Publicidad

banner-bephantol

Publicidad

banner-ontex-mascarillas
Tutora: Dra. Lucrecia Moreno Royo

Podemos englobar dentro de la definición de un fármaco hipolipemiante a cualquier sustancia que farmacológicamente se encuentre activa y tenga la propiedad de disminuir los niveles de lípidos en la sangre.

12 Junio 2012
En el cribado de cáncer colorrectal, ¿lo mejor es la colonoscopia?

Quintero E, Castells A, Bujanda L, Cubiella J, Salas D, Lanas A, et al. Colonoscopy versus fecal immunochemical testing in colorrectal-cancer screening. N Engl J Med. 2012; 366: 697-706.

Un test inmunológico en heces ha demostrado que posee una mayor aceptación por parte de la población, por lo que ha sido utilizado más frecuentemente, presentando un resultado práctico: el número de personas identificadas con cáncer colorrectal es similar con el test inmunológico en heces al detectado mediante la colonoscopia. Y además, es más barato.

El cáncer colorrectal es una patología que puede prevenirse mediante la implementación de programas de cribado en personas de riesgo medio (entre los 50 y 74 años) o elevado (antecedentes de primer grado o enfermedad inflamatoria intestinal crónica). La colonoscopia ha sido el método más utilizado para la detección de casos. Los test inmunológicos en heces (TIH), que detectan hemoglobina mediante reacción antígeno–anticuerpo, se utilizan asimismo para el cribado en personas de riesgo medio.

Unos investigadores españoles han analizado los resultados de tipo práctico de la utilización de ambas tecnologías (colonoscopia frente a TIH cada 2 años): la tasa de muerte por cáncer colorrectal a los 10 años. El primer resultado observado es que se habían realizado bastantes más pruebas mediante el TIH que mediante la colonoscopia (34,2 frente al 24,6%, respectivamente), y que se identificó una proporción similar de casos con ambas técnicas (0,1 y 0,1%, respectivamente). Únicamente el porcentaje de adenomas, avanzados o no, fue superior en el caso de la colonoscopia que en el del TIH.

Un aspecto adicional es el coste, importante cuando hay que efectuar alguna prueba en una cantidad muy grande de personas. El coste medio del TIH es solo de unos 2 euros, y con su uso puede diagnosticarse una tercera parte de los casos. Teniendo en cuenta el elevadísimo coste de los fármacos usados en el tratamiento de este cáncer, parece muy justificada la implementación de esta prueba sencilla, útil y, además, económica. En esta materia, la farmacia ha colaborado de forma muy activa llevando a cabo actividades de cribado del cáncer colorrectal, lo que permite extender a cualquier punto de la geografía una prueba que, sin su colaboración, no sería posible en muchas áreas.

 

se habla de 472_2Asociación entre el uso de estatinas y riesgo de diabetes en mujeres posmenopáusicas

Culver A, Ockene I, Balasubramanian R, Olendzki B, Sepavich D, Wactawski J, et al. Statin use and risk of diabetes mellitus in postmenopausal women in the Women's Health Initiative. Arch Intern Med. 2012; 172(2): 144-152.

La utilización de estatinas en mujeres posmenopáusicas se ha asociado a un aumento del riesgo de incidencia de diabetes mellitus tipo 2, lo cual puede ser un efecto de clase de las estatinas, por lo que se precisan más estudios sobre el tipo de estatina y la dosis utilizada para valorar los potenciales niveles de riesgo de incidencia de esta patología.

Varios investigadores han analizado si existe alguna asociación entre la incidencia de diabetes tipo 2 y la administración de estatinas en las mujeres posmenopáusicas que participaron en el estudio WHI (Women's Health Initiative).

En este estudio, se analizaron los datos de más de 150.000 mujeres que no presentaban ningún diagnóstico de diabetes. Cuando el estudio WHI comenzó, el 7,04% de las mujeres estaban tomando estatinas. Posteriormente, se documentaron 10.242 casos de diabetes, asociándose la utilización de estatinas a un aumento del riesgo de la enfermedad. De esta forma, la hazard ratio (HR) fue de 1,71, permaneciendo superior a 1,0 incluso después de ajustar dicho parámetro por posibles factores de confusión (HR: 1,48), lo que indica que existe un incremento del riesgo de padecer diabetes de un 48% comparado con quienes no tomaron estatinas.

