Publicidad

banner-tantum

Publicidad

banner-wottocare


Se habla de...

Efecto del cambio del estilo de vida en diabéticos obesos / Asociación entre fracciones del colesterol y riesgo cardiovascular en pacientes tratados con estatinas

  • 04 Julio 2012
  • Ángel Sanz Granda
Efecto del cambio del estilo de vida en diabéticos obesos

Rejeski W, Ip E, Bertoni A, Bray G, Evans G, Gregg E, et al. Lifestyle change and mobility in obese adults with type 2 diabetes. N Engl J Med. 2012; 366: 1.209-1.217

La pérdida de peso y una mejor forma física reducen el empeoramiento de la movilidad en los adultos con diabetes tipo 2. La intervención sobre el estilo de vida se reduce simplemente a una restricción en la ingesta calórica, junto con el aumento de la actividad física. Sin embargo, ello conduce a importantes beneficios.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad cuya prevalencia aumenta cada vez más en el mundo actual; sus complicaciones, que no son simples ni inocuas, constituyen el mayor problema de esta patología, pues la morbimortalidad asociada representa una carga sociosanitaria de grandes dimensiones en cualquier sociedad.

En ocasiones, el paciente diabético presenta, entre otras cosas, una reducción de su movilidad, la cual aumenta progresivamente con la edad. Por ello, un grupo de investigadores americanos se plantearon si una intervención intensiva sobre el estilo de vida del diabético podía reducir el peso y mejorar entonces la forma física de este, lo que le permitiría reducir el deterioro en su movilidad.

Para analizar dicha hipótesis, llevaron a cabo una intervención en pacientes diabéticos, de los cuales una quinta parte presentaba una reducción muy importante de su movilidad. Al cabo del tiempo, el grupo en el que se llevó a cabo dicha intervención presentó una reducción del 50% del riesgo de pérdida de movilidad, en comparación con el grupo de control. Ello se consiguió, como era de suponer, mediante una reducción del peso de los pacientes, mejorando así su forma física.

Este estudio no hace más que evidenciar una cosa que es obvia: la obesidad es un factor de riesgo para la incidencia de diabetes. La obesidad, por un cambio negativo del estilo de vida, es un problema en constante aumento, y conlleva un incremento progresivo de la incidencia de diabetes. La enfermedad se asocia a un aumento adicional del peso corporal y a una permanencia en malos hábitos de estilo de vida. Por tanto, es preciso romper este círculo vicioso, y el farmacéutico, que está en contacto permanente con estos pacientes, tiene una responsabilidad muy importante en la reeducación y modificación del estilo de vida de aquellos que acuden a su farmacia. Con ello ayudaría a aumentar la movilidad de estas personas, lo que produciría simultáneamente una mejora en el control glucémico. El tema no es baladí. Los resultados pueden ser muy buenos y, aunque conlleve un gran trabajo extra, merece la pena.

 

Asociación entre fracciones del colesterol y riesgo cardiovascular en pacientes tratados con estatinas

Boekholdt S, Arsenault B, Mora S, Pedersen T, LaRosa J, Nestel P, et al. Association of LDL cholesterol, non-HDL cholesterol, and apolipoprotein B levels with risk of cardiovascular events among patients treated with statins: a meta-analysis. JAMA. 2012; 307:1.302-1.309

Entre los pacientes tratados con estatinas, los niveles de colesterol LDL, no colesterol HDL y apolipoproteína B se asociaron a un riesgo de episodios cardiovasculares futuros, siendo mayor esta asociación para la fracción no colesterol HDL que para la de colesterol LDL o apolipoproteína B.

Parece que la asociación entre colesterol LDL (c-LDL), no colesterol HDL (c-HDL, correspondiente al colesterol total menos la fracción colesterol HDL) y apolipoproteína B (apoB) con el nivel de riesgo cardiovascular en individuos tratados con estatinas no se ha estudiado debidamente. Por este motivo, un grupo de investigadores holandeses evaluaron la potencia relativa de dichas fracciones con el riesgo de presentar episodios cardiovasculares en un futuro.

