• Contratos de arrendamiento con opción de compra

  • Siempre nos quedará la EMA

  • Importancia de la experiencia de compra

  • 1
  • 2
  • 3

El viaje

26 Septiembre 2011
Número 6 - octubre 2011

Les tengo que confesar una cosa: soy un gran amante de los sueños. Tengo la teoría (y ya aprovecho para patentarla) de que no es capaz de soñar dormido el que no sabe hacerlo despierto. Resulta que el Erasmus se parece un poco a un sueño. Pasa por nosotros sin saber muy bien cómo, y al final quedan una serie de recuerdos casi siempre buenos que rememoramos y contamos una y otra vez. La única diferencia con los sueños de verdad es esa extraña condición espacio-temporal de los sueños (y que tanto me gusta también) gracias a la cual tan pronto estás con una gente en un lugar como pasas a otro distinto sin comerlo ni beberlo. El Erasmus se parece a un sueño, pero no es igual, de manera que las condiciones espacio-temporales se mantienen, pues no deja de ser un sueño que se vive despierto, así que que para llegar al sueño van a tener que elegir un medio de transporte. Entiendo que para muchos imaginarse el comienzo del Erasmus es ver a sus padres en la terminal quitándoles las legañas por última vez, pero vengo a defender y a explicar a esta tribuna las otras vías que tienen para llegar a sus destinos, y lo haré usando algunos ejemplos que me gustan. Descarten el zepelín, el globo y alguna antigualla más, y quédense con lo esencial: el tren, el coche y el avión.

 

El tren

Es posible que esto del tren les suene a muchos de ustedes a algo que está ya desfasado, pero, por ejemplo, los destinos del sur de Francia son muy accesibles en tren, sobre todo si viajan ustedes desde Barcelona o alguna otra ciudad del norte, e incluso desde Madrid, que cuenta con una línea prácticamente directa con algunos destinos de Francia desde la estación de Chamartín. Un claro ejemplo sería la ciudad francesa de Limoges, situada a unos quinientos kilómetros de la frontera con España. Durante muchos siglos la ciudad vivió fundamentalmente de su archiconocida porcelana, pero los cambios en la sociedad y en la industria la empujaron a un proceso de modernización, dentro del cual el proyecto más destacado fue su universidad, fundada en 1968. La ciudad tiene alrededor de 180.000 habitantes, de los que unos 17.000 son estudiantes (en torno al 10%). Cuenta con un centro histórico bellísimo, donde destacan la Catedral de San Estaban (que tardó casi 600 años en construirse) y el Mercado Central, cuyo diseño fue encargado a Gustave Eiffel (sí, el de la torre de París). Pese a ser una ciudad con poca tradición universitaria, al contrario de otras ciudades de las que les he hablado en ocasiones anteriores, hay que decir que según estudios del INSEE (el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos francés) Limoges es la primera ciudad francesa en cuanto a alojamiento (nos interesa), calidad y precios (nos interesa aún más), la segunda en calidad de vida (no nos viene mal) y la tercera en cuanto a la buena acogida de sus habitantes (nos viene que ni pintado). Pero no quiero mentirles: aunque Limoges tiene aeropuerto, los vuelos no son tan baratos como los que se ofertan para las grandes ciudades. Además, ya saben ustedes que el tren no implica esa obligatoria e infernal espera que le imponen a uno cuando viaja en avión. Tú llegas a la estación cinco minutos antes con tus cosas y te subes al tren tan tranquilamente. Por último, a los boticarios que salgan desde Santiago de Compostela les diré que Limoges para ellos no tiene pérdida, que sigan el Camino, pues la ciudad francesa forma parte de la vía Lemovicensis (de ahí su nombre: parte de Vézelay y pasa por Lemovicum, es decir, Limoges).

 

