• Nosotros o el caos: Nápoles

  • Contrato de cuentas en participación

  • Relaciones «win to win» con la industria

  • 1
  • 2
  • 3
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 3058

¡Los sanitarios a los cuarteles y las trincheras!

  • 12 Septiembre 2016

A mi padre,

El sistema sanitario está plagado de connotaciones militares. «Orden médica» o «cumplimiento terapéutico» son algunos conceptos que reflejan una relación de poder y sometimiento entre quienes ejercen la orden (prescriptor) y quienes la reciben (paciente). Los prescriptores, además, creen que tienen «libertad de prescripción», pero esto es solo un consolador que enmascara, y hace más soportable, el hecho de que ellos también son marionetas de otros que les dictan las intervenciones. Cómo explicar si no el éxito comercial que tienen los nuevos medicamentos a pesar de las pocas muestras que ofrecen como avances terapéuticos reales.

Otras pruebas que desvelan la naturaleza de poder en las relaciones interpersonales del sistema sanitario son el corporativismo (movimiento que persigue únicamente el mantenimiento y/o auge de privilegios profesionales nutriéndose de supuestos objetivos loables como el bienestar de los pacientes), el Tratamiento Ambulatorio Involuntario (TAI), o juzgar y maldecir a los «pacientes incumplidores» en las cafeterías de personal. Al corporativismo hemos jugado (y seguimos jugando) todas las profesiones sanitarias.

La Seguridad del Paciente que ahora está institucionalizada en las principales autoridades sanitarias del mundo (OMS, CDC, Institute of Medicine…) empezó cuando una enfermera cansada de ver cómo se moría la gente de infecciones graves después de someterse a intervenciones quirúrgicas, se atrevió a decirle al cirujano que se lavase las manos antes de meterle mano al paciente (cosa que no estaba haciendo). Si ninguna otra enfermera o personal sanitario le comentó antes a este cirujano que se lavase las manos, es porque en aquella sala había miedo a comentarle nada, de la misma manera que un cabo tiene miedo a contradecir a un sargento. Es decir, entre los profesionales sanitarios, hay rangos de poder.

Si en las consultas sólo disponemos de 5 minutos no tenemos tiempo para dialogar. Y si no hay diálogo, hay dinámica de poder, como demostró Paolo Freire en su Teoría de Acción Antidialógica, porque sólo hay tiempo para la orden (que siempre ha sido más rápida que el entendimiento). Si no hay contacto visual entre el profesional sanitario y la persona que padece, hay dinámica de poder y deshumanización, y da igual que no nos miren porque tengan que meter datos clínicos fundamentales en la historia clínica electrónica.

Si como farmacéuticos acudimos a dialogar y pensar en colectivo sobre una persona con otros profesionales, y somos empáticos y miramos y cuidamos todos los aspectos de la comunicación y nuestro ánimo es verdaderamente de ayuda, y la respuesta que recibimos es «el médico soy yo» o «yo no voy a cambiar nada porque yo soy el que mando», no hay batas blancas, hay escalafones militares uniformados, no hay pensamiento ni diálogo, ni afán de construir decisiones clínicas de más calidad, tan sólo órdenes, imposiciones y autoridad. Poder y sometimiento.

En el mes de mayo de 2016 salió publicado en el BMJ un artículo titulado «Los errores médicos suponen la tercera causa de muerte en EEUU» (http://www.bmj.com/content/353/bmj.i2139). El exceso de intervencionismo médico es una de las raíces que se señalan. Pero el constructo cultural que permite que ese delirio de ideas intervencionistas lleguen a la población es porque la dinámica en la relación sanitario-paciente es una dinámica de poder y sometimiento. Lo único que puede revertir estos procesos dramáticos es el diálogo, la humanización y la educación, de manera que las decisiones sean respetadas, pensadas, y consensuadas en colectivo. Y para ello necesitamos consultas y hospitales libres de una cultura militar jerarquizada.

Las dinámicas de poder entre personas es un caldo de cultivo para las guerras civiles, tal como puso de manifiesto Elias Canetti en su novela Auto de Fe, publicada en 1935 y por cuyas páginas desfilan personas delirantes, vagabundos, estafadores, buhoneros y tullidos con quienes entra en contacto el protagonista, Peter Kien, que es un erudito sinólogo de reconocido prestigio académico y dueño de una de las mayores bibliotecas privadas. A lo largo de la novela te percatas de que apenas se profundiza humanamente en Kien, de manera que el lector mantiene una distancia afectiva con el protagonista y con el resto de rostros que van apareciendo en la novela. Todos estos personajes se relacionan entre ellos con una violencia brutal e insidiosa, muy sutil, que se manifiesta sobre todo en el lenguaje, en los diálogos. Cuando hablan entre ellos sólo hay un cruce de exposiciones monologuistas y en ningún momento hay escucha o entendimiento, ni siquiera por parte del lector, el lenguaje es un soliloquio incomprensible, la novela, como el propio autor reconoce, es insoportable. Así era la atmósfera social en la Europa previa a la Segunda Guerra mundial. Son los síntomas a los que debemos prestar atención en nuestra sociedad contemporánea para evitar la repetición de una historia cruel. Las dinámicas de poder entre personas, en nuestra cotidianidad, en nuestros hospitales, en nuestros barrios, es el caldo de cultivo de una sociedad deshumanizada y en destrucción moral.

