Publicidad

banner-lainco


Tribuna empresarial

La póliza de crédito bancaria entra de lleno en la farmacia

  • 19 Diciembre 2011
  • Xavier Besalduch
Sin duda, hay oficinas de farmacia que desde hace años utilizan la póliza de crédito bancaria como un instrumento más de sus finanzas, pero la realidad de hoy es que podemos considerarla como una necesidad para todo el colectivo.

Circunstancias como la caída de las ventas de parafarmacia, las reiteradas bajadas de los precios de los medicamentos, los ya conocidos «decretos» y, quizás el factor sorpresa que más peso tiene en este déficit de tesorería, el retraso del periodo de cobro del seguro, hace que la caja de la oficina de farmacia se vea mermada hasta límites que podrían generar un «parón» en la operativa diaria; y es que los vencimientos de las obligaciones contraídas con terceros siguen cayendo, sean las nóminas de los trabajadores, las facturas de los proveedores y las cuotas de los préstamos bancarios por las inversiones que se han realizado.

Llegado este punto crítico de falta de tesorería o en el transcurso de este tiempo, posiblemente el titular de la oficina de farmacia ya habrá tomado ciertas «medidas de choque», algunas de ellas inmediatas, como puede ser la ampliación del periodo de pago con su principal proveedor, la reducción dentro de las posibilidades del personal asalariado y el recorte de ciertos gastos superfluos en la cuenta de resultados de la oficina de farmacia. Otras medidas adoptadas, como el control de compras y la optimización del stock, verán su fruto a medio plazo. Un stock «ocioso», motivado por unas compras incontroladas o por una falta de seguimiento del mismo, repercute directamente en la liquidez de la oficina de farmacia.

Es, por tanto, la póliza de crédito el instrumento financiero adecuado para cubrir las necesidades de liquidez a corto plazo. La entidad financiera, caja o banco, concede a la oficina de farmacia el derecho a endeudarse hasta una determinada cantidad durante un periodo prefijado. Se utiliza para financiar parte del ciclo de explotación de la oficina de farmacia conocido como circulante y, como se ha apuntado con anterioridad, aunque una parte es financiada por los proveedores cuando conceden la posibilidad de aplazar el pago de sus compras, el resto de los gastos a corto plazo se puede financiar mediante la póliza de crédito.

El titular podrá disponer hasta el límite fijado, liquidando los intereses solo por las cantidades dispuestas de dinero, no por la totalidad del crédito puesto a disposición. Cabe apuntar también que en estos últimos años las entidades bancarias han introducido una «penalización» por la no disposición del crédito, una comisión por el hecho de no utilizarla. El vencimiento de la póliza de crédito suele ser de un año, aunque cabe la posibilidad de prorrogar estos vencimientos de manera tácita a más años, es decir, que se vaya renovando sin la necesidad de formalizar de nuevo el crédito ante notario, con los gastos que esto supone.

Por todo ello, la póliza de crédito se considera el producto de financiación del circulante más flexible, siempre que se utilice adecuadamente, y esta sea para cubrir las necesidades puntuales de tesorería provocadas por los desfases entre los cobros y los pagos.

Valorar este artículo
(0 votos)

Xavier Besalduch

Asesor Fiscal y socio de ASPIME

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Los cajones olvidados, como la memoria, van acumulando polvo. La memoria va superponiendo estratos, uno encima de otro. Pero incluso los más antiguos siguen allí. A veces por olvido, y ...

«Toda noche, por larga y sombría que parezca, tiene su amanecer»
Macbeth

...

Margarita López-Acosta piensa que se debe seguir trabajando para lograr que exista «un balance de género real que permita que cualquier persona, sea hombre o mujer, pueda desarro ...

Ana Teresa Jódar Pereña se licenció en Farmacia por la Universidad de Salamanca y en la Isabel I de Burgos en Nutrición. Posee un máster en atención farmac& ...

Las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis) constituyen, después de las respiratorias, el segundo grupo en importancia de infecciones extrahospitalarias, y son una ...

¿Has oído hablar alguna vez de la relación entre el cerebro y el intestino? Existe un vínculo entre ambos: la microbiota o flora intestinal1. La microbiota se ...

Nuestra microbiota
La microbiota autóctona es esencial para los seres vivos. La relación que mantenemos con ella es habitual ...

En la serie de tres artículos que se inicia con el presente repasaremos numerosos aspectos relacionados con el volumen de existencias obrantes e ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La versatilidad de un vino a veces es muy difícil de encontrar. Entendemos esta versatilidad como la capacidad del vino para combinar y maridar con un sinfín de platos y poder ser cons ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Durante siglos, pensadores y políticos buscaron principios firmes y sólidos: la historia como una roca, el hombre como una esfera que se llenaba de contenidos que transmitía de ...

Cuando comienza a escribir estas líneas, el farmacéutico no sabe muy bien qué es lo que quiere contar. No es titular de una farmacia, no trabaja en un hospital ni en una f&aacut ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.