El coche

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, voy a seguir hablándoles de Santiago de Compostela. A tan sólo 193 kilómetros al sur del final del Camino de Santiago, encontramos la ciudad portuguesa de Oporto. Es la segunda ciudad más grande de Portugal, su área metropolitana tiene más de un millón y medio de habitantes y está considerada la capital del norte portugués. Su eterna lucha con la capital, Lisboa, por ser el motor económico del país la ha convertido en la sede de muchas de las principales empresas portuguesas. Históricamente su riqueza se basó en las materias obtenidas en el valle del Duero, que baña la ciudad, pero su verdadero impulso económico se produjo con la comercialización del vino que lleva su nombre. El centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y destaca por los numerosos puentes que cruzan el Duero y que datan de distintas épocas (por cierto, el artífice de la torre Eiffel también diseñó uno de ellos, el Maria Pia). Oporto posee además la universidad más antigua de Portugal. Aparte de explicarles que si nos vamos de Erasmus a Portugal lo podemos hacer en coche, cosa que creo que tienen claro, aunque desde Madrid y Barcelona existan vuelos con esa compañía de bajo coste de cuyo nombre no quiero acordarme, me gustaría también romper una lanza a favor de nuestros vecinos. Existen bastantes prejuicios respecto al irse de Erasmus a Portugal: que si el país está muy cerca, que si el portugués no sirve para nada, que si sus universidades no tienen prestigio. Pues olviden todo eso: es mentira. Bueno, sí, está muy cerca, sobre todo de facultades como la de Santiago de Compostela o la de Salamanca (250 kilómetros), pero lo importante de este viaje no es lo lejos que estés de casa, sino lo que aprendes a recorrer, y eso no se mide en kilómetros. Además, las instituciones portuguesas son mucho más exigentes que otras vecinas nuestras, y exigen a los estudiantes Erasmus lo mismo que a uno local. Y qué decir del portugués. Hablar idiomas siempre suma, y el portugués es el quinto idioma más hablado del mundo, sólo por detrás del inglés (que, si no lo hablan ya, al menos lo entienden), el español (que manejan), el chino y el hindú. Además, un mercado muy importante en el futuro, el que ofrece Brasil, dentro de los años que les quedan para acabar la carrera será ya una realidad. Así que no lo duden: cojan su coche, afinen su portuñol y rumbo a Oporto.

 

El avión

Pese a todo el bombo que voy a intentar darle a otros medios de transporte, una gran mayoría de ustedes elegirá el avión para llegar a su universidad de acogida. En primer lugar, es el medio más rápido, y eso se valora mucho entre el gran público, sobre todo si sus sueños, o sea su Erasmus, va a tener lugar muy lejos de su casa. Viajar siempre cansa, pero más aún cuando hay que tirarse largas horas conduciendo o sintiendo el incómodo traqueteo de las vías del tren. Pero el avión tiene también algunas desventajas. En primer lugar las esperas, siempre largas y tediosas en esos fríos y mastodónticos edificios que son los aeropuertos. Además, existen limitaciones en el equipaje, que varían según la compañía. No es menos cierto que durante los últimos años, coincidiendo con el crecimiento del programa Erasmus, se ha producido un incremento en los servicio de mensajería que mandan paquetes al extranjero a precios competitivos (que les metan siempre jamón en esos paquetes, háganme caso). Por último, les aconsejo que valoren que no a todos los destinos se llega con igual facilidad. No todo son Romas y Parises a los que se llega por cuatro duros desde cualquier punto de España. Hay ciudades mal comunicadas, o simplemente sin vuelo directo desde aquí. Estúdienlo bien, que igual es el adusto ferrocarril el que les salva en más de una ocasión.

¿Han decidido ya? ¿Saben cómo llegar hasta su sueño? Se da la paradoja de que el final de ese viaje es el principio de uno mucho más largo y agradable. Y ahora sí: ya pueden (y lo harán) empezar a disfrutar de su sueño. No se preocupen, que esta vez no va a poder despertarles nadie.

Ser farmacéutico y trabajar en los medios de comunicación

14 Julio 2011
Salidas Profesionales

La serie Farmacia de guardia, que tuvo un grandísimo éxito allá por los noventa, es lo primero que se le viene a una a la cabeza cuando piensa en televisión y farmacia. Así como existen programas de televisión dirigidos por médicos, la presencia de nuestra profesión en los medios públicos no está muy enraizada.

La mayoría de ofertas de trabajo relacionadas con esta área suelen ser puestos en empresas privadas. Existe muy poca información sobre puestos de trabajo vacantes para estas ofertas, y mi mejor consejo es que echéis el CV a empresas relacionadas con el mundo de la comunicación y salud directamente a través de sus webs. Lo más importante de todo es que debéis ser originales. Vuestro CV va a competir con los de personas especializadas en comunicación: periodistas, gente que ha estudiado publicidad y relaciones públicas, acostumbrados a llamar la atención.
Os recomiendo que antes de mandar vuestro CV le deis un toque de originalidad. No sólo tenéis que competir con titulados especialistas, sino que tenéis que hacerlo mejor que ellos. Y, si no, mirad qué tipo de currículums hay en la web: http://ow.ly/3B70c.
 

