Tertulia de rebotica

Tertulia de rebotica

Artículos de opinión del farmacéutico y escritor Raúl Guerra Garrido

Esta tertulia es un elogio desmedido y merecido, válida contradicción, a nuestro colega y sin embargo amigo Javier Puerto Sarmiento, catedrático de Historia de la Farmacia, cuya excelencia historiográfica y novelística, otra paradoja, ahora nos abruma y alegra con una biografía tan total como para merecer la cuasi inauguración de la colección de biografías promovida por la Real Academia de la Historia, de la cual es miembro numerario.

Hay noticias que lo dejan a uno con el alma en un hilo y a punto de caérsele a los pies. En realidad no fue noticia sino información, hace unas horas y en Wikipedia, en el resumen que proporciona de mi biobibliografía dice: fallecido en Madrid, 1935.

En un tiempo de transición y en contra del pleonasmo, el tiempo es tiempo porque transita y ya poco importa si de forma lineal o curva, somos tiempo hecho carne y todas las horas hieren menos la última. Todos nos reunimos en la ciudad aprovechando el tránsito del tiempo. Ciudad de todos menos mía, residente habitual o persona afincada, o escritor adaptado, depende del medio. Ciudad de ella, de mis hijos, no de todos los nietos, la dispersión es tan caótica como móvil.

«Castrillo ya no es Matajudíos. Un pueblo burgalés de sesenta habitantes cambia oficialmente su nombre antisemita tras someter la decisión a referéndum: 29 a favor del nuevo nombre, Castrillo Mota de Judíos, y 19 a favor del viejo, Castrillo de Matajudíos.» Ésta fue, más o menos, la noticia que salió en la prensa el pasado mes de mayo, sin que se insistiese en diferenciar toponimia y etimología, dos versiones no siempre coincidentes en el significado. Si un nombre ofende a una persona, no digamos a un colectivo con una sensibilidad tan justificada como la de los judíos sefarditas, ¿por qué no cambiarlo a su significado original no ofensivo? Y realizado el cambio, ¿por qué no aclarar el equívoco?

Se cumple el ciclo anual en que celebramos tertulia con el Premio Nobel de Literatura recién concedido, este año con la bielorrusa Svetlana Alexiévich, de quien nada habíamos leído y en la que quizá sí se haya cumplido ese perverso dicho de «alguien a quien apenas conocían en su país pasa de inmediato a ser mundialmente desconocido», y en nuestro ánimo el retrogusto de un amargo sabor ya experimentado.

Una de esas magníficas exposiciones a las que nos tiene acostumbrados la Biblioteca Nacional, una espléndida antología de objetos perdidos, y junto con su título, «Caligrafía española, el arte de escribir», una reflexión sobre qué es lo que queda tras el paso de la historia: algo más que sólo geografía.

Lienzo, tafetán u otra tela que se asegura por uno de sus lados a un asta o a una driza. Las banderas dan mucha tela que cortar, pero uno no es vexilólogo, las tertulias siempre deben tomar un tono amable y recordemos que la bandera española es la lantana crocea, verbenácea de corola amarilla que luego tiende a rojizo azafranada.

«Término municipal de Linares, prohibida la mendicidad y la blasfemia.» Es un rótulo de posguerra, había más, «prohibido blasfemar sin motivo», «prohibido cantar mal y bien», «prohibido escupir en las paredes», «prohibido hacer aguas mayores y menores», prohibido era la palabra recurrente, lo de «prohibido prohibir» es de hace nada y ya del siglo pasado. El recuerdo de ahora mismo al que quiero referirme es de este verano y se refiere a la mendicidad, todos esos pobres cubriendo las esquinas de las calles céntricas de Madrid, todos recubriéndose con historias lacrimógenas, todos necesitados de una limosna más allá de la caridad, todo muy España negra, y de pronto, entre los habituales asaltantes de vagones de metro, un rayo de luz. Un joven con aspecto de estudiante y de estar bien alimentado, con ropa deportiva y una sonrisa de amanecer, va y nos dice:

Arturo Sánchez Yus, farmacéutico y palinólogo, natural de Daroca, me convenció en su día del motivo de no asistir a ningún mitin político: «Todos los oradores me convencen, digan lo que digan a uno le doy la razón y a su contrario también, ¿cómo vas a oponerte a que la gente sea honrada, tenga trabajo, trabaje menos y gane más, sea más alta, más guapa y hable inglés?» En efecto, nadie está en contra de la felicidad y lo único que a uno le chirría son los argumentos plagados de obviedades, tautologías, pleonasmos y corcos. Al menos los ingeniosos y cínicos son más divertidos.

Citar el título de una obra en marcha trae mala suerte, pero en realidad lo que trae mala suerte es ser supersticioso. Nunca había recitado el nombre propio de lo que estaba escribiendo porque estaba seguro de mis fuerzas y de que por lo tanto el título terminaría en la portada de un libro de papel exhibido en las mesas de novedades de las librerías, pero ahora he roto el hábito y con cualquier disculpa recito el título: Demolición. Estoy escribiendo una novela que no estoy seguro de terminar, de ahí el título voceado a troche y moche, un mantra contra la superstición o una coartada de cumpleaños, demasiados.

