Tertulia de rebotica

Tertulia de rebotica

Artículos de opinión del farmacéutico y escritor Raúl Guerra Garrido

Estamos en tiempo de elecciones... y ¿cuándo no? De las europeas a las municipales, pasando por las de la asociación de aduaneros sin fronteras, apenas si queda tiempo para los partidos del miércoles.

Hablar de dinero denota, además de mal gusto, creer que con trampas viejas se cazan zorros jóvenes. Antes se sabía que un millón de pesetas pesaba un kilo, ahora nadie se ha molestado en pesar un millón de euros porque el dinero no pesa, pasa.

«Siglo XX cambalache, problemático y febril, el que no llora no mama y el que no afana es un gil». Vieja y vigente letra de tango, ni un día sin su afán. Mañana cumplo años y la calle arde de afanosos, este de la tez morena me ofrece una papelina, no compra oro, vende sus servicios de vidente.

El Ayuntamiento de Medina de Rioseco, la ciudad de los almirantes de Castilla, ha puesto mi nombre a una de sus calles y esta generosa concesión me anonada. El almirantazgo, el canal, la salida al mar, siempre la mar, y la metáfora naval de Unamuno a sus cuatro iglesias catedralíceas de Santiago, San Francisco, Santa Cruz y Santa María de Mediavilla, cuatro navíos de páramo: «Hunden tus naves su vuelo en mar seco, tu terruño».

El cóndor es un ave extraordinaria en más de un sentido, ninguna vuela más alto por encima de los Andes ni alcanza su envergadura, más de tres metros con las alas abiertas, y su majestuosa presencia se asocia a la libertad, de ahí que figure en todos los escudos de los países andinos. De sus múltiples leyendas me impresiona la de su última dignidad: cuando se siente acabar vuela por encima de las cumbres, cierra las alas, las pega a su cuerpo y se deja caer a plomo sobre el cantil más abrupto.

Pocas veces en la vida, y mucho menos en tiempos de vacas flacas, le coinciden a uno dos circunstancias agradables al mismo tiempo. En la misma fecha, mientras discurre esta tertulia, se reeditan dos de mis narraciones que más quiero. Lo de «más quiero» es un decir retórico, como la pregunta de «¿a quién quieres más, a papá o a mamá?». La novela corta, Dulce objeto de amor (Ed. Reino de Cordelia, Madrid), y el relato, las cuatros versiones del mismo relato, Con tortura (Ed. Tabula rasa, San Sebastián). Y más agradables me resultan aún porque se editan en papel, en ediciones muy cuidadas, y para uno el libro es su más (de sus más) dulce objeto de amor. De acuerdo, puro fetichismo, y de eso va la novela corta, pura exaltación del tacto, el menos cándido, el más realista y, sin embargo, el más imaginativo de los sentidos.

El horizonte se difumina en un continuo de nubes y el viento pronostica galerna, un paisaje que nos desmaya el ánimo en melancolías varias. Los amigos son para estas ocasiones, dicen, y por otros decires me pierdo. De jóvenes creíamos que una amistad, la que nos unía a los amigos del alma, nunca podría marchitarse.

Desde el momento de nacer hacemos cosas que hacemos por primera vez, o nos pasan por primera vez, lo cual no quiere decir que las recordemos ni mucho menos las consideremos inicio de un proceso significativo. No recuerdo las primeras palabras que aprendí a leer, quizá las de ese perenne letrero en el ascensor de casa: «No funciona». Otras primeras cosas sí son inolvidables, sobre todo cuando eran peligrosas, prohibidas y no digamos pecaminosas. Pedro, un tertuliano, me envía sus dudas sobre la primera vez en que fue consciente de que se le pasaba la vida, y en su lúcida enunciación mucho me temo que (casi) todos coincidimos.