Comunicación
Para aquellos a quienes les guste la comunicación, la mejor solución es conseguir un título de periodismo una vez acabados los estudios de farmacia. Existen universidades que permiten obtener el título en un tiempo más corto de lo habitual para aquellos que ya posean un título previo en cualquier otra disciplina. Para los que quieran estudiar a distancia, hay múltiples opciones; así, por ejemplo, la Universitat Oberta de Catalunya (www.uoc.edu) tiene distintos programas especializados en Comunicación o sobre Periodismo Digital que se pueden realizar a distancia; otras posibilidades son la Universidad Rey Juan Carlos (www.urjc.es) y la Universidad a Distancia de Madrid (www.udima.es).

Publicidad
Las agencias de publicidad especializadas en salud también buscan a recién graduados. Es más fácil que alguien especializado en medicamentos y temas sanitarios sepa promocionar mejor las cualidades de un producto que alguien que no tiene una base científica. Por tanto, si os gustan los anuncios, escribir, encontrar frases ingeniosas, para cualquier tipo de producto, ésta es una buena salida profesional para vuestros estudios. Eso sí, preparaos para trabajar muchas y largas horas, pero siempre rodeados de gente creativa, estimulante para la mente.
Para entrar en cualquiera de estas agencias es recomendable haber cursado algún máster especializado en creatividad publicitaria. Algunas de las escuelas que imparten cursos presenciales o a distancia son: la ESERP (www.eserp.com), el Instituto Europeo di Design (http://www.ied.es/) o la CocoSchool en Alicante (http://www.cocoschool.com/).

«Medical writing», o redacción de contenidos para la industria farmacéutica
Se trata de una salida bastante ligada a la comunicación y que en la actualidad tiene mucho éxito. Consiste en la elaboración de documentación científica por parte de un escritor especializado. Suele tratarse de un científico que no ha participado en ninguna parte del estudio sobre el que escribe, y su trabajo es crear un documento que describa efectiva y claramente los resultados de la investigación, así como que cumple con todos los requisitos legales que se le exigen al documento. Existen cursos en el extranjero para convertirse en redactor de contenidos científicos. La web de la European Medical Writers Association (http://www.emwa.org/) os da la información necesaria. Es una salida bien remunerada, pero exigente. Es posible trabajar como parte del departamento de una revista o trabajar como free-lance para cualquier medio o laboratorio.

Radio
A pesas de que la radio es un medio de comunicación tradicional y algunos pueden tacharlo de «antiguo», es una de las mejores maneras de comunicarse con la población ya que no sólo a través del dispositivo radiofónico en sí, sino también a través de Internet, se tiene acceso a cualquier programa de radio que se emite en diferido. Existen canales de radio especializados en salud, como por ejemplo Radio Salud (http://www.radiosalut.com/home-s.htm). La mayoría de ellas son webs médicas acreditadas y están supervisadas por médicos o profesionales de salud.

Comunicaciones corporativas
Nos referimos a las comunicaciones, externas o internas, que se desarrollan en una empresa con la intención de que se cumplan sus objetivos.
Las comunicaciones externas son las relaciones que establece la empresa con actores externos, como medios de comunicación, organizaciones civiles y el Gobierno, entre otros. Las comunicaciones internas son los mensajes que emite y la relación que desarrolla la organización con sus empleados y proveedores.
En estos casos, sería interesante realizar un curso especializado en protocolo. Se trata de una salida que cada vez tiene más notoriedad y que, pese a que no es necesario poseer una titulación en salud, es un complemento muy adecuado para aquellos a quienes os guste organizar eventos o queráis dedicaros a las relaciones públicas dentro del mundo de la industria farmacéutica.
Las comunicaciones institucionales son aquellas ligadas al Gobierno. Normalmente ocupan este cargo personas que han estado vinculadas a la Administración y que ya conocen a todas las personas en el seno de la organización y el funcionamiento de ésta.

Más información:
Para obtener el título de Medical Writer, debéis realizar este curso: http://www.emwa.org/Mum/EPDPHandbookCurrent.pdf
Buena web donde encontrar cursos de posgrado y másteres: http://www.ideasapiens.com/
Universidad a Distancia de Madrid, información sobre el grado en Periodismo: http://www.udima.es/es/grado-periodismo.html
ESERP, información sobre el curso de creatividad y estrategia publicitaria: http://www.eserp.com/masters-mba-on-line/masters-online/master-en-creatividad-y-estrategia-publicitaria-online
http://www.cocoschool.com/masters.html
Más información sobre Medical Writing: http://en.wikipedia.org/wiki/Medical_writing
Enlaces interesantes sobre escritura y presentación de artículos científicos, por el Dr. Rafa Bravo: http://www.infodoctor.org/rafabravo/escribir.htm
Más información sobre cursos de locución de radio: http://cursos.elpais.com/curso/locucion-radio/k/100064
Escuelas de radio de locución en España y el resto del mundo, con información muy clara: http://www.fernandocasanova.com/escuelas.html
Escuelas de protocolo en España: http://www.protocolo.com/es/estructura/centros-eip

Entrevista con Laura Catá, farmacéutica y Group Account Director en la agencia Publicis Life Brands.

