Imprimir esta página

Vinos

Vinos versátiles

La versatilidad de un vino a veces es muy difícil de encontrar. Entendemos esta versatilidad como la capacidad del vino para combinar y maridar con un sinfín de platos y poder ser consumido en cualquier tipo de ocasión.

Por ejemplo, en el caso de postres sabemos que es fácil caer en los tradicionales vinos dulces, cavas o espumosos, que son una buena elección, pero si queremos sorprender al comensal siempre podemos tener algún as bajo la manga usando vinos blancos, tintos o incluso destilados con toques cítricos. Hablaremos de dos variedades que tienen una gran versatilidad en la copa y que normalmente son un triunfo seguro.

Una de ellas es la gewürztraminer. Los vinos que se elaboran con esta variedad a veces nos pueden dar la sensación de que están destinados a los entrantes o para una copa de bienvenida. Esta variedad tiene un grano muy pequeño, es muy aromática y floral, y sus vinos son suaves, con una dulzura natural debida a los azúcares residuales posfermentación alcohólica. Sus suaves aromas a lichi y a flores marchitas dulzonas combinan perfectamente con todo tipo de tartas de chocolate, Tatins de fruta, cremas pasteleras, nata, tartas de limón, frutos secos, arroces, ensaladas y aperitivos. En definitiva, esta variedad es la dama de la versatilidad.

Otra variedad muy versátil es la garnacha tinta. Esta especie de aromas frutales y muy suaves consiguen unos vinos tintos aterciopelados con gran color y una aromaticidad extraordinaria. Las frutas rojas como moras, fresas o cerezas, y sus terciarios, cuando la envejecemos, a vainilla, canela y otros aromas cálidos, hacen que combine con guisos de carne, pescados al horno, aperitivos y platos principales, y que también sea una delicia para combinar con el chocolate y otros postres con frutas variadas. Es otro buen ejemplo de la versatilidad en el vino.

46 EF589 VINOS Y LIBROS vinoLa nit de les Garnatxes, Argila
Celler Capçanes
D.O. Montsant
Precio: 11,50 €
Elaborado al 100% con garnacha tinta, este vino envejecido en barricas de roble francés con un suave filtrado y de fuerte color intenso a picotas, es intenso y afrutado. En boca aparecen mermeladas de frambuesa, cereza y fresa con un ligero toque avainillado, a sotobosque y a humedad controlada. En boca es amplio y suave, largo y estructurado, con una intensidad grande y agradable. Resulta perfecto para cualquier entrante con embutidos grasos, foie, ensaladas, guisos de ave y de carne roja, pescados al horno o en cazuela y postres de chocolate. La versatilidad hecha vino.

Valorar este artículo
(1 Votar)
Pep Bransuela

Farmacéutico y enólogo

Lo último de Pep Bransuela