Imprimir esta página

Vinos

El coñac

El coñac es la bebida alcohólica que se elabora en la ciudad francesa de Cognac, del distrito de La Charente. Se realiza mediante la destilación del vino de las uvas blancas de las cepas cultivadas alrededor de esta ciudad.

La destilación se puso en práctica en Francia en 1639 a raíz de una sobreproducción de vinos en el distrito de La Charente y los viticultores no tenían cómo costear el transporte a Inglaterra. Observaron que el destilado del vino poseía cualidades organolépticas excepcionales y lo dedicaron de esa forma al consumo humano. En la convención de Ginebra del 1908 se delimitó la bebida coñac a esta zona de Francia.
Las variedades de uvas de esta región son la Folle Blance o Courageot, Collombard o Semillon Blanc y la Saint-Émilion. El mosto que se va a fermentar tiene que proceder de uvas blancas o de uvas tintas sin estar en contacto con la piel. El vino es muy ácido, de bajo contenido de azúcares y de grado alcohólico entre 8 y 9 grados.
El vino pasa por un proceso de doble destilación en alambiques de cobre, con el que se obtiene un aguardiente incoloro con un contenido alcohólico de aproximadamente el 70% de alcohol. El coñac sólo puede venderse al público como tal cuando ha pasado al menos dos años envejeciendo en barricas de roble, contados siempre a partir del final de la destilación. El producto final es una mezcla de 40% de alcohol.
Los diferentes tipos de coñac son VS (Very Special), cuyo aguardiente más joven tiene dos años de barrica; Réserve, cuyo aguardiente más joven tiene al menos cuatro años de añejamiento en barrica, y Napoleón, cuyo aguardiente más joven tiene al menos seis años de añejamiento.

clos corriolClos Corriol Blanc 2013
Bodegas: Joan Ametller
D.O.Q. Priorat
Precio: 9 €
Este vino blanco fermentado en depósitos de acero inoxidable está elaborado con garnacha blanca. Tiene un color amarillo pálido y brillante. En nariz presenta fuertes aromas cítricos a pomelo y naranja y toques florales. En boca tiene una entrada contundente y ácida, pero es persistente y los aromas cítricos se intensifican. Perfecto para tomar con una lubina o un rape al horno.

Valorar este artículo
(0 votos)
Pep Bransuela

Farmacéutico y enólogo

Lo último de Pep Bransuela