¿Y a usted qué le motiva?

29 Junio 2011
Fórmula magistral

Miro a mi profesión farmacéutica y me pregunto ¿Por qué nos falta motivación?Como cada persona, no hay dos boticarios iguales, cada uno tendrá su fuente de motivación.
Como adjunto, entiendo que motiva el tener un trabajo estable, acceder a una formación práctica para desarrollarse:
- Con criterios profesionales ayudando a los pacientes.
- Para justificar su función a los titulares.
- Para obtener créditos oficiales.
Crecer en la empresa llamada Oficina de Farmacia resulta complejo, en general se llega rápidamente al techo profesional. Además, no siempre tenemos referentes profesionales a los que seguir.
A los auxiliares y muchos adjuntos supongo que les motiva un sueldo digno acorde a su esfuerzo y un horario que permita una vida familiar.
Me pongo en los zapatos de un farmacéutico titular y supongo que le motiva:
- Dejar de perder ingresos por margen y tener una visión más estable del futuro de la farmacia, ya que las garantías o avales son sus bienes.
- A algunos, tener acceso a una formación más práctica en Atención Farmacéutica, en cómo gestionar mejor su farmacia.
A las autoridades que nos representan a nivel profesional y que viven de nuestra cuota de colegiación les pediría más justicia en los baremos de méritos.
Un adjunto que trabaja 40h/semanales durante 10 años debe tener los mismos puntos del que "dice que" trabaja una hora a la semana.
Un farmacéutico con 65 años con el máximo de puntos en años trabajados debe poder presentarse al concurso de una farmacia.
¿Por qué muchas veces adjudican las farmacias a los compañeros de otros ámbitos (militar, hospital, docente) si no conocen la realidad asistencial de la oficina de farmacia?
Sobre los colegios profesionales, no sé qué decir... Veo algunos muy activos y otros parecen estar de paso.
El Consejo General lucha sin parar por nuestros intereses (Proyecto Consigue, Plan estratégico en AF, en la legislación se esfuerzan en que no perdamos más derechos). Intentan unificar "los reinos de taifas de las autonomías". Los avances son lentos, desde mi perspectiva, y seguramente serán sólidos.
Las asociaciones científicas (SEFAC, Pharmaceutical Care) desarrollan su labor con escasas posibilidades y enorme esfuerzo personal.
Un porcentaje muy alto de la profesión (no sabe / no contesta) no veo que participe en iniciativas educativas, congresos, publicaciones... Sería acertado preguntarse ¿por qué se desmotiva la mayoría?
Creo que el futuro de la farmacia vendrá por una retribución mixta, un pago por margen de medicamento y otro por servicios. Muchos compañeros no comienzan a desarrollar servicios por un razonamiento en parte lógico y en parte egoísta, "si no pagan no lo desarrollo", y como sabemos, si no existe masa crítica que desarrolle actividades asistenciales, la Administración nunca pagará por ello. Es la pescadilla que se muerde la cola.
No sé si llegaremos a una selección natural (como en las especies) donde sobrevive el que mejor de adapte y que se premie en dinero o en méritos al que desarrolla más actividades asistenciales.
Ante la adversidad actual, existen farmacéuticos que se quedan de brazos cruzados y se quejan a los demás. Sin embargo, otros compañeros (una minoría que admiro) se ponen a remar para salir a flote, sin que nadie se lo pida.
La farmacia tiene cierta monotonía y rutina, de nosotros depende buscar motivaciones. Yo, cada día, intento aprender algo nuevo y ¡qué suerte es tener miles de medicamentos en los que indagar su uso en cada paciente!
Hay un factor que sí cambia en la profesión, es el tiempo que se acaba...
La morbi-mortalidad producida por medicamentos está más que demostrada en trabajos de investigación del mundo entero. Esto justifica la realización de la atención farmacéutica en el seguimiento de la medicación, el problema es que como no espabilemos pronto, otros sectores (enfermería o farmacéuticos de primaria) tomarán el relevo. Está claro que este objetivo no se va a conseguir en línea recta y a corto plazo debemos ser flexibles y subir los peldaños poco a poco.
No sirve de nada quejarme por el inmovilismo de muchos compañeros. Acepto de no puedo cambiarlo, me adapto y actúo motivando a otros farmacéuticos en donde puedo: participo en congresos, grupos de sociedades científicas, profesor del master de Atención Farmacéutica, de prácticas tuteladas, en sesiones clínicas en el Centro de Salud, detectando y resolviendo con el médico cientos de Resultados Negativos de Medicamentos. Con los años, voy subiendo peldaños poco a poco.
Tenemos un largo recorrido profesional por recorrer y debemos ir más libres de prejuicios, lo digo porque he visto por desgracia muchas discrepancias entre personas en todos los ámbitos de mi corta vida laboral (departamentos de las universidades, colegios profesionales, compañeros de farmacia, sociedades científicas).
Reflexiono sobre todo esto desde el aprecio que os tengo, no soy quien para dar lecciones a nadie.
¡Ánimo!, que llegaremos a un modelo mixto donde se pague no solo el suministro del producto, sino también el extenso conocimiento del medicamento.
Toda crisis nos da una oportunidad de cambio. Yo sueño con cosas que nunca fueron, como el desarrollo en la mayoría de farmacias de una labor asistencial, y me pregunto ¿por qué no?,
En el reciente congreso de Farmacia SimpoDáder, en Santander, me dijo una compañera tras mi intervención que tengo un cromosoma farmacéutico que transmite motivación y confianza en los farmacéuticos/as.
Además de agradecérselo, le contesté que tengo una imaginación tan intensa que crea una nueva realidad y hace que las cosas ocurran.
Algunos compañeros se identifican con la creencia "no puedo". Las creencias son formas de percibir la realidad, pero ¡ojo!, no son la realidad.
Para terminar, os comentaré una cita que me enseñó William James: "El mayor descubrimiento de mi generación es que un ser humano puede cambiar su vida cambiando su actitud mental" ¡¡ PUES CAMBIEMOS !!

