Banner_Prospantus
  • Nosotros o el caos: Nápoles

  • Contrato de cuentas en participación

  • Relaciones «win to win» con la industria

  • 1
  • 2
  • 3

Tecnología punta para trabajar la adherencia al tratamiento farmacológico: una tecnología de miradas

El tema de la adherencia farmacoterapéutica preocupa y, de hecho, es preocupante: representa un abandono, un abismo entre profesionales y personas, un conflicto no resuelto, un fracaso sanitario y social que tiene su raíz en un fracaso esencialmente ético. Sin embargo, a pesar de que las causas de la falta de adherencia estén en un plano afectivo, vivencial, social y cultural, las soluciones que suelen acogerse con entusiasmo no van dirigidas a trabajar estas esferas desde el diálogo, sino a adquirir dispositivos tecnológicos que nos permitan a los profesionales detectar las faltas de adherencia.

Microchips, bluetooth, smartphones, blisters inteligentes, y ahora pastillas digitales. Toda una ingeniería tecnológica de última generación (que pagarán los Sistemas de Salud) al servicio de un objetivo que puede resultar un tanto banal: ser nuestros chivatos. Que podamos vigilar si el paciente nos está engañando. Claro que si el método que hemos acogido con entusiasmo es un chivato tecnológico eso puede hacer previsible que las intervenciones en caso de falta de adherencia sean más de lo mismo, es decir, la coacción a través de sus muchas variantes: miedo, mensajes alarmistas, amenazas con quitar la custodia, órdenes judiciales que obliguen a una toma de medicación forzosa, etc. Ingeniería tecnológica, pero ¿al servicio de qué? Sin un compromiso ético, la tecnología no representa una ayuda humanitaria, sino una más sofisticada forma de coacción, y con un halo de fantasmagoría que nos puede nublar el pensamiento acerca de preguntas esenciales. La primera: ¿la tecnología de adherencia como fin en sí misma o como medio? Como medio, entiendo. Entonces, ¿cómo medio para qué fin?

A veces no nos damos cuenta de que los medios condicionan los fines. La pastilla digital es un «chivato tecnológico»; por lo tanto condiciona y promueve una práctica basada en la desconfianza y en medidas paternalistas y coercitivas.

¿Hay otra tecnología punta que, como medio, promueva otros fines más éticos? Sí. Os quiero poner un ejemplo que hemos puesto en práctica recientemente: un foto-voz para trabajar la adherencia. Tal como demuestra la «Ética del Discurso» (y siendo muy breve porque no es este el objetivo del presente artículo), se trata de cambiar la racionalidad estratégico-tecnológica (píldoras digitales) por una racionalidad que persiga como objetivo principal y prioritario la comprensión intersubjetiva (el entendernos mediante el diálogo). Es decir, entender la experiencia farmacoterapéutica (cómo está viviendo esa persona su medicación, cómo se relaciona con ella y qué emociones y pensamientos emergen de ese conflicto), como premisa ineludible para trabajar la adherencia (que en última instancia es la consecución de un consenso no coercitivo; un consenso libre fruto de un proceso dialógico). Tecnología punta: diálogo, comprensión, escucha, y técnicas de acción-participación comunitarias. Todo eso lo alberga un foto-voz.

Se trata de que los pacientes, consumidores, usuarios, personas en última instancia con proyectos vitales que les dan sentido a su vida, elaboren un discurso en torno al conflicto que les supone su medicación y lo pongan en común. Para ello, en una primera fase pasan de ser pacientes (muchos relegados a objetos pasivos con respecto a su salud) a construirse como artistas proactivos con la premisa de expresar eso que no se puede decir con respecto a su medicación.

Lo que no se puede decir con el lenguaje, que sí se puede intuir en una obra artística como puede ser una fotografía. Esa imagen que alberga una verdad ineludible. La premisa es: «fotografía todo aquello que tenga que ver con tu medicación y tu salud». Una premisa comunitaria. Todos realizan sus fotos con el asesoramiento de un fotógrafo profesional, y en nuestro caso, también contamos con una artista profesional: todo un lujo al servicio de esa revolución filosófica que supuso la Escuela de Franckfurt: el lenguaje al servicio de la comprensión intersubjetiva y no al servicio de falacias abstractas, retórica y demagogia. El lenguaje al servicio de la ética.

De pacientes a artistas. Y de artistas a creadores de discurso, a constructores de una voz comunitaria, a educadores y educados: a sujetos proactivos con respecto a su salud.

En las siguientes cuatro sesiones, las personas han traído sus fotografías y entonces, en grupo, elaboran un discurso en torno a la medicación, partiendo de esas obras artísticas, partiendo de «lo que no se puede decir». Creando un proceso epistemológico colectivo: construyendo un discurso que por primera vez emerge del silencio de la comunidad. Descubriendo una voz que sirva de interlocución al profesional sanitario que está moralmente obligado a escucharla, integrarla y dialogar en torno a ella.

