• Nosotros o el caos: Nápoles

  • Contrato de cuentas en participación

  • Relaciones «win to win» con la industria

  • 1
  • 2
  • 3
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2866

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 3393

Reivindicación del TecnoRemedio

  • 15 Mayo 2017
  • Paco Martínez Granados

Según Ken Wilber, la evolución se desarrolla en sucesivas fases de fusión, escisión e integración. Al principio el conocimiento estaba fusionado en una mezcla de concepción mágica, mística, religiosa, científica y filosófica del mundo.

El desarrollo de la ciencia positivista posibilitó un salto cuántico en nuestra aproximación al mundo, y la magia y las religiones quedaron relegadas a una cueva oscura del Medievo. Efectivamente, como dejó bien claro Nietzsche, ya estaba bien de que la humanidad continuase sumida en la opresión, la ignorancia, y el miedo. El hombre tenía que despertar y para ello debía asomarse a su propio abismo existencial, y desde ahí, desde esa máxima moral, asesinase todo cuanto lo seguía paralizando en el terror: Dios, las religiones, los opios del pueblo y anestésicos circenses, todo, lo que no permitiese asomarse al gran abismo del averno, para desde ahí trascender.

La humanidad evolucionó iniciando una escisión entre conocimiento científico y fenomenológico. Lo que Ken Wilber viene a decir es que después de la fusión inicial del conocimiento, una vez agotada esta cosmovisión, la humanidad se sumió en un trabajo de escisión. Es la fase en la que la medicina hegemónica se encuentra en la actualidad. La relación de causa-efecto continúa plagando los estudios en farmacología humana, donde todo efecto científico y válido es aquel que se explica por la unión del fármaco con un receptor molecular y la cascada de eventos biológicos resultantes. Seguimos concibiendo el sistema biológico humano como un circuito cartesiano y secuencial, donde un fármaco tiene la capacidad de alterar dicho circuito de forma duradera. Humberto Maturana y Francisco Valera ya pusieron de manifiesto en los años setenta del siglo pasado que este entendimiento de la biología era una falacia. Un sistema biológico se define por su capacidad para crearse a sí mismo y reorganizarse ante un desequilibrio que el sistema trata de que sea transitorio para mantener una organización mínima viable. El sistema biológico es una red en adaptación constante y no un circuito en efecto dominó.

Si Ken Wilber lleva razón acerca del concepto de evolución cósmica (y humana), el siguiente paso que debería dar la farmacología clínica es volver la vista sobre sus miembros olvidados. Es decir, recuperar el concepto de «remedio» e integrarlo (no fusionarlo, ya que eso sería volver a la pre-historia) en el concepto de tecnología farmacológica. Una y otra vez la dimensión «remedio» se expresa en lo que la ciencia positivista denomina «efecto placebo», y acto seguido lo desdeña como una familia de la que una vez formó parte pero ya quedó claro que eran los conservadores y cobardes del grupo: los equivocados. Sin embargo, los ensayos clínicos en psicofarmacología muestran tasas de respuesta a placebo más altas que las atribuibles al efecto farmacológico puro, y del orden del 60-80%.

En efecto, el proceso terapéutico empleando un fármaco tiene una parte «científica» que tiene que ver con la interacción molecular y el desequilibrio bioquímico transitorio que desencadena. Esta parte está sobredimensionada, sobre todo porque no tenemos pruebas científicas acerca de la durabilidad de este efecto con ninguna clase farmacoterapéutica, pero, según el modelo vigente de la biología propuesto por Maturana y Valera, los fármacos ocasionarían un efecto indirecto de adaptación biológica compensatoria al efecto directo, lo cual repercutiría en última instancia en una pérdida de eficacia a largo plazo de los fármacos. En cualquier caso, se esté o no de acuerdo con este paradigma, la durabilidad de los efectos de los medicamentos es un área de incertidumbre donde la ciencia farmacológica clínica no ha llegado.

Afortunadamente, el proceso terapéutico con el uso de fármacos no tiene únicamente esta vertiente biológica. Tomar un medicamento tiene correlatos vivenciales, emocionales, culturales y sociales que interaccionan constantemente con el biológico. Por ejemplo, la empatía y relación terapéutica y humana que como pacientes entablemos con nuestros médicos, enfermeros y demás sanitarios, tiene un valor terapéutico que en incontables ocasiones se pone de manifiesto (ver por ejemplo las revisiones Cochrane acerca de los beneficios de la Terapia Sustitutiva con Nicotina en la deshabituación tabáquica cuando este contacto humano se da y con respecto a cuando no se da).

También hay un correlato psico-mágico cuando, por ejemplo, un farmacéutico elabora una fórmula magistral, esto es, un remedio único para un paciente que él mismo le proporciona en el contexto de una relación farmacéutico-paciente. Es indiscutible que esto proporciona valor terapéutico además del puramente farmacológico y que se manifiesta en los ensayos clínicos a través del efecto «placebo».

Y pregunto: ¿es ético no permitir que un paciente encuentre la dimensión de remedio en el arsenal farmacotécnico que empleamos?, ¿es ético que le digamos: mire usted este fármaco tiene una dimensión «remedio» que podría añadir un 30% de valor terapéutico, pero como es una parte de la terapia «no científica», pues usted no se va a beneficiar, se jode en su dolencia, porque es que nosotros somos científicos, sabe usted?