(De Pablo Marcos, D.¿Y a usted qué le motiva?. El Farmacéutico Joven nº 5, julio 2011, Ed. Mayo. Disponible en: www.elfarmacéuticojoven.es)

La aventura de lo desconocido

27 Junio 2011
Diario de un Erasmus

A pesar del título del artículo, en esta historia que les vengo contando últimamente acerca del Erasmus, aún no han salido de casa (entiendo que en muchos casos, la de sus padres). Y si lo que quieren es empezar a ver mundo, aún nos quedan un par de meses para empezar a viajar, porque antes tengo que hablarles de los preliminares.Son importantes, no siempre necesarios, pero sí en su caso. Ya tienen asegurado el destino, el tiempo y el (poco) dinero, pero les quedan flecos por cerrar. Este artículo no es la opinión de un técnico en la materia, como podría ser yo. Indaga más en la cara B del Erasmus. En los pensamientos del que viaja, en la materia gris, el sentimiento, el duende, que decimos los flamencos. Voy a contarles algunas fases por las que puede que pasen antes de marcharse.
Las facultades de Farmacia de España ofrecen tres modalidades distintas cuando uno se apunta al viaje del Erasmus, que detallaré cuando cojamos por fin el avión, pero la más normal es la de las asignaturas. Lo más común entre nuestros estudiantes es que elijan seguir cursando las materias correspondientes en el extranjero. Si van a realizar esta modalidad, les recomiendo que antes de partir intenten asegurarse las convalidaciones para evitarse sorpresas inesperadas a la vuelta. Si se preguntan qué relación tiene esto con el título, puede que no la encuentren, pero un gran número de ustedes va a enfrentarse aquí a la odisea de encontrar similitudes entre sus más que sobados planes de estudios y aquellos que se ofertan en las universidades de acogida, y créanme, no es un paseo en bicicleta, es más parecido a escalar sin cuerdas ni pies de gato. Esta sería la fase de la confusión inicial. Cierto desconcierto podemos llamarlo, si lo prefieren. Una leve brisa de confusión, para los más poetas.
Nuestras facultades de nuevo presentan una heterogeneidad propia solo de nuestro sistema educativo, de manera que no siguen un patrón fijo. Van a encontrarse con tres singularidades distintas, según la universidad. En algunas facultades existe una tabla de convalidaciones, que muestra las equivalencias entre las asignaturas españolas y las extranjeras, que se ha ido perfeccionando a lo largo de los años, de manera que la búsqueda será rápida e indolora. En otras facultades, en segundo lugar, será usted mismo el encargado de bucear en las universidades extranjeras y presentar su propuesta de convalidaciones, que será aprobada o rechazada por la comisión encargada a tales efectos. Ni que decir tiene que las propuestas de la tabla de una universidad no tienen por qué ser válidas para la otra, aunque siempre es conveniente intentarlo. Por último, está la opción que más me gusta, que es la que llamo la opción suicida, o por ser fiel a mi título, la opción desconocida, en la que uno va, cursa lo que le parece que es similar a lo que se imparte en España y, a la vuelta, lo mismo tiene suerte que ha perdido un año. Maravilloso, en cualquier caso. Claro que si diferentes son las facultades, los alumnos no lo son menos, porque aquí tenemos que distinguir básicamente entre dos grupos. Tengo que confesarles que no sé muy bien qué nombre es el que se les debe aplicar a cada colectivo, así que diré, sencillamente, los que van a curso por año y los que no. Es este segundo grupo el que va a dar más guerra, el que va a tener que cuadrar un horario con varias Químicas Farmacéuticas, seguramente Toxicología, no desprecia la Farmacia Galénica y, evidentemente, necesita aprobar Farmacología. Alguien que pretende saber la carrera en varios idiomas. Este grupo tiene la suerte, aunque sea desgracia, que todas estas magníficas asignaturas que tan fácil se aprueban, ya sea en Granada, Madrid o Santiago, existen en todos los planes de estudio de Farmacia que se precien, pues no dejan de ser la esencia de la carrera. Por su lado, los que vayan a curso por año, siempre que se lleven asignaturas de menos nombre, y que no se me ofendan en los departamentos, podrían encontrar más dificultades. Un ejemplo claro es el ostracismo al que somete Italia a la Parasitología en prácticamente todas sus facultades o las prohibiciones de la Universidad Complutense para los alumnos de quinto curso que deseen aprender la forma de gestión o la legislación extranjera. Ambas asignaturas deben ser cursadas en España. Pero no sufran, que esta fase inicial de lucha contra algo de lo que no se tiene ni idea, la lotería de las asignaturas, se acaba rápido.

