Publicidad

banner-lainco


Tertulia de rebotica

Fallecimiento fallido

Hay noticias que lo dejan a uno con el alma en un hilo y a punto de caérsele a los pies. En realidad no fue noticia sino información, hace unas horas y en Wikipedia, en el resumen que proporciona de mi biobibliografía dice: fallecido en Madrid, 1935.

Aprovecho esta tertulia para desmentirlo rotundamente, todavía no. Me dio la noticia un amigo y resisto con cierta impavidez mi inexistencia; de ser aprensivo o supersticioso no sé cómo me hubiese afectado el hecho de simultanear nacimiento y fallecimiento, de no ser y de ser solamente el sueño de mis padres y algún que otro editor, licántropo de luna hiena tipográfica, zombi sin currículo y autor sin descendencia. En un momento así hay que reconducir el desmedido flujo de los pensamientos negativos como Popeye recurría a las espinacas ante cualquier ataque; está claro que ocurrirá pero podemos vender cara nuestra piel, o sea, destruidos pero no vencidos. La naturaleza no es ética pero tampoco estética y por el arte se desliza nuestra revancha; la belleza de un paisaje es un fenómeno cultural y se engendra en el punto de vista del artista, luego el arte no es un remedio pero sí un consuelo, un desahogo, una pataleta, no es mucho pero no hay quien dé más. Quevedo lo formalizó mejor en una maravillosa sustantivación de los tiempos verbales: «Soy un fue, y un será, y un es cansado». Cansado es desfallecido y no fallecido, y ni ganas de hacer una frase ingeniosa para el epitafio. Vivimos tiempos difíciles –pleonasmo, todos lo han sido– pero quizá ninguno tan paradójico como el presente: resulta que nos arruinamos porque el petróleo está barato y un señor de Eibain se arruina porque le ha tocado la lotería. La red de redes ayuda lo suyo con eso de la nube, ha singularizado lo de vivir en las nubes. Pocas noticias optimistas, pero no voy a dejar que lo del fallecimiento me arruine una muy alegre que iba a plantear en la tertulia, la de que está en marcha en nuestro país de países un concurso femenino de modelos XL, o sea de gorditas y gordas. Como me dice Inés Gallastegui, se trata de acabar con el reinado de esas chicas algo o muy anoréxicas de pómulos salientes, hombros puntiagudos y nalgas rectilíneas, y dar paso a las chicas de pechos generosos, caderas rotundas, buen apetito y sentido del humor. Lo del humor es esencial y seguro que estas modelos, superando con creces la talla 42, elevarán el ánimo de las ciudadanas visitantes habituales de tallas especiales, deprimente sección ajena a la moda. «El tallaje debería reflejar la diversidad de la población», dice una guapa concursante y añade: «Yo no me considero gorda, me veo estupenda». Tiene razón y nunca más volverá a camuflarse en una sudadera de chico. De la libertad del cuerpo trata este concurso; toda libertad debe ser bienvenida y bienvenida sea la resurrección de la carne. No es cierto que los caballeros las prefieran flacas, eso es un prejuicio social que se contradice con nuestro refranero, machista pero sincero cuando dice: «En la fiesta de la carne, cuanta más carne más fiesta». En esto de kilos y belleza, la naturaleza vuelve a demostrarnos que en estética decide nuestro punto de vista, la cultura. Pues sí, estas chicas de curva y hueso también me devuelven el buen humor, que falta te hace, si estás escribiendo algo que se titulará Demolición y te informan de tu fallecimiento el crepúsculo rola a siniestro. Confío en que cuando la tertulia llegue a su destino lo de mi fallecimiento, corregido o no en Wikipedia, siga siendo un error.

Valorar este artículo
(1 Votar)
Raúl Guerra Garrido

Farmacéutico. Escritor. Premio Nacional de las Letras 2006. /www.guerragarrido.es/

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Los cajones olvidados, como la memoria, van acumulando polvo. La memoria va superponiendo estratos, uno encima de otro. Pero incluso los más antiguos siguen allí. A veces por olvido, y ...

«Toda noche, por larga y sombría que parezca, tiene su amanecer»
Macbeth

...

Margarita López-Acosta piensa que se debe seguir trabajando para lograr que exista «un balance de género real que permita que cualquier persona, sea hombre o mujer, pueda desarro ...

Ana Teresa Jódar Pereña se licenció en Farmacia por la Universidad de Salamanca y en la Isabel I de Burgos en Nutrición. Posee un máster en atención farmac& ...

Las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis) constituyen, después de las respiratorias, el segundo grupo en importancia de infecciones extrahospitalarias, y son una ...

¿Has oído hablar alguna vez de la relación entre el cerebro y el intestino? Existe un vínculo entre ambos: la microbiota o flora intestinal1. La microbiota se ...

Nuestra microbiota
La microbiota autóctona es esencial para los seres vivos. La relación que mantenemos con ella es habitual ...

En la serie de tres artículos que se inicia con el presente repasaremos numerosos aspectos relacionados con el volumen de existencias obrantes e ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La versatilidad de un vino a veces es muy difícil de encontrar. Entendemos esta versatilidad como la capacidad del vino para combinar y maridar con un sinfín de platos y poder ser cons ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Durante siglos, pensadores y políticos buscaron principios firmes y sólidos: la historia como una roca, el hombre como una esfera que se llenaba de contenidos que transmitía de ...

Cuando comienza a escribir estas líneas, el farmacéutico no sabe muy bien qué es lo que quiere contar. No es titular de una farmacia, no trabaja en un hospital ni en una f&aacut ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.