Publicidad

banner-lainco


Tertulia de rebotica

De Arbil A Eibain

El correo postal decrece en proporción inversa al crecimiento del electrónico, e incluso en Navidades, a pesar de los christmas, se hace mínimo. A pesar de lo cual aún llegan algunos «calendarios», y este año me llegó uno en particular bastante insólito: el de la Saudí Aramco World con una fascinante foto aérea de Arbil, ciudad curda, una de las más antiguas ciudades deshabitadas de la Tierra.
Arbil, según la lengua, también es Irbil y Erbil, y en anagrama Abril, y desde el aire se ofrece como un limpio corte transversal de los dos hemisferios cerebrales: larga calle con mínima plaza dividiendo en dos el tupido tejido sináptico o urbano. Hipnótica estructura cristalina y simétrica, cerebral y ciudadana, que me remite al origen del primer asentamiento humano de la tribu ya sedentaria y civil: la bastida. Pongamos Europa y siglo xiii, las bastidas, para repoblar grandes espacios deshabitados, organizan su urbanismo de plano en damero con bloques de casas rectangulares recortadas por entramados de calles perpendiculares que se focalizan hacia una plaza central, en donde está el mercado y accesoriamente el ayuntamiento y la iglesia. Castilla se realiza en Plaza Mayor, y los anglosajones efectúan el corte transversal de su Main Street. Esa foto de Arbil es espejo de tantas razones cuerdas y azarosos recuerdos, de entendimiento, sentimiento y tanto miento, de mentiras piadosas, selectivos olvidos e ingenuos éxitos que todavía nos excitan, de un tiempo que nos cuesta reconocer que hayamos vivido. ¿Qué hicimos con nuestro tiempo?, ¿por qué ahora nos deshace? Abril es el más cruel. Efecto simbiótico, óptico, de la ciudad como cerebro, de nuestra percepción del mundo en el plano del lugar en que hicimos el bachiller y robamos un primer beso. Que me remite a mi primera bastida literaria, Eibain, ese pueblo guipuzcoano y fabril que no existe (si lo sabré yo, después de haber vivido en él tantos años) en donde Julio Laso Barriola escribió su único libro, Breve historia de Eibain, y de cuyas páginas suelo copiar las citas con las que abro muchas de mis novelas, pongamos la de la última: «Cuando no se me ocurre nada escribo pensamientos, cuando no sé expresar bien el pensamiento recurro a dos anécdotas contradictorias». El farmacéutico de Eibain es don Félix Mocoroa, analista que además de clínicos efectuaba toda suerte de determinaciones bromatológicas, filactéricas y bravías como demuestra su opúsculo El poder antibiótico del vino de Rioja. Nunca me han preguntado por don Félix, y más extraño es que tampoco lo hayan hecho por don Julio, personaje que ahora confieso es tan de ficción (¿estoy seguro?) como su único libro. De lo que sí estoy seguro, si algún día ingreso en academia o similar, es que mi discurso de ingreso, trate de lo que trate, se titulará «Breve historia de Eibain». Es curioso el efecto desencadenante que puede provocar una inteligente foto de un paisaje urbano, efecto demostrativo de que el paisaje es un fenómeno cultural. De todos los correos la paloma mensajera es el que más me sigue gustando y el que más uso, por el postal llegaron varios calendarios, pero ninguno como los que enviaban antes los laboratorios farmacéuticos suizos, con esas bellas estampas de montañas nevadas, imágenes que terminaban ilustrando paredes de hogares modestos. En mi habitación de estudiante figuró durante varios años una imagen muy diferente, la de la playa de Waikiki, no recuerdo de qué calendario procedía. De bomberos nunca recibo. Dejemos la tertulia sabiendo que Arbil, de por Irak, es Abril, hermoso corte histológico, y Eibain contracción de Eibar y Andoain, turbulenta pero irrenunciable memoria.
Valorar este artículo
(0 votos)
Raúl Guerra Garrido

Farmacéutico. Escritor. Premio Nacional de las Letras 2006. /www.guerragarrido.es/

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.