Los sentimientos
Pero la pelea contra lo desconocido no acaba aquí. Cuando se asignan las plazas, en la mayoría de los casos, ustedes no conocerán a sus compañeros de viaje, si es que los hay. A lo mejor se han cruzado por el pasillo cientos de miles de veces y ni se han saludado, pero dentro de poco, ese o esa desconocida que ustedes reconocían con un «es de la facultad» está a punto de convertirse, sin quererlo, en alguien casi de su familia. Es la aventura de lo desconocido. Se plantearán buscar piso con él o ella. Hablarán de viajar juntos y miles de planes que no se suelen hacer con un desconocido. Pensarán en billetes, cafeteras, edredones y demás enseres. Este momento de la vida a uno sólo le llega, en teoría, dos veces, cuando se va de Erasmus y cuando hace la lista de boda. Empieza el amor.
Las nuevas tecnologías han aumentado considerablemente las posibilidades de conocer a los futuros (y todavía desconocidos) compañeros de estudios. A través de las redes sociales de mayor difusión, año a año van creándose grupos en los que figuran el curso académico y la ciudad de destino, y en los que cada uno cuenta su procedencia y sus intenciones (más preliminares). El acceso a la información es tal, que parece hasta obsceno, y entonces les entrarán los nervios. Los nervios por saber. Empezarán a visitar la Wikipedia, para saber cuántos habitantes tiene su ciudad de acogida, qué porcentaje de estudiantes y, sobre todo (somos españoles y ya lo decía aquel monologuista), lo primero que se preguntarán será ¿aquí dónde se sale? Como toda buena pregunta que se hace por Internet, eso les llevará a los foros. Existen muchos foros sobre Erasmus que arrojan mucha información de las ciudades y las universidades y, además, multitud de opiniones que han ido siendo recopiladas a lo largo de los años. Algo así como un libro único que pasa de generación en generación y del que se aprende y en el que se intenta aportar algo nuevo. Dentro de los más conocidos y recomendables encontramos Erasmusworld, la página web de la ESN (la asociación de estudiantes europeos más extendida por el viejo contiente), Erasmoos, Erasmusu o la red social Erasmus.me (muy variados los nombres, para que no se pierdan). Todos ellos suelen tener la misma estructura, dividiendo cada país en ciudades, y después en universidades, y tienen apartados de ocio, cultura, opinión, entretenimiento y todas las preguntas que puede despertar una ciudad desconocida. Los nervios a estas alturas son desmesurados.
Aún les quedan algunas sensaciones por vivir e incluso sufrirán alguna de la que no hablaremos hoy aquí, pero el miedo a lo desconocido no les llega a ustedes ni con el papeleo, ni con el enrevesado mundo de las asignaturas, ni al conocer a sus compañeros de aventura, ni siquiera ante la avalancha de nuevos amigos. El punto clave, suponiendo que se marchen en septiembre, será el verano. Es ahí cuando empiezan a verle las orejas al lobo y se dan verdaderamente cuenta de que su destino va a cambiar. Según como sean ustedes, les dará por renunciar a la convocatoria de septiembre, por estudiar como energúmenos, por llorar, por aprovechar cada día en casa como si lo fuesen a prohibir o, como me pasó a mí, les dará por escribir. Escribir para recordar cada hora de cada día que pasen de Erasmus y en sus preparativos. No porque me pasase a mí, pero les recomiendo que escriban y que lo hagan por recordar. Muñoz Molina dice que la memoria no entiende de momentos y que elige los recuerdos al azar. Yo también creo en esa teoría y pienso también que recordar el Erasmus es algo que van a querer hacer. No lo hagan por ustedes ahora, sino por los ustedes del futuro. Pero no quiero desviarme, volvamos a los preliminares. Será una época de miedo y confusión, y si son ustedes de los estudiantes que antes decíamos, no van a curso por año, mi sincero y sentido consejo es que no les de por no estudiar. Ustedes saben tan bien como yo que somos un colectivo que no debe desaprovechar convocatorias; no suelen sobrarnos. Y sí, me incluyo y me identifico. De lo demás, puede que no tenga recomendaciones. Creo que al final llorar, van a llorar, pues lo lógico en estos casos es irse de casa llorando y volver de Erasmus llorando incluso más. Además, piensen que van a empezar a amontonarse las fiestas de despedida y los momentos emotivos se suceden sin querer, de manera que alguna lágrima se les escapará. Que si los amigos del pueblo, los del barrio, la familia, las abuelas y en el peor de los casos la pareja de turno, doble llorera, ya lo verán. Si tienen ustedes suerte, a lo mejor se les agasaja con una fiesta sorpresa, y entonces, ya, las lágrimas, pues les brotarán. O no, quién sabe. Pero lo cierto es que la mezcla de todos estos encuentros, el hacer la maleta, destartalar su habitación, la cara mitad orgullosa, mitad preocupada de sus padres, se traducirá en su propio miedo. Que irá creciendo con los días hasta que llega el día anterior a partir. Momento cúspide de la vida de un Erasmus que, pese a haber sabido desde un primer momento que quería marchar, no empieza a sentir el tembleque en la piernas hasta que se da cuenta de que va a pasar la última noche en su casa. Asumen que dan un paso adelante y salen de casa, solos, lejos del cobijo de sus amigos, sus familias y sobre todo se alejan del ala protectora de papá y mamá. Cuando esa noche estén en su casa, con toda una vida metida en la maleta, los armarios vacíos, los nervios a flor de piel, si Peter Pan viene a buscarles, no den la luz; porque dar la luz significa enfrentarnos a la cruda tristeza de que le hemos mentido y hemos crecido demasiado.