¿Quiere esto decir que deberían interrumpirse las estatinas en las pacientes posmenopáusicas? Por supuesto que no. El beneficio cardiovascular que otorgan es muy superior al riesgo que comportan, por lo que no deberían ser eliminadas. Las estatinas reducen el riesgo de accidente cerebrovascular y de coronariopatía; ello implica que no puede abandonarse su utilización pues, de esa manera, se incrementaría el riesgo cardiovascular en los próximos años, lo cual sí sería un problema sustancial. Ante el hallazgo de esta asociación, sin embargo, debería vigilarse más estrechamente la posibilidad de que esta población presentara diabetes, especialmente si aparecieran algunos síntomas de la enfermedad. El farmacéutico deberá hacer un seguimiento más estrecho de las pacientes a las que dispensa alguna estatina, si se hallan en la posmenopausia, toda vez que parece observarse un efecto de clase. Asimismo, ello abre líneas de investigación para buscar a qué dosis o qué nuevas estatinas presentarán este riesgo minimizado.

11 Mayo 2012
Composición de la dieta y efecto sobre la ganancia de peso

Bray G, Smith S, de Jonge L, Xie H, Rood J, Martin C et al. Effect of dietary protein content on weight gain, energy expenditure, and body composition during overeating: a randomized controlled trial. JAMA. 2012; 307(1): 47-55.

La ganancia de peso cuando se ingiere una dieta baja en proteínas (de solo el 5%) fue neutralizada en comparación con la ganancia de peso observada con una dieta con proporción normal de proteínas (15%), cuando se tiene el mismo exceso calórico en ambas dietas. Solo las calorías favorecen el aumento de la grasa corporal; las proteínas contribuyen al cambio en el gasto energético, pero no al aumento de grasa corporal.

Algún estudio previo ha apuntado la posibilidad de que una sobrealimentación en la que exista mayor o menor cantidad de proteínas puede afectar a la eficiencia metabólica comparada con una dieta que posea una cantidad proteica normal. Por ello, investigadores estadounidenses analizaron si un diferente nivel de proteínas en la dieta podría afectar a la composición corporal, ganancia de peso o gasto energético.

Con este fin, se diseñó un estudio con 25 personas con un índice de masa corporal (IMC) de entre 19 y 30 kg/m2, que fueron asignadas de forma aleatoria a seguir dietas que contenían una baja, normal o alta proporción de proteínas (5, 15 o 25%, respectivamente), siendo sobrealimentados durante las 8 últimas semanas del estudio. Se midió a los pacientes su gasto energético de forma semanal, así como la composición corporal.

Durante el periodo de sobrealimentación, aquellos pertenecientes a los grupos de normal o alta proporción de proteínas incrementaron su gasto energético, no así los del grupo de baja proporción. La eficiencia metabólica (definida como el exceso de la ingesta energética dividido por la ganancia de peso) fue superior en los de baja proporción de proteínas.

El aspecto más importante de este estudio es que el número de calorías es más importante que el contenido de proteínas cuando se consume un exceso de energía. Así, la dieta con bajo contenido proteico se asoció a una menor ganancia de peso que la que contenía proporciones normales o altas de proteínas. Una dieta con solo un 5% de proteínas fue metabólicamente diferente en comparación a las que presentan 15 o 25% de proteínas. El adecuado control energético es responsable de un correcto control del peso en la persona.

 

Se habla de...¿Estatinas para reducir el riesgo de infecciones?

Van der Hoek H, Bos W, De Boer A, Van de Garde E. Statins and prevention of infections: systematic review and meta-analysis of data from large randomized placebo controlled trials. BMJ. 2011; 343: d7281.