Porque claro, si nos ponemos ortodoxos en cuanto al entendimiento científico-farmacológico, pues seamos coherentes y retiremos del mercado el 80% de las nuevas comercializaciones que no suponen un avance farmacotécnico.

Todo esto para decir que los farmacéuticos, en mi opinión, estamos perdiendo y además incurriendo en un error epistemológico cuando escindimos el remedio del frasco farmacotécnico. También creo que esto no es ético: he estado en contacto con innumerables pacientes que se han beneficiado de efectos psico-mágico-culturales para apaciguar sus dolencias. Por último, creo que no estamos entendiendo del todo el paradigma epistemológico del siglo veintiuno, y que según la concepción evolutiva de Wilber pasa por integrar. Para hacer esto hay que dejar de jerarquizar el conocimiento en una fila de «válidos» y otra fila inferior de «inválidos». El conocimiento es algo sagrado y yo diría que siempre escaso. No estamos para desechar conocimiento, ni menospreciarlo.

La evolución, el progreso, pasa porque estemos a la altura de integrar el componente «remedio» con el componente «farmacotécnico», y así devolver a la humanidad un valor terapéutico pleno para sus dolencias.

Información adicional

  • antetítulo:

    Manual del superviviente

  • autores: Paco Martínez Granados
  • info-autores: Farmacéutico clínico y educador en Salud. Escuela Comunitaria de «La Plaza». Alicante
  • Botón Créditos: http://
Valorar este artículo
(1 Votar)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

Todo era mucho más sencillo cuando era el brujo de la tribu quien acumulaba en exclusiva el conocimiento de lo que sucedía en los cuerpos ...

El próximo 9 de febrero entrará en vigor en toda la Unión Europea el Sistema Europeo de Verificación de Medicamentos (EMVO, ...

La farmacia rural está en boca de todos. De demasiados, seguramente. En este artículo intentaremos ponerla en el sitio justo. En las ...

El ojo seco posiblemente sea una de las consultas más habituales en la oficina de farmacia, donde podría decirse que hacemos una atenci&o ...

La tos es uno de los síntomas que más consultas genera en la farmacia, y aunque se trata de un mecanismo de defensa del organismo para li ...

Sección coordinada por:
Jaime Acosta. Miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (Internati ...

En una situación como la actual, en la que el futuro fiscal a medio plazo podría tener algunas novedades derivadas del reciente borrador ...

Hipertensión en personas mayores

Irene Cordero Sánchez, M.ª José Díaz Gutiérrez, Yolanda Gardeazabal Ayala, Estíbaliz Martínez de Luco García, María Martínez de Luco García,
Cursos

La hipertensión arterial es una alteración crónica que constituye uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. Consis ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariam ...

El suelo donde crecen y fructifican las vides es el origen del vino y le imprime su alma. El suelo óptimo para el cultivo de la vid debe ser pob ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

El concepto de obra maestra, que hoy se aplica sobre todo a las obras de arte, tiene su origen en los gremios artesanales de las ciudades y en el exame ...

No hay una diferencia clara entre las polillas y las mariposas, ni existe base científica para separarlas. Aun así, su desigual prestigio ...

 

Lo más leído este mes

Médicos, farmacéuticos y veterinarios homeópatas se unen en un sindicato


Crónicas

Médicos, farmacéuticos y veterinarios españoles que prescriben o aconsejan homeopatía han decidido unir sus fuerzas para luchar contra el…
Visto 1237 veces

Una farmacia de barrio y «amigable»


Un día en la farmacia de...

Rosa María Arbonés es titular, desde hace 23 años, de la farmacia emplazada en la calle Pallars n.º 231,…
Visto 1161 veces

Las dificultades de una farmacia del Pirineo navarro


Un día en la farmacia de...

La farmacia rural está en boca de todos. De demasiados, seguramente. En este artículo intentaremos ponerla en el sitio justo.…
Visto 1119 veces

Llega la Navidad a la farmacia. Las 10 claves para aprovecharla


Gestión para novatos

Actualmente, la Navidad cada vez llega antes, desde los primeros días de noviembre ya podemos ver escaparates engalanados para…
Visto 1081 veces

Atención farmacéutica domiciliaria


El color de mi cristal

Vicente J. Baixauli (SEFAC), Ángel Mataix (SEFAP) y Miguel Ángel Calleja (SEFH) explican su postura y la de las…
Visto 1071 veces

Hacer un plan de marketing sin morir en el intento


Gestión de la farmacia

Un plan de marketing es un documento que ayuda al titular de una oficina de farmacia a conseguir sus…
Visto 907 veces

Iraltone® AGA Plus, ciencia en cada cápsula contra la caída capilar crónica severa


Notifarma

Cantabria Labs ha lanzado, durante la XX Reunión del Grupo de Tricología de la EADV celebrada en Alicante, Iraltone®…
Visto 887 veces

La Comisión Europea mantiene la actual legislación de los medicamentos homeopáticos y rechaza la petición del Gobierno español


Crónicas

La Comisión Europea rechaza la petición del Gobierno de España y asegura que no tiene previsto evaluar ni modificar…
Visto 887 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.