(Reparaz de la Serna, G. La aventura de los desconocido. El Farmacéutico Joven nº 5, julio 2011, Ed. Mayo. Disponible en: www.elfarmacéuticojoven.es)

Colegiación obligatoria del farmacéutico

06 Julio 2011
Farmaciapuntonet

Para esta ocasión he escogido este tema por estar últimamente más de actualidad, ya que los dos principales partidos políticos de nuestro país mantienen diferentes posiciones respecto a la obligación de colegiación de los profesionales sanitarios, entre los que se encuentra el farmacéutico.

Evaluación del potencial terapéutico del trasplante de fotorreceptores en la retinosis pigmentaria, procedentes del cultivo de células madre mesenquimales de médula ósea de ratón

29 Junio 2011
Trabajos científicos

Introducción
La principal característica de las células madre o troncales (stem cells) es su facultad de multiplicación y diferenciación, dando lugar a los diferentes tipos celulares presentes en un organismo.Las células madre se pueden clasificar atendiendo a diversos criterios. Las células madre se pueden clasificar atendiendo a diversos criterios. Según su localización, distinguimos entre las células madre embrionarias, procedentes del blastocisto (figura 1) (fase primitiva del desarrollo embrionario), y las células madre adultas (somáticas), procedentes de tejido adulto. Atendiendo al potencial de generación de tipos celulares, las podemos clasificar en totipotentes, pluripotentes, multipotentes y unipotentes. Esta clasificación está relacionada con el estadio de desarrollo del organismo del que provienen.
Las células madre embrionarias son totipotentes: son capaces de generar cualquier tipo celular, y con capacidad para originar un individuo completo. Las pluripotentes son las células madre procedentes de fases posteriores del desarrollo embrionario; pueden generar cualquier tipo de células de un organismo adulto, pero no un organismo completo. Las células madre adultas las podemos encontrar en determinadas localizaciones del organismo adulto; son capaces de originar algunos tipos celulares, son multipotentes. Por último, hablamos de células unipotentes cuando su grado de diferenciación permite la generación de un solo tipo celular1.
Los tejidos adultos donde es posible encontrar células madre son la médula ósea, la sangre periférica, el cerebro, la columna vertebral, la pulpa dental, los vasos sanguíneos, el músculo esquelético, el epitelio de la piel y del sistema digestivo, la córnea, la retina, el hígado y el páncreas.
La médula ósea (MO) es un tejido complejo, sinusoidal y bien organizado que se encuentra en la cavidad medular de los huesos largos, del esternón, de los huesos de la cadera y de las vértebras esponjosas, y constituye uno de los mayores tejidos del cuerpo, cuya función principal es la de promover la hematopoyesis. Está constituido por varios tipos de células, entre ellas las células hematopoyéticas, que se mantienen en un estado indiferenciado y funcional (células madre hematopoyéticas o HSC). Presentan un modelo de regulación jerárquico: en el ápice se encuentran las células madre multipotentes, algunas de ellas capaces de autorrenovarse, y otras capaces de originar células con menor capacidad de diferenciación, para finalizar luego en células maduras2.