No hay órdenes médicas que haya que cumplir. Los hospitales y centros de salud no son espacios militares. Son espacios para el diálogo en torno a la salud entendida como un recurso para la vida.

Información adicional

  • antetítulo:

    Manual del Superviviente

  • autores: Paco Martínez Granados
  • info-autores: Educador en Salud
  • Botón Créditos: http://
Valorar este artículo
(2 votos)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

José Mayoral

Josep M.ª Torres y Francesc Pla,
Editorial

Se nos ha ido demasiado deprisa, como era habitual en él. Aún estábamos con el café en los labios y él ya estaba de pie mirando el reloj y recriminándonos c ...

La dispensación en la farmacia puede abordarse desde muchos puntos de vista. Aquí recogemos dos aproximaciones distintas, la de un farmacéutico comunitario y la de la industria ...

«Nunca me he sentido discriminada por el hecho de ser mujer»

Texto: Javier March Fotografías: Lucía Moreno Diz,
CANAL EF

Iniciamos la serie de entrevistas a mujeres farmacéuticas con Flor Álvarez de Toledo, toda una institución en la profesión. Pocos farmacéuticos han contribuido tan ...

Pilar Cortada Manchado es hija de farmacéutica y, como tantos igual que ella, empezó de muy joven a hacer sus pinitos en la farmacia familiar. Cuando llegó el momento de escoger ...

El estreñimiento es un trastorno muy común en la población mundial, aunque no es fácil acotar su prevalencia. Existe una amplia variabilidad de valores en los datos publi ...

Las patologías de la garganta suelen presentar cuadros leves que afectan a la faringe y a la laringe, pero tienen una alta importancia en la salud por su relación con el uso inadecuado ...

Si consultamos a las personas de nuestro entorno y sondeamos y observamos su estado general, llegaremos a la conclusión de que no resulta tan fácil conseguir lo que todos ansiamos: sen ...

Es evidente que una de las fórmulas más utilizadas de adquisición onerosa de farmacia en el ámbito familiar es la compraventa aplazada. Este sistema proporciona tanto al ...

Entendemos por urgencias psiquiátricas aquellas situaciones en las que unos síntomas psicopatológicos o unos trastornos de la conducta son percibidos como perturbadores o amenaz ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Los aromas se generan por multitud de sustancias químicas que se desprenden del vino y penetran en nuestro organismo a través de la nariz o la boca.

...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

La crisis de la profesión farmacéutica se parece mucho a la medioambiental. En realidad, todas las crisis son parecidas, tienen una misma raíz. De hecho, no son más que d ...

El 25 de noviembre de 2020, la Casa-Museo Emilia Pardo Bazán en A Coruña celebró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, con una co ...

 

Lo más leído este mes

Afecciones de garganta


Profesión

Introducción y definiciónEntre las afecciones de garganta nos encontramos una serie de procesos que afectan a la mucosa y…

Veinte años no es nada


Ya viene el sol

El pasado mes de octubre tuvo lugar una nueva edición del Congreso de Atención Farmacéutica. Como una metáfora del…

Ommmmmm...


Editorial

Om es el mantra más conocido en la cultura occidental, pero, sin duda alguna, en el entorno del sector…

Posibles soluciones para la farmacia rural


Con firma

No es ninguna novedad la precaria situación en la que se encuentra la farmacia rural a día de hoy…

Módulo 8. Trastornos del neurodesarrollo. Trastorno del espectro autista y trastorno por déficit de atención e hiperactividad


Cursos

Objetivos de aprendizaje Conocer los principales trastornos del neurodesarrollo. Reconocer los síntomas que puede describir el familiar. Derivación al…

Trastornos del sueño


Protocolos en la farmacia

Definición y prevalenciaDefinición de sueñoEl sueño es una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales…

Nueve mujeres avanzadas a su tiempo


CANAL EF

Flor Álvarez de Toledo Saavedra, Beatriz de Pascual-Teresa Fernández, M.ª del Val Díez Rodrigálvarez, Pilar Gascón Lecha, Margarita López…

Módulo 7. Trastornos del estado de ánimo y trastorno bipolar


Cursos

Objetivos del módulo Conocer los principales fármacos usados en los trastornos del estado de ánimo y el trastorno bipolar.…

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.