Publicidad

banner-bephantol

Publicidad

banner-ontex-mascarillas


Tribuna empresarial

Variaciones lucrativas y farmacia

  • 14 Octubre 2013
  • Juan Antonio Sánchez

Siempre que los profesionales de la fiscalidad utilizamos el término «lucrativo», nos encontramos con la dificultad de que nuestros clientes comprendan qué significa exactamente.
Comencemos situando la definición tributaria de este tipo de operaciones. Se consideran «variaciones lucrativas» las «transmisiones de titularidad o propiedad que se realizan sin contraprestación». Pueden ser «ínter vivos», lo que sería una donación, o «mortis causa», tratándose entonces de una herencia o legado.

El término «lucrativo» asociado a su significado como adjetivo en nuestro diccionario se refiere a algo «que produce utilidad o ganancia». La Real Academia ofrece dos acepciones del término más relacionadas con nuestro ámbito jurídico-fiscal:
• Título lucrativo: «El que proviene de un acto de liberalidad, como la donación o el legado, sin conmutación recíproca».
• Causa lucrativa: «La que se origina en la liberalidad, por oposición a la conmutativa u onerosa».

Con estas interpretaciones, convergemos al punto fuerte del concepto: «sin contraprestación».
Una vez contextualizada la terminología, entramos de lleno en su aplicación en la oficina de farmacia. La principal causa de variaciones lucrativas en nuestro sector profesional la constituyen las «donaciones totales o parciales» de farmacia, o las herencias.
Al existir una vertiente sucesoria muy habitual en esta profesión, se origina en numerosas ocasiones una continuidad por parte del descendiente de la empresa familiar, en nuestro caso la oficina de farmacia.
Afinando aún más, nos detendremos en este tipo de operaciones realizadas «ínter vivos»: es decir, que mientras el titular está ejerciendo su actividad empresarial «decide» transmitir sin contraprestación alguna («donar») la totalidad o una parte de la farmacia.
Analicemos en primer lugar las donaciones «totales» de farmacia. Este tipo de transmisiones se han visto muy favorecidas desde finales de la década de 1990. En esas fechas, se introdujeron una serie de beneficios fiscales relacionados con la transmisión de la empresa familiar (en nuestro caso, la oficina de farmacia).
Principalmente, y en nuestro caso, afecta a la donación de la oficina de farmacia cuando el donante (es decir el «transmitente») y el donatario («adquirente») cumplen unos requisitos. En el donante, «que tenga 65 años o más, o esté en situación de incapacidad permanente en grado de absoluta o gran invalidez y que, si venía ejerciendo las funciones de dirección, deje de ejercerlas y de percibir remuneración por ello desde el momento de la transmisión». En el donatario, «que mantenga la adquisición y la exención en el Impuesto sobre el Patrimonio durante los 10 años siguientes a la fecha de la escritura pública de donación (en Cataluña, este periodo es de 5 años) o, en su defecto, desde el momento en que el documento privado en que se instrumente la donación surta efectos frente a terceros.
El punto de partida del conflicto se inicia cuando exponemos que, en esta transmisión, hay dos hechos imponibles con dos impuestos diferentes:
1. El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones para el donatario o adquirente.
2. El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para el donante o «transmitente».

Habitualmente, los contribuyentes farmacéuticos identifican tan solo la primera contingencia fiscal, ignorando la segunda.
Cierto es que la primera obligación tributaria queda prácticamente eliminada para el donatario, al menos si se producen los requisitos anteriormente mencionados.
La segunda atiende a lo que la legislación fiscal denomina una «alteración en la composición del patrimonio del donante». En este segundo caso y en determinados supuestos, a pesar de haberse producido una variación en la composición y en el valor del patrimonio del contribuyente, la Ley del IRPF estima en su Artículo 33.3 que no existe ganancia o pérdida patrimonial: específicamente la normativa se aplica en «Transmisiones lucrativas ínter vivos (donaciones) de empresas (farmacias en nuestro caso). Este supuesto se refiere a las donaciones en favor del cónyuge, descendientes o adoptados, de empresas individuales o de participaciones en entidades del donante a las que sea de aplicación la exención regulada en el Apartado 8 del Artículo 4 de la Ley 19/1991, del Impuesto sobre el Patrimonio, y la reducción del 95% contemplada en el Apartado 6 del Artículo 20 de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Tratándose de elementos patrimoniales que se afecten por el contribuyente a la actividad económica con posterioridad a su adquisición, deberán haber estado afectos ininterrumpidamente durante, al menos, los 5 años anteriores a la fecha de la transmisión. En estas adquisiciones, el donatario se subrogará en la posición del donante respecto de los valores y fechas de adquisición de dichos bienes (Artículo 36, Ley del IRPF)».
Llega ahora el momento de tratar las «donaciones parciales» de farmacia que no puedan acogerse a los beneficios fiscales de la transmisión de la empresa familiar. En estas situaciones, no podemos olvidar «el gato encerrado» que supone la tributación por IRPF, normalmente en la base del ahorro. En numerosas comunidades autónomas existen diferentes bonificaciones y reducciones a las donaciones (para el donatario), pero... no existen esas prebendas en el IRPF correspondiente (para el donante).
Recomendamos chequear la figura de las variaciones lucrativas en la farmacia, ya que para las autoridades fiscales en el mundo empresarial «regalar» es «donar», y por lo tanto tributar.

Valorar este artículo
(0 votos)

Juan Antonio Sánchez

Economista y asesor fiscal. Socio coordinador de Aspime

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

«Las palabras nos acompañan, nos emocionan, nos enfurecen, nos alegran, nos llenan hasta que descubrimos que están vacías, entonces se convierten en un ruido monóto ...

Soy optimista por elección personal. Estoy convencida de que nuestro camino por la vida es una gran aventura que merece la pena protagonizar con ...

El ojo seco, las úlceras, la blefaritis, el orzuelo o la conjuntivitis son algunas de las patologías oftálmicas que se atienden con más frecuencia en la oficina de farmac ...

Eduardo Senante
Farmacéutico comunitario.
Farmacia Senante. Zaragoza (https://farmaciasenante.com/)

Vivimos en un ...

El cáñamo o marihuana, en latín Cannabis sativa, es una planta herbácea anual dioica hirsuta que puede alcanzar hasta los 3 m de altura. Los tricomas (pelos glandulares) ...

El embarazo constituye una etapa más en la vida de la mujer, durante la cual se producen cambios fisiológicos, hormonales y estructurales que pueden provocar síntomas o ser la b ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La D.O. Ribeiro es una de las cinco denominaciones de origen existentes en Galicia. Se ubica en el borde noroccidental de la provincia de Ourense y en las confluencias de los valles formados por los ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Cuenta Ovidio en Las metamorfosis que Apolo se burló de Eros por su costumbre de jugar con el arco y las flechas. Resentido, Eros tomó una con punta de diamante que incitaba a ...

No hay que poner grandes nombres a lo que hacemos. Si lo que hacemos está bien hecho, su designación se ennoblece por sí misma y su permanencia queda asegurada. Con el nombre de ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.