Para ello, llevaron a cabo un metaanálisis a partir de los ocho ensayos clínicos aleatorizados y controlados en el que se administraban estatinas y se medían simultáneamente los niveles de las fracciones de colesterol y de apoB, tanto al inicio como al cabo de 1 año de tratamiento.

Los datos, correspondientes a más de 38.000 pacientes, mostraron un valor superior de la hazard ratio (HR) asociado a la fracción no c-HDL (HR 1,16) que con la de c-LDL (HR 1,13) o la de apoB (HR 1,14), siendo estas dos últimas estadísticamente sin diferencias significativas.

Estos resultados son importantes, pues cuestionan si la fracción de c-LDL, habitualmente utilizada para controlar el manejo de la dislipidemia, es realmente el mejor parámetro para predecir el riesgo cardiovascular o para medir el efecto protector frente al ateroma de las estatinas. No parece oportuno cambiar los parámetros umbrales actuales, estimados siempre con c-LDL, pero la facilidad de su medición, que no requiere ningún test adicional, podría alertar sobre los individuos que no consiguen bajar de 100 mg/dL de c-LDL ni del correspondiente nivel de no c-HDL, con el fin de evaluar si requieren o no un tratamiento más intensivo.

Valorar este artículo
(0 votos)

Ángel Sanz Granda

Consultor científico. www.e-faeco.8m.net

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Nos anuncian a bombo y platillo que en el año 2021 nos transformaremos. Deberíamos preguntarnos: ¿en qué? Gregor Samsa, el protagonista de la metamorfosis más famo ...

Suele ser habitual en las farmacias la petición de dispensación de medicamentos de prescripción sin la correspondiente receta, por el propio paciente o incluso desde los centros ...

¿Crees que la salud bucal refleja el estado de salud general? Pues si lo crees, estás en lo cierto. La boca es la entrada hacia las vías digestivas y respiratorias, y cuando no ...

La pandemia de la COVID-19 ha puesto en jaque al mundo. Nos encontramos ante la mayor crisis sanitaria de esta nueva etapa contemporánea, en una sociedad global e interconectada.

...

Beneficios de los ácidos grasos esenciales

Lorena Vega García, Itxaso Garay Ruiz, Aida Hernando Diéguez, Esther Ganado Miguélez,
Profesión

Los ácidos grasos esenciales (AGE) no pueden sintetizarse en el organismo y, por tanto, es imprescindible ingerirlos en la dieta. Debido a su estructura molecular, también pueden denom ...

Ya hemos visto en esta sección hasta qué punto la confirmación de un diagnóstico de cáncer suele generar en el paciente, en mayor o menor grado, una respuesta ansi ...

Nuevas tendencias en alimentación infantil

Cristina González Campins (1), Míriam Martínez Márquez (2), Nadia San Onofre Bernat (3), Judith Abizanda García (4), Laura Ferrer Soler (5), Anna Bach-Faig (6),
Profesión

Los cambios en la alimentación infantil en los últimos años sitúan a la dieta no solamente como vía de desarrollo, sino también como factor preventivo en la ...

Tema 6. Salud vaginal

Dra. Sara Ovejero Larsson,
Cursos

Clásicamente, se ha definido a la vagina como un órgano sexual secundario, una formación tubular que une la vulva con el cuello del útero y que recibe el semen eyaculado ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Pisco es la denominación de un aguardiente de uva actualmente producido en Perú y Chile. Ambas variedades tienen en común el hecho de ser aguardientes de uva obtenidos por desti ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

La existencia de agujeros negros en la galaxia es una teoría para mí tan difícil de explicar como la de otros agujeros mucho más cercanos a mí, a la gran mayor&iac ...

Comenzaba el mes de noviembre de 2020 cuando en la prensa destaca un titular: «Un matrimonio turco detrás de la vacuna de Pfizer: millonarios y entregados a su trabajo». Se refer& ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.