Publicidad

  • Nosotros o el caos: Nápoles

  • Contrato de cuentas en participación

  • Relaciones «win to win» con la industria

  • 1
  • 2
  • 3
Banner_rinastel

¿Cómo se gestionan el talento y el conocimiento farmacológico?

  • 01 Septiembre 2017
  • Paco Martínez Granados

En mi opinión la diferencia entre conocimiento e información radica en que esta última está constituida por datos, bits, memoria y su sede es internet, libros, revistas… El conocimiento no es un resultado memorístico consecuencia de la mera asimilación de esta información. No puede serlo. El conocimiento es algo dinámico (es fuego) y se basa en la reflexión, posicionamiento y praxis. Es un alumbramiento, un descubrimiento sobre la incertidumbre, una revelación.

Los únicos capaces de generar conocimiento a partir de información son los seres humanos (por el momento), a través de su talento. Cuando el material que se «trabaja» es la farmacología y la farmacoterapia, el profesional que la estudie y extraiga un conocimiento de ella es un farmacólogo o un farmacéutico. Pero no por ir a la Facultad de Filosofía y hacer el grado uno es filósofo, al igual que la Facultad de Bellas Artes no necesariamente construye artistas, o la Facultad de Filología, poetas. No por ir a la Facultad de Farmacia, uno es farmacéutico.

El talento humano, decíamos, es el alquimista que transforma los bits informativos (moléculas, mecanismos de acción, efectos secundarios, usos terapéuticos…) en conocimiento farmacoterapéutico (integración bio-psico-socio-mágico-cultural) del fármaco-remedio. Pero, ¿cómo y quién canaliza este talento y hacia qué fines? ¿Generamos conocimiento a partir de la información que estudiamos?

En mi experiencia y opinión, hay instituciones que gestionan el talento humano mejor que otras. Por ejemplo, la industria farmacéutica sabe gestionar el talento mucho mejor que la sanidad pública. Que conste que me considero un defensor de la sanidad pública, y que jamás he echado un curriculum vitae a ninguna compañía farmacéutica por falta de motivación, pero hay que reconocer que la sanidad pública no sabe gestionar el talento.

No lo sabe reconocer y cuando lo reconoce lo «explota» como una mina de oro hasta secarlo. Esto implica que no sólo la información (lo que vendría a ser la Medicina Basaba en la Evidencia), también el conocimiento farmacoterapéutico es generado y custodiado por las compañías farmacéuticas. ¿No hay vida inteligente fuera de ella? Evidentemente la hay como sustrato, como red neuronal, pero no se nota que la haya porque se financia su idiotización. Idiota, en griego ἰδιώτης, significa «persona privada de habilidad profesional» y empezó usándose para un ciudadano egoísta que no se ocupaba de los asuntos públicos. El sistema público y la red de farmacias comunitarias en España contienen un talento humano maravilloso. Pero la gestión de dicho talento en cuanto a conocimiento farmacoterapéutico se refiere es nula. Inexistente. Yerma. Porque el sistema remunerativo de esta red de profesionales está diseñado para su idiotización a través de la inducción de una atrofia cognitiva, porque se entiende que si hubiera un proceso cognitivo sería manifiestamente crítico y entonces podrían no haber ventas. Lo mejor, por tanto, para que siga habiendo ventas es que las personas que pudieran pensar, dejen de hacerlo. Se puede decir, sin lugar a dudas, que el sistema de remuneración de las farmacias comunitarias y gran parte del sistema público del medicamento, es un sistema neurotóxico e idiotizante que aplaca cualquier atisbo de reflexión y génesis de conocimiento. No hablo sólo de poner en práctica lo que nos enseñan en las facultades de farmacia. Hablo de pensar lo que nos enseñan y criticarlo, y ponerlo en práctica de manera que a los ciudadanos les lleguen los resultados de este conocimiento (lo que sería un autentico avance farmacoterapéutico) en lugar de convertirlos en meros objetos y consumidores de fármacos.

Pero eso no nos interesa. Nos interesa seguir haciendo «caja». La Universidad, el Conocimiento, la Ética, eso son cosas del pasado, eso es anacrónico, cosa de una civilización ancestral. Lo que ahora interesa (y es lo que se está consiguiendo) es que los farmacéuticos y farmacólogos se conviertan en personas que se sepan al dedillo la última información y conocimiento que genera la industria farmacéutica sin ninguna crítica con respecto a lo que reciben y con el compromiso de que eso que les están vendiendo llegue a las vías circulatorias de todos los pacientes posibles, todo bajo el mandato de llevar el avance y el progreso por el torrente biológico de la ciudadanía, al igual que se lleva la democracia a países que –pobrecitos– no la tienen. Pues que así sea. Pero personalmente, me bajo del carro. He trabajado en farmacia comunitaria y dejó de interesarme. Noté su neurotoxicidad y me asusté. He trabajado diez años en farmacia hospitalaria y puedo decir ahora que no hay gran diferencia con respecto a la comunitaria. También aquí nos hemos convertido en cerebros memorísticos capaces de repetir las letanías que nos llegan en forma de panfletos. Escaso valor social en ello. No quiero decir que no sea posible encontrar personas en farmacias comunitarias y en hospitalaria capaces de aportar talento y conocimiento. Las conozco y las hay, y muy brillantes. Y menos mal que no hacen como yo, y se quedan luchando. Si todas estas personas pueden desarrollar su talento es a pesar del sistema y no gracias a él. Ojalá un día en España se gestione el talento público. Ese día empezará la auténtica transformación. Y el avance y el progreso serán reales y dejarán de confundirse con cuestiones puramente crematísticas.

