Ya viene el sol

Mi calle

La calle en la que trabajo huele a aceitunas gordales. Ése es el aroma que me recibe cuando llego apresurado, y el que me despide al retomar el camino de regreso. Doblo la esquina y veo a Domingo abrir su quiosco, para vender los primeros cupones a los más impacientes. Domingo es el hijo del farmacéutico que regentaba la oficina de la plaza contigua. Un desgraciado atropello lo incapacitó, y hoy intenta dar la suerte a los vecinos. Cupones, bonolotos... La esperanza impresa para la gente del barrio: para los abuelos que desean arreglar la vida de su familia, para los parados que sueñan con abandonar las colas del INEM, para los que tienen pero nunca les parece bastante...

Junto a Domingo, el reparador de máquinas de coser espera paciente a una clienta que ya no existe, porque quién cose ya en estos tiempos apresurados, de obsolescencia programada incluso para los tejidos que fabrican niños hacinados allá donde nace el sol.

La calle en la que trabajo huele a aromas antiguos, a plantas medicinales que aguardan compradores en la cesta de la motocicleta del recolector, a tomates robados en las huertas de las afueras... Mi calle huele al cuero que venden africanos que un día cruzaron el mar buscando un futuro que, como máquina de coser defectuosa, nunca termina de aparecer. Y también huele a plantas, a fruta fresca, a chicharrones de Cádiz y a churros que hacen sucumbir a diabéticos ayunos de voluntad.

La calle que me alimenta es una daga que atraviesa las heridas abiertas de la ciudad, que comunica en apenas unos metros a los habitantes que no quieren saber nada con otros que nada son. La calle recibe esperanzada el sol de la mañana desde el oriente de los pobres, bienaventurados ellos que heredarán la tierra, y triste lo despide al atardecer por el occidente de los ricos, esos que jamás atravesarán el ojo de una aguja, con camello o sin él. Y más tarde llega la soledad de la noche, y aquellos que no tienen dónde caerse vivos aparecen para ocupar sus bancos y soportales en los que protegerse del mundo.

Allí conviven un antiguo director de hotel y un yonqui superviviente de los ochenta, un maestro de escuela jubilado y una prostituta en decadencia. Mi calle es un zoco, un gran almacén al aire libre, en el que puedes rejuvenecer unos zapatos viejos, cortarte el pelo, echar una cana al aire, comprar ropa, venderla, comprar fruta, venderla, llamar a la policía, correr cuando viene, comprar carteras, limpiar las de los otros, jugar, beber, fumar, dejar de fumar, rezarle a varios dioses, vestirte, desnudarte, comprar oro, venderlo, o perder las muelas, con anestesia o a trompazos.

Mi calle es la ciudad que vive y que ignoran sus cronistas oficiales, especialistas en rasgarse las vestiduras por lo que se fue cuando nunca se ha ido, porque permanece entre los humildes. Mi calle es la ciudad que resiste, la que destruyen y reaparece por ensalmo en otro lugar.

Por eso, cuando me jubile, mi única aspiración será que me hagan un hueco en alguno de sus bancos para seguir contemplando el mundo. Y así hasta el día en el que ya no pueda volver a oler sus aceitunas gordales, y me marche a aquel lugar del que no se vuelve, donde las máquinas de coser aún tienen quien las cuide.

Valorar este artículo
(4 votos)
Manuel Machuca González

https://manuelmachuca.me

Lo último de Manuel Machuca González

Más en esta categoría: « Mañana no, hoy

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Los datos son claros. Después de sufrir el descalabro del trienio fatídico 2011/2013, la facturación del mercado farmacéutico de medicamentos de prescripción ha to ...

Aunque siempre he estado vinculada a la formación farmacéutica, desde mis primeros años como profesional esta actividad ha estado ligada por uno u otro motivo a la formaci&oacut ...

Hace un par de días que los niños del barrio van acarreando maderas viejas. Esta mañana, tres niños que apenas habían cumplido los diez años transportaban c ...

Sección coordinada por: Jaime Acosta. Miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (International Pharmaceutical Federation). @jaimeacosta_

...

Cuidados del bebé

Sandra García Jiménez,
Profesión

La llegada de un bebé supone un cambio importante en la vida de la familia. Cada bebé es único y tiene su personalidad propia y sus peculiaridades, tanto en ritmos de sueñ ...

Productos para personas con problemas digestivos

Ignacio Calleja, Itziar Goyenechea, Martina Irigoyen, Aitziber Saiz, Marta Sanz,
Cursos

Los problemas digestivos afectan a personas de todas las edades, y la mayor parte de ellos tienen una corta duración y pueden tratarse fácilmente. Muchos de estos trastornos, adem&aacu ...

Complementos alimenticios en el paciente oncológico

Amaya de Basagoiti Gorordo, Idoia Bilbao Meseguer,
Cursos

Introducción
La desnutrición es un problema común entre las personas diagnosticadas de cáncer y ha sido reconocida como un componente importante en su pronóst ...

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud mental como «un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensio ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio. ...

En Japón, la fruta se considera un artículo de lujo. El melón Yubari, la mandarina Deko-pon, las sandías Densuke (las que tienen forma de cubo), los mangos Taiyo, las man ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

La calle en la que trabajo huele a aceitunas gordales. Ése es el aroma que me recibe cuando llego apresurado, y el que me despide al retomar el camino de regreso. Doblo la esquina y veo a Dom ...

Todos esos ganadores de la lotería celebrándolo, eufóricos ante la tele con declaraciones delatoras: los jóvenes quieren despedirse del trabajo con un corte de manga y da ...

 

Lo más leído este mes

¿Acertarán las encuestas?


Diario de un Erasmus

Ya les conté en nuestra última cita que estamos de aniversario; 30 añazos ni más ni menos. Como en…
Visto 3414 veces

¿Qué esconden las subastas?


Con firma

¿Qué esconden las subastas? ¿Tienen realmente como objetivo el ahorro, mejorar la adherencia a los tratamientos y buscar a…
Visto 3151 veces

La marca farmacia, la marca farmacéutico


La fórmula del éxito

Valor de la marca= Activo de la marca – Pasivo de la marca ¿En qué se parecen un bombero…
Visto 3110 veces

La fórmula de Victor Küppers


La fórmula del éxito

Fórmula del éxito: (C + H) × A La fórmula para ser un vendedor de éxito, según Victor Küppers,…
Visto 3088 veces

Productos para personas con problemas articulares


Cursos

Hasta hace poco tiempo, el tratamiento de la patología osteomuscular se reducía a aliviar el dolor, pero en la…
Visto 2330 veces

La formación de los empleados: ¿gasto o inversión?


Gestión para novatos

Antes de empezar a leer este artículo te sugiero reflexionar sobre la siguiente pregunta: ¿Por qué los clientes van…
Visto 2231 veces

¿Por qué tocamos los productos antes de comprarlos?


CANAL EF

Si ver es creer, tocar es confirmar y decidir. Nuestras manos son el enlace que conecta el mundo con…
Visto 2189 veces

El dolor y la salud articular


Profesión

El papel del farmacéutico en la farmacia comunitaria ha evolucionado con rapidez en los últimos años, y ha pasado…
Visto 2032 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.