Publicidad

Publicidad

banner-vilardell-nov


Ya viene el sol

Héroes en el silencio

Recientemente, visité México por primera vez en mi vida. Había estado de paso por el aeropuerto, para ir a Honduras o a Guatemala, pero nunca tuve la oportunidad de estar en ese país. Fui con motivo de unas Jornadas organizadas por el Foro Iberoamericano Ciudadanos y Salud, que dirige Manuel Amarilla.

Pocos estamentos son tan indicativos del deterioro social que ha provocado en la Humanidad el liberalismo como el de la farmacia comunitaria en Iberoamérica, pero el caso mexicano es aún peor. En muchos países se exige que haya un farmacéutico como director técnico, aunque eso no se cumpla o sea algo administrativo. Aquí, ni eso. Con que exista un «idóneo», que tiene un nivel de bachiller a lo sumo, es más que suficiente. Se vende tabaco, refrescos y todo lo vendible. Incluso medicamentos.

La carrera de farmacia como tal se limita a muy pocas y nuevas Facultades. Los profesionales que existen son los químico-fármaco-biólogos, conocidos como QFB. Resulta curioso cómo en muchos países hermanos lo que para nosotros es el farmacéutico se denomina de esta forma, o químico farmacéutico; se forman en Facultades de Ciencias Exactas en unos sitios, junto a odontólogos, como hasta no hace mucho en algunos lugares de Brasil o cómo en un país como Chile su curricula se adapta para trabajar en la minería del norte, o hacia la industria farmacéutica o la farmacia asistencial en otras escuelas. La evidente falta de identidad es patente en América Latina. Este es un problema diferente que el español, cuya identidad científica es la que es, y las facultades se aprovechan de que se exige el título para hacer actividades asistenciales que no enseñan, pero que les producen muchos alumnos y fondos económicos. Otro gallo les cantaría a las facultades de farmacia españolas si no se tuviese que pasar por su aro para ejercer la profesión. Y otro también para los farmacéuticos asistenciales si tomásemos nuestro propio camino y los dejásemos con sus ratones, alcanos, alquenos y alquinos.

En este panorama mexicano tan inhóspito para una farmacia profesional, encontré el milagro. El milagro se llama Farmacia Vidrio, en la ciudad de Guadalajara, y el capitán de los héroes, porque así son todos y cada uno de los que allí trabajan, es Víctor Manuel Medina Romo, una de las personas más sencillas y humildes, pero a la vez extraordinarias, de las muchas que he encontrado en mi amada Iberoamérica. Cómo me acordé de Paco Martínez allí, en una farmacia en la que sólo hay medicamentos, que no pertenece a ninguna cadena, y que tiene en plantilla a tres farmacéuticos, uno dirigiendo la investigación, llamado Miguel Ángel Santos, y dos farmacéuticas cuyo nombre siento no poder citar, porque no me añadieron en el Facebook, pero que están al cargo de una consulta de seguimiento farmacoterapéutico que funciona todo el día. Y con un estudio cinematográfico para grabar entrevistas y programas de educación a pacientes, que sueñan con llevar a televisión, para poner su granito de arena en hacer mejor a su país.

Con personas como éstas y con la calidad humana que tienen, en un entorno tan hostil como el que sufren, y no sólo desde el punto de vista farmacéutico, uno no puede hacer otra cosa que creer en el ser humano. Y con personas como Víctor yo me descubro y me arrodillo en señal de respeto. Y cuando el vergonzoso panorama español me haga caer en el desaliento, recordaré su ejemplo, y no podré hacer otra cosa que levantarme y seguir mi camino. Por cierto, Víctor no es farmacéutico. Espero que a ningún españolito le hiera eso la sensibilidad.

Valorar este artículo
(4 votos)
Manuel Machuca González

https://manuelmachuca.me

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Incluso a los que nos gusta presumir de cierto inconformismo, a los que ya nos está bien pisar con tiento algún callo de vez en cuando, incluso a esos traviesos, nos ataca la añ ...

«Soy consciente de lo importante que es la investigación en mi vida docente, ya que ese enriquecimiento que me proporciona lo transmito en la clase.» Celia Sánchez Ramos em ...

A pesar de que los avances de la medicina y la ciencia han contribuido enormemente a curar las enfermedades y a defendernos de los agentes externos patógenos con nuevos y mejores medicamentos ...

La farmacia comunitaria es un terreno liderado principalmente por farmacéuticas, y además los usuarios más habituales también son mujeres. Este hecho hace que las consult ...

La nueva realidad económica y social que nos ha traído el coronavirus no deja mucho margen de acción desde el punto de vista del marketing y la gestión del retail

«¿Qué le pasa a mi bebé en las mejillas?», «¿Por qué cuando sale del baño la piel se le enciende?», «¿Es posible que yo ...

Tema 2. Nutrición en las diferentes etapas de la mujer

Pablo García Vivanco*, Ana Rodríguez Sampedro**,
Cursos

Desde el nacimiento, la mujer va pasando por diferentes etapas y situaciones fisiológicas, como el embarazo, la lactancia o la perimenopausia, en las que sus requerimientos nutricionales y en ...

Una vez dejamos atrás la campaña de la renta 2019, llega el momento de reflexionar sobre las novedades y posibles consecuencias de la inagotable voracidad informativa de nuestra Agenci ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

«Había semillas terribles en el planeta del Principito... Eran las semillas de baobabs. La tierra del planeta estaba infestada. Y de un baobab, si tomamos medidas demasiado tarde, no po ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Son tiempos extraños estos de la pandemia. Con una atención primaria a punto de reventar, de colapso, de desorganización, de falta de medios, no son pocas las voces farmac&eacut ...

Leo en la revista Hoyesarte un artículo sobre Oliver Sacks firmado por el farmacéutico Pepe González Núñez, y me quedo enganchada. Un neurólogo, di ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.