Imprimir esta página

Evaluación del potencial terapéutico del trasplante de fotorreceptores en la retinosis pigmentaria, procedentes del cultivo de células madre mesenquimales de médula ósea de ratón

  • 29 Junio 2011

Introducción
La principal característica de las células madre o troncales (stem cells) es su facultad de multiplicación y diferenciación, dando lugar a los diferentes tipos celulares presentes en un organismo.Las células madre se pueden clasificar atendiendo a diversos criterios. Las células madre se pueden clasificar atendiendo a diversos criterios. Según su localización, distinguimos entre las células madre embrionarias, procedentes del blastocisto (figura 1) (fase primitiva del desarrollo embrionario), y las células madre adultas (somáticas), procedentes de tejido adulto. Atendiendo al potencial de generación de tipos celulares, las podemos clasificar en totipotentes, pluripotentes, multipotentes y unipotentes. Esta clasificación está relacionada con el estadio de desarrollo del organismo del que provienen.
Las células madre embrionarias son totipotentes: son capaces de generar cualquier tipo celular, y con capacidad para originar un individuo completo. Las pluripotentes son las células madre procedentes de fases posteriores del desarrollo embrionario; pueden generar cualquier tipo de células de un organismo adulto, pero no un organismo completo. Las células madre adultas las podemos encontrar en determinadas localizaciones del organismo adulto; son capaces de originar algunos tipos celulares, son multipotentes. Por último, hablamos de células unipotentes cuando su grado de diferenciación permite la generación de un solo tipo celular1.
Los tejidos adultos donde es posible encontrar células madre son la médula ósea, la sangre periférica, el cerebro, la columna vertebral, la pulpa dental, los vasos sanguíneos, el músculo esquelético, el epitelio de la piel y del sistema digestivo, la córnea, la retina, el hígado y el páncreas.
La médula ósea (MO) es un tejido complejo, sinusoidal y bien organizado que se encuentra en la cavidad medular de los huesos largos, del esternón, de los huesos de la cadera y de las vértebras esponjosas, y constituye uno de los mayores tejidos del cuerpo, cuya función principal es la de promover la hematopoyesis. Está constituido por varios tipos de células, entre ellas las células hematopoyéticas, que se mantienen en un estado indiferenciado y funcional (células madre hematopoyéticas o HSC). Presentan un modelo de regulación jerárquico: en el ápice se encuentran las células madre multipotentes, algunas de ellas capaces de autorrenovarse, y otras capaces de originar células con menor capacidad de diferenciación, para finalizar luego en células maduras2.

(Ver trabajo completo en PDF)

(Hurtado Vilella, J.M. Evaluación del potencial terapéutico del trasplante de fotorreceptores en la retinosis pigmentaria, procedentes del cultivo de células madre mesenquimales de médula ósea de ratón. El Farmacéutico Joven, nº 5 Julio 2011, Ed. Mayo. Disponible en: www.elfarmacéuticojoven.es)

Información adicional

  • antetítulo: Trabajo científico
  • autores: José Manuel Hurtado Vilella
  • info-autores: Trabajo de suficiencia investigadora presentado en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Alicante a través de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada, en virtud de un acuerdo entre ambas instituciones. Profesor: Antonio Sánchez Pozo. Departamento de Bioquímica y Biología Molecular. Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada
Valorar este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados