Publicidad

banner-lainco


Tertulia de rebotica

Recuerdos turísticos de Escandinavia

Dos españoles sólo se ponen de acuerdo por un malentendido y quizás esto provenga de principio requieren las cosas para acordarse. Creo que no he ido de turista a parte alguna, pero sí guardo recuerdos entrañables de los países visitados y tres de esos souvenirs acuden solícitos a la tertulia para explicarme lo que en nuestra patria suele suceder y en estos días con una evidencia desoladora. Es un bucle pero no distanciamiento, sólo extrapolación con respecto a tres capitales escandinavas, Helsinki no la conozco.

Estocolmo. Principio de una ineluctable transición, en uno de esos encuentros a medias políticos y culturales, a medias clandestinos y publicitados, noche de sábado alegre para sus ciudadanos no sé si por víspera del partido de fútbol, derbi local, entre el AIK y el Djurgården, o por la boda de Eva Birgitta Bergson. Pasan unos jóvenes alegres, algo bebidos, cantando, agitando una banderola o pancarta, y uno de ellos la arroja al suelo tras de sí mientras continúan su marcha. Pocos pasos más allá, uno de los jóvenes se desprende del común abrazo y un tanto tambaleante retrocede para recoger el ya sucio trapo, doblarlo con cuidado, depositarlo en un próximo contenedor de basura y regresar a los cánticos con los suyos.

Oslo. Con motivo de habernos conocido en el congreso del Pen Club, uno de los organizadores nos invita a unas copas en el Maeevo (no confundir con el restaurante de las estrellas, es un bareto y era mucho antes) antes de ir a cenar a su casa a las siete de la tarde. Alguien le llama por teléfono y nos explica: «Es Martin disculpándose, le ha surgido un problema y se retrasará cinco o diez minutos».

Copenhague. Tras la presentación de Copenhague no existe y la visita a la gliptoteca de Carlsberg, «la mejor cerveza del mundo… probablemente». Quedamos con Solveig en que su hijo de ocho años, nuestro sobrinito danés, volverá con nosotros a San Sebastián para disfrutar de la playa y mejorar su español. El recuerdo se hace donostiarra, en la playa de Ondarreta. Las cabinas están cerradas por alguna avería y el niño se está haciendo pis; en consecuencia y con naturalidad llevo al niño hasta la orilla y entramos en el agua hasta que su nivel le cubre el ombligo. Le digo «mea» y el niño, con un gesto de espanto, me dice «en el mar no se mea». Y no lo hizo por más que insistí, se lo estaba haciendo y resistió hasta que llegamos a una cafetería próxima, su español mejoró con las consiguientes explicaciones.

Este bucle en tres, tan nimio como aleatorio y remoto, evidencia metafóricamente que algo más que las matemáticas está fallando desde nuestro jardín de infancia. Es aberrante que necesitemos provecho, miedo o equívoco para ponernos de acuerdo en algo que concierne a las partes, y quien haya asistido a una reunión de vecinos sabe de qué estoy hablando. Hoy nadie escucha a su interlocutor ni se molesta en pedir la palabra, con gritar más fuerte basta. Lo de «no a la razón de la fuerza sobre la fuerza de la razón» es una de esas frases tópicas que les encantan a los políticos cuando se dirigen a los demás, nunca a ellos mismos. Quizá me pierda esto de las extrapolaciones, pero bucle a bucle la urdimbre de la convivencia se va deshilachando. Lo explicitaba mejor un aviso en un bar de Linares cuando el gol de Zarra: «Prohibido blasfemar sin motivo».

Valorar este artículo
(1 Votar)
Raúl Guerra Garrido

Farmacéutico. Escritor. Premio Nacional de las Letras 2006. /www.guerragarrido.es/

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Los cajones olvidados, como la memoria, van acumulando polvo. La memoria va superponiendo estratos, uno encima de otro. Pero incluso los más antiguos siguen allí. A veces por olvido, y ...

«Toda noche, por larga y sombría que parezca, tiene su amanecer»
Macbeth

...

Margarita López-Acosta piensa que se debe seguir trabajando para lograr que exista «un balance de género real que permita que cualquier persona, sea hombre o mujer, pueda desarro ...

Ana Teresa Jódar Pereña se licenció en Farmacia por la Universidad de Salamanca y en la Isabel I de Burgos en Nutrición. Posee un máster en atención farmac& ...

Las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis) constituyen, después de las respiratorias, el segundo grupo en importancia de infecciones extrahospitalarias, y son una ...

¿Has oído hablar alguna vez de la relación entre el cerebro y el intestino? Existe un vínculo entre ambos: la microbiota o flora intestinal1. La microbiota se ...

Nuestra microbiota
La microbiota autóctona es esencial para los seres vivos. La relación que mantenemos con ella es habitual ...

En la serie de tres artículos que se inicia con el presente repasaremos numerosos aspectos relacionados con el volumen de existencias obrantes e ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La versatilidad de un vino a veces es muy difícil de encontrar. Entendemos esta versatilidad como la capacidad del vino para combinar y maridar con un sinfín de platos y poder ser cons ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Durante siglos, pensadores y políticos buscaron principios firmes y sólidos: la historia como una roca, el hombre como una esfera que se llenaba de contenidos que transmitía de ...

Cuando comienza a escribir estas líneas, el farmacéutico no sabe muy bien qué es lo que quiere contar. No es titular de una farmacia, no trabaja en un hospital ni en una f&aacut ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.