• Tecnología punta para trabajar la adherencia al tratamiento farmacológico: una tecnología de miradas

  • Nosotros o el caos: Nápoles

  • Cómo acertar en la selección del personal de la farmacia

  • 1
  • 2
  • 3

¿Checoslo qué?

Como habrán intuido por el título hoy voy a llevarles a Checoslovaquia. Entiendo que esto les puede sonar un tanto antiguo y es normal porque Checoslovaquia ya no existe; huele un poco al típico Trivial Pursuit viejo que hay en (casi) todas las casas en el que la respuesta a la pregunta acerca de quién es el entrenador de la Selección española de fútbol sigue siendo Miguel Muñoz (siento la cuña publicitaria a tan célebre juego de mesa, pero la historia de hoy me vino por este monólogo de Joaquín Reyes).

No obstante, la historia del país tiene cosas muy interesantes; en su corta existencia como tal (sólo fueron una nación durante setentaidós años) le pasó de todo. Los checoslovacos sufrieron dos de las peores plagas del siglo XX: el fascismo y el comunismo. Y seguro que de eso sí que les suena, pues Checoslovaquia fue invadida por la Alemania Nazi en su afán imperialista. Cuando recuperaron su soberanía, exterminio del pueblo checo incluido, les tocó otra de siete con el reintegro y entonces sufrieron los desmanes del Partido Comunista Checoslovaco. Gracias a esto los checoslovacos consiguieron otro hito que les ha hecho famosos y en 1968 se levantaron contra las medidas comunistas en la románticamente famosa Primavera de Praga, impulsada por los vientos que venían de París y que significó el principio del fin del bloque soviético. Pero la revolución que concluyó finalmente en el divorcio de las Repúblicas Checa y Eslovaca (y de paso con el régimen comunista) fue una más pacífica, aunque de nombre igualmente poético: la de Terciopelo. Se reunieron, hablaron, se pusieron de acuerdo y los dos países convinieron separarse (de locos Mariano, de locos). Dicho todo esto, si hay algún futbolero en sala, y en esto yo soy culpable, ha de saber que el penalti más famoso de la historia del fútbol lo marcó un checoslovaco, Antonín Panenka, que con su peculiar forma de ejecutar la pena máxima dio el triunfo a su selección en la Eurocopa de 1976 (y encima frente a Alemania). Después de esta patada al rigor histórico tenemos que irnos un poco más adelante, hasta 2004, cuando los países resultantes de la división de Checoslovaquia entraron de la mano a formar parte de la Unión Europea, y por tanto, del Erasmus. En su día viajamos a Praga (aunque ya les dije que a pesar que la Universidad esté sita en Praga a los farmacéuticos nos mandan un poquito más lejos), capital de la República Checa, y hoy lo haremos a la capital de Eslovaquia, Bratislava y a Brno.