«No sé ser viejo», me dijo Ramón Carnicer, y le comprendí perfectamente. La mayoría de nosotros no sabemos ser lo que vamos siendo a lo no tan largo o larguísimo de la vida, depende de cómo nos vaya, pero pendan bayas o se alcen vallas no hay manual de instrucciones. Y el saber ser jubilado es harina del mismo costal, a costa de somatizar errores y desplantes porque lo de jubilarse más que con júbilo tiene que ver con jubileo, indulgencia plenaria no siempre solicitada.

Lo había pronosticado como irremediable hace un par de tertulias; se ha cumplido el pronóstico y supongo que a estas alturas ya todos sabéis que la amabilidad, el cariño y la proximidad (y un algo de insensatez) de los socios de la AEFLA, Asociación Española de Farmacéuticos de Letras y Artes, me han nombrado presidente de la asociación más transversal que uno pueda imaginar entre gente de las dos culturas: profesionales de las ciencias de la salud aficionados a las humanidades: los hay acuarelistas, poetas, paremiólogos, concertinos, novelistas, escultores, estafermos, cantautores, historiadores, lisandriólogos, fotógrafos en blanco y negro y el completo arcoiris que la libre expresión de un pensamiento no esclavo parpadea.

Página 3 de 10

En el último número de la revista...

xxxxxx

La sociedad desarrollada en la que vivimos nos proporciona multitud de productos y servicios que nos hacen la vida más cómoda. Muchos m&a ...

En España, la farmacia comunitaria no es una mera dispensadora de medicamentos. También presta cuidados de salud, servicios asistenciales ...

Tras 8 años en el cargo, Francisco Javier Guerrero dejó de ser presidente de la SEFAR el pasado mes de marzo, pero sigue estrechamente vi ...

Bienestar digestivo

Joaquim Braun, Alba Cuxart,
Profesión

Nuestro sistema digestivo es la vía directa de entrada de un gran número de sustancias y microorganismos, principalmente a través ...

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP por sus siglas en inglés) lo define como «una experiencia sensorial o e ...

Hablar de cáncer supone abarcar un conjunto de más de 200 enfermedades con características epidemiológicas y clínica ...

Depresión

Elena Rivas Díez, Víctor Rivas Díez, Nuria Mielgo García, Beatriz Casas Torcida, Raquel Ramos Pérez, Ramón Valdés Solís Fernández de Retana,
Cursos

La depresión se presenta como un conjunto de síntomas de predominio afectivo (tristeza patológica, apatía, desesperanza, de ...

En nuestro artículo anterior (

Eterna tesitura la que planteamos en el titular de nuestra tribuna empresarial de este mes. Podemos considerar que este abanico de posibilidades revolo ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariam ...

Cuando te invitan a visitar una bodega en compañía del propietario y elaborador es difícil negarse. Hace un par de meses, en pleno ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

A Josefa le gustaba escribir poesías para una hija que nunca las pudo escuchar. Ahora le tiembla la mano, las letras no le salen como a ella le ...

«Si quieres saber quiénes son tus amigos, haz que te metan en la cárcel». Esta frase la leí en cierta ocasión, ...

 

Lo más leído este mes

Farmacéutico de familia: un nuevo servicio de los farmacéuticos comunitarios belgas


La farmacia en el mundo

BélgicaEn este país, con unos 11,5 millones de habitantes y 4.875 farmacias comunitarias, los pacientes casi siempre tienen cerca…
Visto 14205 veces

Los farmacéuticos destacan su papel como expertos en el medicamento en la conmemoración de su día mundial


Crónicas

Los 72.500 farmacéuticos colegiados españoles celebran hoy su día mundial, conmemoración organizada por la Federación Internacional Farmacéutica (FIP). Este…
Visto 5737 veces

Estudiar una segunda carrera


El color de mi cristal

Laura Tuneu y Amaia González estudiaron Farmacia, pero ambas han decidido reorientar su carrera profesional. Laura es ahora médico…
Visto 3419 veces

Botiquín del viajero


Profesión

Llega el verano, el buen tiempo y las vacaciones. Algunas personas cambian temporalmente de residencia y otras se preparan…
Visto 2057 veces

«Los farmacéuticos tenemos que estar muy orgullosos de ser lo que somos»


CANAL EF

El pasado mes de junio Jesús Aguilar renovó su cargo al frente del Consejo General de Colegios Oficiales de…
Visto 1927 veces

Enfermedad de Parkinson


Cursos

La enfermedad de Parkinson es un proceso crónico y degenerativo neuronal progresivo del sistema nervioso central (SNC) que conlleva…
Visto 1908 veces

Nace la red de farmacias Luda para cubrir desabastecimientos y solucionar la compra online


Notifarma

El principal reto de la farmacia española es combatir a los nuevos jugadores sobre el terreno de la distribución…
Visto 1609 veces

La gestión de horarios y turnos en verano


Gestión para novatos

Cuando llega la época estival, también comienza el reparto de vacaciones y turnos del personal de la farmacia. Este…
Visto 1485 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.