Los cimientos sobre los que se construye el consenso (es decir, la adherencia) sólo pueden ser dialógicos. No están hechos de cromo y aluminio, sino de miradas. Y de un proceso de conocimiento mutuo. El discurso hegemónico elaborado por el tándem industria-sistema sanitario está bastante hecho. Pero ¿qué pasa con esos otros discursos? No están elaborados porque nunca han sido ni siquiera enunciados. Por lo tanto, no hay diálogo posible: sólo se ofrece la posibilidad a la adhesión al discurso oficial o a la exclusión del mismo, pero no hay un campo espacial para el entendimiento. La construcción de ese espacio de agencia democrática con respecto a la salud es la apuesta por un consenso elaborado con tecnología ética: un entusiasmo puro, moderado, y sin fantasmagorías.

Información adicional

  • antetítulo:

    Manual del Superviviente

  • autores: Paco Martínez Granados
  • info-autores: Asociación-colectivo Alarte. Escuela Comunitaria en Salud de Alicante
  • Botón Créditos: http://
Valorar este artículo
(1 Votar)

Lo último de Paco Martínez Granados

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

O soy muy viejo ya, o el tiempo se ha acelerado sin que me haya dado cuenta. Me acuerdo perfectamente de los conflictos generados por el servicio a dom ...

Los tres cerditos es un cuento habitual de la infancia. Desde mi perspectiva traslada los valores de la cultura del esfuerzo, de las cosas bie ...

Rosa María Arbonés es titular, desde hace 23 años, de la farmacia emplazada en la calle Pallars n.º 231, en el barrio barcelo ...

Vamos a abordar en este artículo de qué modo afecta a la oficina de farmacia el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Con ...

Un plan de marketing es un documento que ayuda al titular de una oficina de farmacia a conseguir sus objetivos a un año (ventas, fidelizaci&oacu ...

No cabe la menor duda de que las profesiones sanitarias suelen conllevar un alto porcentaje de continuidad familiar y empresarial de forma bastante gen ...

Hace ya varios años que existen las parafarmacias on line en España, y desde mediados del año 2015 es posible comprar medicamentos ...

«Pharmchain»: un modelo de «blockchain» para la farmacia comunitaria

José Daniel Carballeira Rodríguez*, Irene García Alfaro**, Jesús García Forés***,
Gestión de la farmacia

Todos hemos oído hablar de blockchain, pero ¿qué es la cadena de bloques? La blockchain es fundamentalmente una base de datos &laq ...

Ahora que está de moda luchar contra el contenido en azúcar (entre otras cosas) de los alimentos, voy a romper una lanza a favor de la gl ...

Aunque los vinos rústicos y el aguardiente todavía son parte importante de la industria vitivinícola mexicana, en los últim ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

En las suaves colinas toscanas podía verse, de vez en cuando, a un joven volar unos metros con unas alas diseñadas por Leonardo, para a c ...

«Todo lo que no es tradición es plagio.» En la fachada del Casón del Buen Retiro de Madrid, se reproduce esta frase de Eugeni ...

 

Lo más leído este mes

Los farmacéuticos destacan su papel como expertos en el medicamento en la conmemoración de su día mundial


Crónicas

Los 72.500 farmacéuticos colegiados españoles celebran hoy su día mundial, conmemoración organizada por la Federación Internacional Farmacéutica (FIP). Este…
Visto 5908 veces

Nace la red de farmacias Luda para cubrir desabastecimientos y solucionar la compra online


Notifarma

El principal reto de la farmacia española es combatir a los nuevos jugadores sobre el terreno de la distribución…
Visto 1905 veces

Programas de apoyo al paciente


Profesión

No cabe duda de que el manejo de las enfermedades crónicas es uno de los grandes retos que deben…
Visto 1195 veces

Confederación de pacientes con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa


Hablan los pacientes

En 1987, el doctor y paciente León Pecasse y otras personas afectadas por la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) crearon…
Visto 1145 veces

La verificación de medicamentos, una realidad a partir del 9 de febrero de 2019


Crónicas

La próxima entrada en vigor del Sistema Español de Verificación de Medicamentos (SEVEM) y la situación de los proyectos…
Visto 1094 veces

Dolor musculoesquelético


Profesión

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP por sus siglas en inglés) lo define como «una experiencia…
Visto 958 veces

Medicamentos falsificados e implantación del SEVeM, temas de la próxima Jornada de Distribución Farmacéutica


Crónicas

El próximo 15 de noviembre de 2018 se celebrará en Madrid la 4ª Jornada Profesional de Farmacéuticos en la…
Visto 870 veces

Médicos, farmacéuticos y veterinarios homeópatas se unen en un sindicato


Crónicas

Médicos, farmacéuticos y veterinarios españoles que prescriben o aconsejan homeopatía han decidido unir sus fuerzas para luchar contra el…
Visto 852 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.