(Ver trabajo completo en PDF)

(Hurtado Vilella, J.M. Evaluación del potencial terapéutico del trasplante de fotorreceptores en la retinosis pigmentaria, procedentes del cultivo de células madre mesenquimales de médula ósea de ratón. El Farmacéutico Joven, nº 5 Julio 2011, Ed. Mayo. Disponible en: www.elfarmacéuticojoven.es)

Soy Farmacéutico, ¿soy competente?

22 Junio 2011
En voz alta

Muchos de nosotros, en puertas de terminar o posiblemente con nuestro recién estrenado título bajo el brazo, nos hemos parado en seco y hemos reflexionado acerca de la gran pregunta: soy farmacéutico, ¿qué puedo hacer realmente?Como polluelos, hemos temido el momento de dejar la seguridad del nido que supone nuestra facultad y salir a volar al temido mercado laboral. Dudando dar ese paso al frente, cuestionando nuestra propia preparación y teniendo la incertidumbre sobre las posibilidades que se nos abren. Un consejo: no retrocedáis.

En el último número de la revista...

Las marcas empezaron siendo una herramienta que usaban los fabricantes para diferenciar sus productos de los de otros fabricantes. Nadie pensó q ...

 

Lo más leído este mes

¿Qué son los medicamentos «switch»? Paso de una prescripción médica a un OTC


Profesión

En España, la legislación actual no permite la dispensación de medicamentos de prescripción médica sin receta1, aunque hay algunos…
Visto 4918 veces

El oído en la farmacia: sonido de fondo y sonidos de productos


CANAL EF

Si has leído los artículos anteriores –si no lo has hecho, te lo recomendamos–, es probable que ya hayas…
Visto 4191 veces

Canadá: papel del farmacéutico en la crisis de los opiáceos


La farmacia en el mundo

Sección coordinada por: Jaime Acosta. Miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (International…
Visto 3927 veces

La asociación FarmaCiencia promueve una campaña informativa sobre los riesgos de la homeopatía


Crónicas

El próximo día 25 de septiembre, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Farmacéutico, las farmacias de la…
Visto 2862 veces

Actualización sobre tratamientos de indicación farmacéutica ante una consulta por sensación de cansancio (falta de energía)


Profesión

Fatiga, cansancio, astenia, debilidad, son palabras que a menudo se utilizan como sinónimos cuando una persona se acerca a…
Visto 2279 veces

Los «baby boomers», una oportunidad de negocio para tu farmacia


Profesión

Una generación activa, pudiente y con ganas de vivirLos «baby boomers» corresponden a una generación de personas que nacieron…
Visto 1985 veces

Tadalafilo Qualigen, el nuevo medicamento para la disfunción eréctil


Notifarma

Qualigen, laboratorio farmacéutico integrado en el Grupo NuPharm, lanza Tadalafilo 10 mg y 20 mg comprimidos recubiertos con película…
Visto 1984 veces

¿Venta cruzada en la farmacia? Incremento de valor en pacientes séniors


Profesión

Este artículo tiene como objetivo seguir concienciando al farmacéutico de la necesidad de trabajar la venta cruzada en la…
Visto 1700 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.