de la gallina. La lentitud en la implantación de los servicios profesionales en la oficina de farmacia, más allá de diversas experiencias circunscritas a pruebas piloto, es uno de los enigmas que el sector de las oficinas de farmacia se plantea en la actualidad. Su resolución, una vez más, requerirá determinar cuál de los dos está primero en la fila.

Cuando Abraham Maslow construyó su famosa pirámide para describir su teoría sobre la motivación humana no pensó en las farmacias. Seguro. Sin embargo, como luego sucedió en el ámbito empresarial del marketing o de la publicidad, puede ser una construcción útil para describir la jerarquía de las necesidades del sector de las farmacias y los motores que lo mueven o los frenos que impiden que se mueva.

Una cadena de farmacias del Reino Unido acaba de anunciar el cierre de casi doscientos de sus establecimientos (más del 10%) por los cambios que se han producido en las condiciones del contrato que mantenía con el NHS. La noticia es ésa, pero lo que realmente debe importarnos es la lectura de ella que, desde aquí, se puede hacer.

Página 3 de 11

En el último número de la revista...

¿Qué misterios esconden este par de series de cifras? Seguro que muchos de vosotros, queridos lectores, lo habréis adivinado. La primera es el precio medio de la receta financia ...

«Había ganas de votar y, sobre todo, ganas de que en el Colegio se produjera un relevo con la entrada de un nuevo equipo». Así explica Paula Payá la alta par ...

Jaime Acosta Gómez se licenció en Farmacia por la Universidad Complutense en 1998. Una de sus primeras decisiones al acabar la licenciatura ya fijó su carácter profesiona ...

Actualmente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el deterioro articular es una de las diez enfermedades más discapacitantes a escala mundial y el tercer problema de ...

Según describe el profesor José María Pajares en su magnífico artículo «La historia de la úlcera péptica: ¿hemos llegado al final?» ...

Desde tiempos inmemoriales, las uñas han sido un elemento ornamental clave en el embellecimiento personal. Tanto es así que cuentan que la mismísima Cleopatra tenía reser ...

Tras el parto comienza una nueva etapa en la que la mujer se recuperará de los cambios fisiológicos ocurridos durante el embarazo y, además, deberá adaptarse a la nueva v ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Bullas es una denominación de origen cuya zona de producción se encuentra situada en el noroeste de la provincia de Murcia. La componen terrenos ubicados en los municipios de Bullas, C ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

No, no es mi intención elucubrar acerca de las propiedades de las diferentes formas de inmunizarnos frente a la dichosa COVID-19. Cuando aparezca el artículo quizá ya estemos va ...

El hombre del saco es la representación del miedo en la infancia. «No te vayas con extraños, no hables con desconocidos, cuidado, cuidado...» Existe. Embaucadores de ni&nti ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.