Las estatinas no reducen el riesgo de infecciones, a pesar de que estudios observacionales realizados previamente sugerían la posibilidad de una relación causa–efecto a la vista de sus resultados. No obstante, la revisión sistemática de los ensayos realizados no aporta ninguna prueba a favor de dicho argumento, por lo que la probabilidad de dicha relación queda minimizada.

Puede parecer extraño, pero desde 2006 han aparecido algunos estudios observacionales que muestran una relación entre la utilización de estatinas y la reducción del riesgo de infecciones, como neumonía o sepsis, así como la subsiguiente reducción de la mortalidad asociada a las infecciones. No obstante, hay que considerar que los estudios observacionales no están dotados de gran rigor metodológico, por lo que los sesgos pueden ser importantes, hasta el punto de hallar asociaciones poco verosímiles. Así, se ha especulado que, dado que el usuario de estatinas presenta una comorbilidad menos grave que la del no usuario, ello podría explicar dicha asociación.

Para dar respuesta a la cuestión planteada, investigadores holandeses realizaron una revisión sistemática y un metanálisis de los estudios que tienen relación con dicho tema. Así, se hallaron 11 estudios que agrupaban a unos 31.000 pacientes (14.103 con estatinas y 16.844 sin ellas), a los que se había efectuado un seguimiento a lo largo de una media de 3,3 años. En total se describieron 4.655 pacientes con infección durante el tratamiento, de los cuales 2.368 recibían estatinas y 2.287 no.

Los resultados no dejaron lugar a dudas: el uso de estatinas no se asociaba a una reducción del riesgo de infección (RR: 1,00; IC del 95%: 0,96-1,05) ni de mortalidad por infecciones (RR: 0,97; IC del 95%: 0,83-1,13), a pesar de las circunstancias descritas previamente.

El hecho de atribuir ciertos resultados a partir de los datos obtenidos en estudios observacionales (quizás uno de los casos que más han llamado la atención fue el de la utilización de la terapia de reemplazamiento hormonal como medida preventiva de la enfermedad cardiovascular) es un error común. Los estudios con una calidad reducida, como los observacionales, no están dotados de la validez que poseen los experimentales, por lo que a la hora de diseñar y realizar un estudio habría que pensar en dotarlo del suficiente rigor metodológico, de modo que sus resultados puedan ser útiles para la toma de decisiones posteriores. Este aspecto toma gran importancia en la evaluación de la efectividad de las diferentes intervenciones farmacéuticas si se quiere dotar a los estudios realizados de la validez interna y externa suficiente para demostrar las hipótesis que se contrastan.

En el último número de la revista...

«Las palabras nos acompañan, nos emocionan, nos enfurecen, nos alegran, nos llenan hasta que descubrimos que están vacías, entonces se convierten en un ruido monóto ...

Soy optimista por elección personal. Estoy convencida de que nuestro camino por la vida es una gran aventura que merece la pena protagonizar con ...

El ojo seco, las úlceras, la blefaritis, el orzuelo o la conjuntivitis son algunas de las patologías oftálmicas que se atienden con más frecuencia en la oficina de farmac ...

Eduardo Senante
Farmacéutico comunitario.
Farmacia Senante. Zaragoza (https://farmaciasenante.com/)

Vivimos en un ...

El cáñamo o marihuana, en latín Cannabis sativa, es una planta herbácea anual dioica hirsuta que puede alcanzar hasta los 3 m de altura. Los tricomas (pelos glandulares) ...

El embarazo constituye una etapa más en la vida de la mujer, durante la cual se producen cambios fisiológicos, hormonales y estructurales que pueden provocar síntomas o ser la b ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La D.O. Ribeiro es una de las cinco denominaciones de origen existentes en Galicia. Se ubica en el borde noroccidental de la provincia de Ourense y en las confluencias de los valles formados por los ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Cuenta Ovidio en Las metamorfosis que Apolo se burló de Eros por su costumbre de jugar con el arco y las flechas. Resentido, Eros tomó una con punta de diamante que incitaba a ...

No hay que poner grandes nombres a lo que hacemos. Si lo que hacemos está bien hecho, su designación se ennoblece por sí misma y su permanencia queda asegurada. Con el nombre de ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.