La revista ya está en el aire y esto de ser internauta del ciberespacio es lo más aerostático que me ha ocurrido en la vida después de montar en globo y de haber colaborado en la fundación de un buen puñado de revistas literarias de papel. Es una revista de estilo de vida, mensual y gratuita, para tablets y toda suerte de artilugios electrónicos con pantalla. Y con ganas de revolucionar el artilugio con una creatividad que ni siquiera se olvida del relato escrito. Su filacteria recuerda al lema de La Codorniz: «Cultura popular para mayorías selectas». Sus uves dobles: www.revistadon.com

Todos somos certeros profetas en alguna ocasión o circunstancia de la vida porque hasta los relojes parados aciertan la hora dos veces al día. El profeta no es un futurólogo algorítmico/estocástico, sino alguien que conoce el corazón de los hombres; si también conociera el de las mujeres sería un pequeño dios, en mi caso la referencia es la del reloj parado y la profecía cumplida la adelantada en El herbario de Gutenberg, la de la sustitución en la novela del farmacéutico por los productos farmacéuticos.

La presencia de un rey godo en el título de una novela le concede a ésta la plusvalía de una incertidumbre que siempre es virtud en una trama con misterio. Algo o mucho se comentó en su día la procedencia de tal nominación, tomando como cultista la procedente de cita de un libro de historia del bachillerato de entonces: «Oscuro y tormentoso se presentaba el reinado de Witiza.»

Es el espacio de tiempo, un minuto, que en baloncesto se solicita para recuperar el aliento y charlar del partido. Pasada tertulia de verano con José Fernández de la Sota a propósito de su recién salido Tiempo muerto, un libro de historias de escritores un poco raros sorprendidos en momentos no siempre decisivos de sus vidas, pero todos a punto de escribir el último capítulo de sus biografías (Jacques Rigaut con su Agencia General del Suicidio, ahí queda eso).

Página 5 de 10

En el último número de la revista...

Las marcas empezaron siendo una herramienta que usaban los fabricantes para diferenciar sus productos de los de otros fabricantes. Nadie pensó q ...

 

Lo más leído este mes

¿Qué son los medicamentos «switch»? Paso de una prescripción médica a un OTC


Profesión

En España, la legislación actual no permite la dispensación de medicamentos de prescripción médica sin receta1, aunque hay algunos…
Visto 4911 veces

El oído en la farmacia: sonido de fondo y sonidos de productos


CANAL EF

Si has leído los artículos anteriores –si no lo has hecho, te lo recomendamos–, es probable que ya hayas…
Visto 4177 veces

Canadá: papel del farmacéutico en la crisis de los opiáceos


La farmacia en el mundo

Sección coordinada por: Jaime Acosta. Miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (International…
Visto 3918 veces

La asociación FarmaCiencia promueve una campaña informativa sobre los riesgos de la homeopatía


Crónicas

El próximo día 25 de septiembre, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Farmacéutico, las farmacias de la…
Visto 2855 veces

Actualización sobre tratamientos de indicación farmacéutica ante una consulta por sensación de cansancio (falta de energía)


Profesión

Fatiga, cansancio, astenia, debilidad, son palabras que a menudo se utilizan como sinónimos cuando una persona se acerca a…
Visto 2271 veces

Los «baby boomers», una oportunidad de negocio para tu farmacia


Profesión

Una generación activa, pudiente y con ganas de vivirLos «baby boomers» corresponden a una generación de personas que nacieron…
Visto 1976 veces

Tadalafilo Qualigen, el nuevo medicamento para la disfunción eréctil


Notifarma

Qualigen, laboratorio farmacéutico integrado en el Grupo NuPharm, lanza Tadalafilo 10 mg y 20 mg comprimidos recubiertos con película…
Visto 1973 veces

¿Venta cruzada en la farmacia? Incremento de valor en pacientes séniors


Profesión

Este artículo tiene como objetivo seguir concienciando al farmacéutico de la necesidad de trabajar la venta cruzada en la…
Visto 1694 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.