Información adicional

  • antetítulo:
     
  • autores: Paco Martínez Granados
  • info-autores: Educador en Salud y farmacoterapeuta. Escuela Comunitaria de Alicante, «La Plaza»
  • Botón Créditos: http://
Valorar este artículo
(5 votos)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

Ya lo tenemos aquí, con su membrete oficial y los consensos políticos necesarios en el Consejo Interterritorial para hacerlo creíble y a su vez preocupante para el sector. A bom ...

No es ninguna novedad la precaria situación en la que se encuentra la farmacia rural a día de hoy y la cantidad de mensajes negativos que continuamente leemos sobre su viabilidad. Desd ...

La Farmacia Villar, de A Coruña, atesora un pasado de 192 años y seis generaciones de farmacéuticos. Conservar su larga historia mirando al futuro es el gran reto que afronta su ...

Definición y prevalencia
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso y la obesidad como una epidemia a esc ...

En el mostrador de la oficina de farmacia es frecuente encontrarnos frente a numerosas consultas de pacientes que han sufrido algún traumatismo o lesión en su piel. Ven al farmac&eacut ...

Prevención de catarros y resfriados

N. Floro Andrés Rodríguez, José A. Fornos Pérez, Rocío Mera Gallego,
Profesión

Infecciones víricas de las vías respiratorias superiores
Todos los años las patologías o infecciones ví ...

La leche materna es lo mejor para los bebés porque proporciona mucho más que sólo energía. Una multitud de moléculas de azúcar complejas protegen al beb&eac ...

En el artículo anterior (El Farmacéutico n.º 579; pp.: 36-39), hemos visto algunas conclusiones que pueden ayudar al farmac ...

Módulo 7. Trastornos del estado de ánimo y trastorno bipolar

Álvaro Morcuende*, José Martínez Raga**,
Cursos

Objetivos del módulo

  • Conocer los principales fármacos usados en los trastornos del estado de ánimo y el tra ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Los vinos de botrytis o vinos dulces de podredumbre noble se elaboran con uvas afectadas parcial o totalmente por el hongo Botrytis cinerea. Se conocen desde hace siglos pero se ignora cu&a ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

El Museo del Prado alberga dos óleos sublimes del pintor lombardo Daniele Crespi (1598-1630): la Flagelación, óleo de 1625, y su obra maestra, la Piedad, de 1626. Cresp ...

Alfredo de Musset recibió en su casa una carta cerrada que contenía una escueta leyenda en el sobre: «Al mejor poeta de Francia». Inmediatamente se la hizo llegar sin abrir ...

 

Lo más leído este mes

Complementos alimenticios en problemas articulares


Protocolos en la farmacia

Definición y prevalenciaLa osteoartritis o artrosis es la más común de las patologías articulares crónicas. En su aparición y…

Lactobacillus rhamnosus GG (LGG), 30 años de beneficios y evidencia


Artículo especial

Hace más de un siglo que los probióticos son objeto de interés científico y constituyen un activo campo de…

Síndrome del ojo seco


Protocolos en la farmacia

Definición y prevalenciaEn el Taller internacional sobre Ojo Seco (Dry Eye Workshop) DEWS II (2017), se define el ojo…

El qué y el cómo


Ya viene el sol

Debatir sobre el futuro de una profesión siempre es sano, enriquecedor. Escuchar puntos de vista diferentes, teorías o propuestas…

Módulo 6. Patologías neurológicas y su relación con la urgencia: epilepsia, meningitis y lesiones traumáticas


Cursos

Las patologías neurológicas que con mayor frecuencia motivan la consulta a urgencias son las enfermedades cerebrovasculares, que constituyen alrededor…

Módulo 5. Demencias, enfermedad de Parkinson y enfermedad de Alzheimer


Cursos

Objetivos de aprendizaje Conocer el concepto de deterioro cognitivo, incluyendo enfermedad de Parkinson y demencias en general. Reconocer los…

Sobre ibuprofenos y paracetamoles


Ya viene el sol

Debatir sobre el futuro de una profesión siempre es sano, enriquecedor. Escuchar puntos de vista diferentes, teorías o propuestas…

Consejos para evitar los síntomas del ojo seco por el uso de pantallas


Salud ocular

Al finalizar el verano, los españoles se creen a salvo de los recurrentes y molestos problemas oculares. Pero septiembre…

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.