Bratislava
A la capital eslovaca sólo se puede optar, de momento, desde las facultades de Farmacia de Barcelona y Santiago; sin embargo, no hemos encontrado vuelo directo desde ninguna de estas ciudades. Una buena alternativa a los caros y largos viajes es la de volar a Viena; desde Barcelona sí hay vuelos directos a la capital austriaca por menos de cien euros. Desde allí les separan ochenta kilómetros por carretera a Bratislava, que pueden cubrir en autobús por menos de diez euros. Una vez allí la duda de alojamiento es la de siempre, ¿piso o residencia? En este caso tenemos que recomendar encarecidamente la opción B: residencia. Sin comodín del público, ni llamada. Y no sólo porque la diferencia de precio, que la hay, sino porque en Bratislava hay una mega residencia que hay que vivirla: Mlynská dolina. Por suerte en ella no sólo hay estudiantes Erasmus, sino también de todas partes del país, por lo que se puede hacer también vida eslovaca. Unos 15.000 estudiantes viven en esa residencia, que se ha convertido en una pequeña ciudad preparada con (prácticamente) todas las necesidades que pueden tener los que allí viven: tiendas, cantina, farmacia y, como no, bares de copas. Gran parte de la movida estudiantil pasa inequívocamente por la residencia, aunque, evidentemente, no es el ombligo de Bratislava y, por tentador que sea vivir como los americanos de la base militar de Rota, hay que salir extramuros a ver qué se cuece en el centro. Mlynská dolina no solo está formada por camas y copas, también tiene facultades de la Universidad Comenio de Bratislava (un ejemplo del buen divorcio entre Eslovaquia y la República Checa es que el filósofo que da nombre a la Universidad más grande y antigua de Eslovaquia, Comenio, nació en lo que hoy es la República Checa), aunque no la nuestra, que se encuentra a unos cinco kilómetros de casa. Bratislava no es una ciudad excesivamente grande, no llega al medio millón de habitantes, y quizá por ello no es demasiado cara. Dentro de las opciones que encontramos en los catálogos de destinos Erasmus es una de las más baratas. No me atrevo a aventurarme con una cifra exacta, eso dependerá de ustedes, pero citaré algunos lugares comunes: entrada a las discotecas de tres a cinco euros, los alquileres van desde los setenta de la residencia (habitación doble con baño compartido) hasta los trescientos cincuenta de un piso en el centro, una pinta de cerveza un euro y medio o dos. Además, Bratislava tiene la ventaja de estar muy céntrica en el tablero europeo (ya hemos hablado de la distancia con Viena, por ejemplo), aunque la desventaja de no ser el sitio más turístico de la región. Es verdad que el castillo es bonito (tiene más de quinientos años, cuando Bratislava formaba parte del Reino de Hungría, aunque esa lección nos la hayamos saltado en nuestra clase de historia), pero comparándola con, por ejemplo, Praga, ya que estamos con el temita, tiene menos chicha. Sin embargo, puestos a recomendar el castillo, vayan por la noche y no suban hasta sus torres, no, quédense en uno de los búnkeres de emergencia que se encuentran en la base del mismo donde se encuentra el Subclub. Si les gusta la música electrónica no dejen de ir; si son claustrofóbicos, seguro que hay mejores opciones. Aunque carece totalmente de interés, si no lo cuento no me quedo tranquilo: Bratislava está hermanada (las ciudades hacen esas cosas) con Perugia, donde ya les conté que estuve yo de Erasmus.

Brno
Ya que hablamos de las distancias entre ciudades, a poco más de ciento veinte kilómetros de Bratislava se encuentra la ciudad checa de Brno, por la que habría que pasar, casi inevitablemente, si viajamos desde Bratislava a Praga en coche. Brno es una de las ciudades de la República Checa que se pueden calificar de universitarias; cuenta con cinco universidades en la ciudad, una de ellas la Universidad de Veterinaria y Ciencias Farmacéuticas de Brno, con la que tienen convenio nuestras facultades de Alcalá de Henares, Barcelona, Santiago de Compostela y Valencia. La Facultad de Farmacia fue la última en incorporarse a esta institución pública, que fue la primera en crearse tras la fundación de Checoslovaquia. También en Brno es recomendable echar un ojo a las residencias. La residencia oficial de la universidad es la opción más fácil con precios que rondan los ciento veinte euros, dependiendo del tipo de habitación. Por esto y el coste general de la vida checa, Brno es un sitito barato. Así como algunas veces hemos hablado que el café en Italia es religión, algo parecido pasa con la cerveza en la República Checa; no diremos que la regalan, pero sus precios incitan. El idioma es complicado, aunque en el ámbito universitario podrán desenvolverse con el inglés, tanto docentes, como estudiantes lo manejan, pero les dejo una palabra útil: pivo. Ya sabrán qué es. Sin embargo, hay otros idiomas que la población checa domina más y que igual pueden practicar; los mayores del lugar hablan alemán, algunos no tan mayores ruso (esto ocurre también en Bratislava). Una desventaja, que en el fondo es una ventaja, es que la República Checa no ha entrado en el euro, por lo que tendrán que aprenderse el cambio entre la Corona checa y la moneda europea; a día de hoy una corona son 0,04 euros (ahí está lo bueno, llevan una moneda más fuerte). No hay vuelos directos a Brno, pero pueden volar hasta Praga o Viena, otra vez, y moverse por la República Checa con Student Agency, que cubre trayectos entre ciudades que consideran hay que visitar con precios populares. Hay determinadas ciudades que se identifican con personajes históricos; así como en Salzburgo en cada esquina hay una cara de Mozart, Brno es de Mendel, que por si tienen los apuntes de los primeros años de la carrera dejados de la mano de Dios, redactó las leyes de homónimo nombre sobre la herencia genética. O por seguir con el rigor histórico, el de los guisantes. Mendel da nombre a la universidad más grande de la ciudad y segunda del país en número de estudiantes.
Estamos en esos meses en que en las distintas facultades empieza a hablarse del Erasmus, de pedirlo y de irse. Así que corran, corran como lo hacen las motos en el circuito de Brno y pidan una beca Erasmus, aunque sea a otras ciudades, pero no dejen de hacerlo.

