• Nosotros o el caos: Nápoles

  • Contrato de cuentas en participación

  • Relaciones «win to win» con la industria

  • 1
  • 2
  • 3

La formación de los empleados: ¿gasto o inversión?

Antes de empezar a leer este artículo te sugiero reflexionar sobre la siguiente pregunta: ¿Por qué los clientes van a preferir venir a tu farmacia? Aunque seguro que se te ocurren varias respuestas, tengo que decirte que no será por el precio, el surtido o la cercanía. A tu alrededor hay muchas otras farmacias y empresas que ofrecen el mismo producto con precios competitivos e incluso, si están más cerca de la zona que tus clientes frecuentan, terminarán por cambiar fácilmente de lugar de compra. En realidad, la razón que supone un argumento real y fuerte es la calidad de la atención farmacéutica.

¿Y de qué va a depender la calidad de dicha atención? Básicamente de dos elementos clave, el primero la excelencia en la gestión y el segundo la formación. Cuando hablamos de excelencia en la gestión nos referimos a que el funcionamiento de cada una de las unidades de negocio sea óptimo. Si conseguimos generar una dinámica de trabajo eficiente y rentable nuestro equipo dispondrá de tiempo suficiente para practicar una atención al paciente de calidad, convirtiéndose así en la principal herramienta comercial y de marca.

Con respecto a la formación, resaltamos su importancia porque permite y justifica el rendimiento, rentabilidad y calidad del ejercicio profesional. De hecho, cuanto mayor sea el grado de formación y preparación del equipo, mayor será su nivel de productividad, cualitativa y cuantitativamente. Hablar de formación es proporcionar al equipo conocimientos en materia sanitaria, de comunicación y marketing, puesto que solo una combinación de los tres conseguirá resultados efectivos.

Parece fácil que la siguiente pregunta a formular sea: ¿La formación supone entonces un gasto o una inversión? La respuesta es simple, las formaciones (ya sean internas o externas) supondrán un coste dentro de la cuenta de resultados, sin embargo constituyen una de las inversiones más rentables. El entorno, el sector y el consumidor están en constante cambio y si la farmacia no marcha a la par con esa evolución, terminará por estancarse, retroceder y por supuesto dejará de ser competitiva en el mercado.

Hay un factor que es determinante a la hora de hablar de inversión y no de gasto, este factor es la planificación. Si una farmacia no sigue una línea formativa, el conocimiento no tendrá una continuidad y no habrá forma de evaluar el progreso y la aplicación, sin embargo si la farmacia forma a sus empleados bajo una determinada organización, sabrá bien qué aspectos son los que ya se han trabajado, los que se están mejorando y los que a futuro deben procurarse, de tal modo que la formación no solo será continua y coherente, sino también un ciclo al que los empleados se acostumbran y un vehículo para la motivación.

Con independencia de las áreas formativas de interés para farmacia hay 3 tipos de formación que la planificación debe incluir:

tiposformacion 

Formación puntual
Este tipo de formaciones centran el conocimiento en determinados aspectos relacionados con el desarrollo de la farmacia y suscitan el interés por la relevancia y/o aplicación que puedan tener en el día a día. Por lo general surgen como una oportunidad y aunque no están determinadas en el calendario, la farmacia debe prever su inversión en las partidas presupuestarias de enero.

Formación continuada
La idea de formar a los empleados con constancia supone aportar herramientas para el ejercicio eficaz de la profesional, a la par que se incrementa el potencial de la farmacia mediante el perfeccionamiento y actualización del personal que se verá confiado, preparado y motivado para progresar. Otra de las ventajas de realizar formaciones continuas es que crean un hábito formativo y un deseo constante por evolucionar; de este modo se eleva el compromiso profesional con el cumplimiento de objetivos y el bienestar del paciente.

Formación de competencias
Con la evolución del rol del farmacéutico, las exigencias del mercado laboral y las demandas del sector, se hace necesario el desarrollo de un nuevo enfoque de gestión en materia de recursos humanos. El desarrollo de valores añadidos a las competencias básicas que exige la farmacia es inminente, por lo que se hace necesario incluir en la organización formación para el desarrollo de determinados aspectos que favorezcan la creación de la marca salud, generar vínculos más emocionales y personales con el cliente y/o proporcionar experiencias de compra diferentes y especializadas.

Así pues queda bien claro que la farmacia debe dedicar un presupuesto al desarrollo formativo de sus empleados, teniendo siempre en mente que un enfoque global e integrado es el ideal, facilitando que la inversión sea rentable a corto y largo plazo.

Información adicional

  • antetítulo:

    Gestión para novatos

  • autores: Luis de la Fuente
  • info-autores: Director de Mediformplus
  • Botón Créditos: http://
Valorar este artículo
(0 votos)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

«Las plagas, en efecto, son una cosa común, pero es difícil creer en las plagas cuando las ve uno caer sobre su cabeza.»
A. Camus

...

Sin prisas, pero con una gran constancia, Pilar Gascón se ha hecho un hueco importante en el mundo farmacéutico. Primero como farmacéutica comunitaria, pero al mismo tiempo tamb ...

Los farmacéuticos/as constituyen «la otra primera línea» de la batalla contra la covid-19, en la que no quedan al margen del ...

El sector farmacéutico ha demostrado su papel fundamental en la pandemia causada por el coronavirus. Los diferentes eslabones del sector –Farmaindustr ...

Después de dos meses de aislamiento en España y desde que Farmamundi activara su protocolo de emergencias el pasado mes de febrero, la ONG, con más de 25 años de experien ...

La actual crisis como consecuencia de la pandemia originada por el virus SARS-CoV-2 está teniendo unas consecuencias extraordinariamente graves tanto a nivel sanitario como económico y ...

El glutatión en la infección vírica1
El glutatión (GSH) es el principal antioxidante de las c&eacut ...

Imprescindibles en verano 2020

Mireia Ripoll Batlló y Joaquín Braun Vives,
Profesión

Tras los excelentes presagios que acompañaban el inicio de 2020, el inesperado estancamiento que ha supuesto la pandemia de la COVID-19 nos impele a encarar, enfundados de ilusión, el ...

Ácidos grasos omega-3

Ave Mari Aburto, Elena Castiella,
Profesión

Los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, con un grupo carboxilo en un extremo (terminal alfa) y un grupo metilo en el otro (terminal omega). La nome ...

En el día a día del farmacéutico el dolor es uno de los principales motivos de consulta, y debemos saber indicar al paciente qué tipo de solución es la mejor para ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

El sekt es un vino espumoso poco conocido que está avanzando a pasos agigantados. La mayoría de los vinos alemanes o austríacos sekt se elaboran utilizando el método del ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Escribo este artículo a principios del mes de abril, cuando España ha alcanzado la tristísima cifra de trece mil muertes causadas por la COVID-19. Nadie sabe a ciencia cierta, a ...

Benito Pérez Galdós es un canario tan ligado a Madrid, que se le considera el autor clave para conocer la vida y los personajes del Madrid del siglo XIX. Tanto, que Del Valle-Incl&aacu ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.