Información adicional

  • antetítulo:

    Diario de un Erasmus

  • autores: Guillermo Reparaz de la Serna
  • info-autores: Responsable de la Oficina Erasmus. Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid
  • Botón Créditos: http://
Valorar este artículo
(49 votos)
  • Modificado por última vez el Lunes, 15 Diciembre 2014 11:03
  • 2 comentarios

2 comentarios

  • Enlace comentario Guille Lunes, 26 Enero 2015 09:48 publicado por Guille

    Me alegro mucho. Te va a ir fenomenal seguro. Muero de envidia!!

  • Enlace comentario Silvia J Miércoles, 07 Enero 2015 13:28 publicado por Silvia J

    Si todo va bien, en marzo empiezo mi Erasmus prácticas en Brno.

    Y después de este artículo, ¡tengo más ganas aún! :D :D :D

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

La estrategia preponderante del sector en estos años se ha basado en reforzar el papel sanitario de la red de farmacias para justificar precisam ...

La farmacia se consolidó hace ya mucho tiempo como un establecimiento de cercanía que tiene la particularidad de haber ido adquiriendo m& ...

La Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) cumple 40 años este 2018. Es un buen momento para hacer balance, y con este objetiv ...

La radiación solar es fuente de vida indispensable para los seres vivos. Nos ayuda a sintetizar la vitamina D necesaria para el desarrollo &oacu ...

La dermatitis atópica, también conocida como «eccema atópico», es una enfermedad dermatológica inflamatoria cr& ...

Seguimiento del sobrepeso en la oficina de farmacia

Carmen del Campo Arroyo1, Anna Bach-Faig2, Judith Abizanda3, Teresa Cayuela y Linares3, Georgina Pujol-Busquets4,
Profesión

Para abordar el problema del sobrepeso y la obesidad se ha implicado a todos los profesionales de la salud, incluidos médicos, nutricionistas, e ...

Diabetes mellitus en el anciano

Leire Celimendiz, Alba Gallardo, Leyre Gaztelurrutia, Leire Loizaga, Eleder Viota,
Cursos

La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad frecuente en las personas mayores, ya que su prevalencia aumenta directamente con la edad. En España ...

Cuando se habla de marketing en la oficina de farmacia todo empieza a mitad de la película con un cliente que ya está en el mostrador, qu ...

Conocer los principales incentivos fiscales en el ejercicio de una actividad empresarial (en nuestro caso, una oficina de farmacia) debería cons ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariam ...

El maridaje con pescado es ligeramente más complejo que el que se lleva a cabo con la carne roja o blanca debido a su contenido en yodo.

...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Cuando regreso a casa, siempre veo a Francisco sentado en la parada del autobús. Esperance, su cuidadora congolesa, lo deja un rato allí ...

Según una encuesta de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) sobre prácticas pseudocient&iacu ...

 

Lo más leído este mes

ConArtritis


Hablan los pacientes

La Coordinadora Nacional de Artritis, ConArtritis, tiene como misión integrar y representar a las asociaciones de personas con artritis…
Visto 2528 veces

Dos farmacias en una


Un día en la farmacia de...

Maria Rosa Sala es la farmacéutica de El Port de la Selva, un pueblo situado en las proximidades del…
Visto 1439 veces

Un «agujero negro» en la farmacia: el «stock» muerto


Gestión de la farmacia

Efectivamente, no quiero ser alarmista pero se nos ha colado un agujero negro en la botica y es difícil…
Visto 1373 veces

Farmacoterapia en personas mayores


Cursos

IntroducciónEl proceso de envejecimiento supone cambios fisiológicos, orgánicos y sistémicos que afectan a todos los seres vivos. Estas modificaciones…
Visto 1305 veces

Solares: consejos desde la oficina de farmacia


Profesión

La radiación solar es fuente de vida indispensable para los seres vivos. Nos ayuda a sintetizar la vitamina D…
Visto 1264 veces

Concedido el III Premio «El Farmacéutico Joven» de Implantación de Servicios Farmacéuticos


En abierto

El Decanato de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona y la revista online El Farmacéutico Joven…
Visto 1210 veces

Afecciones del sueño


Profesión

El sueño es una de las conductas humanas más significativas y ocupa una tercera parte de la vida de…
Visto 1035 veces

Complementos vitamínicos


Profesión

La mejor fuente de vitaminas es una dieta equilibrada y variada. Sin embargo, los estados carenciales afectan también a…
Visto 984 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.