Publicidad

  • Nosotros o el caos: Nápoles

  • Contrato de cuentas en participación

  • Relaciones «win to win» con la industria

  • 1
  • 2
  • 3
Banner_rinastel
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 3058

El origen del modelo autoritario en medicina

  • 11 Julio 2014

Continuamos con la saga iniciada con el artículo «El ciudadano como objeto de intervención sanitaria y no como sujeto de comunicación» y nos detenemos esta vez en abordar el origen del modelo autoritario del que padecen nuestros sistemas sanitarios occidentales.

Según Foucault, el Estado empieza a organizar el tejido médico social en el siglo XVIII y lo que le motiva a hacerlo no fue ninguna epidemia o amenaza de salud pública, sino una catástrofe económica derivada de una epizootia (pérdida a gran escala de ganado y consiguiente impacto económico)1,2. Por tanto, se puede decir que la medicina social moderna tiene sus bases en incentivos económicos a los que más tarde se añadió su capacidad para el mantenimiento del cuerpo físico productivo (salud al servicio de la producción), y en la época de las guerras mundiales la medicina social encontró su razón de ser en garantizar la fuerza física nacional. Foucault explica que a partir del siglo XVIII se sustituyó la teocracia por la somatocracia (régimen cuya finalidad es la intervención estatal sobre el cuidado del cuerpo y el establecimiento de la normalidad y patológico)3.
Por tanto, en el siglo XVIII es cuando aparecen los siguientes elementos que nos resultarán familiares en pleno siglo XXI:
– Aparición de una autoridad médica que se constituye como una actividad colectiva, y no como una actividad de tipo individual, contractual entre el paciente y su terapeuta basado en el diálogo1.
– Aparición de un campo de intervención de la medicina distinto de las enfermedades. Es decir, la medicalización de procesos que no son enfermedades en su naturaleza. Como dice Foucault, se trata del ejercicio de una intervención médica sin que ésta sea demandada por el paciente, imponiéndosele esté enfermo o no con autoridad1. Esto se consigue mediantes técnicas de cribado que tienen como fundamento la localización de elementos patológicos en personas sanas, y en un determinado momento se puso al servicio del control social. Como recuerda Foucault, desde comienzos del siglo XX la sexualidad o anomalías sexuales se relacionan con la intervención médica. Este proceso de medicalización por motivos productivistas, mercantilistas (hablaremos de esto con más detalle) o persiguiendo un control social no ha dejado de desarrollarse hasta el paroxismo. En pleno siglo XXI los medios de comunicación empiezan a alertar a la población sobre este fenómeno que es de suma actualidad como puede leerse en el titular de esta noticia que data de marzo del 2014: «Usted no está enfermo, padece una vida normal»4. En la actualidad parece que ya no quedan zonas donde la medicalización no llegue (o pretenda llegar). No hay más que ver los recientes escándalos que han supuesto el Manual de Diagnóstico Psiquiátrico en su quinta edición (DSM-V), donde se quiere hacer patológicos procesos que en su esencia no lo son (como el duelo tras la muerte de un ser querido o la menstruación en la mujer) con el único objetivo mercantilista de la industria farmacéutica5.
– Introducción de un aparato de medicalización colectiva, como los hospitales y los manicomios1. Es decir, comienza la escisión social. Los enfermos son desarraigados de su entorno natural, la familia, y compartimentados. La compartimentación opera, evidentemente, a través de una taxonomía, es decir, para compartimentar hay que etiquetar, y para etiquetar hay que obviar toda dimensión subjetiva, cultural y social del individuo, porque se etiqueta en función de marcadores sintomáticos, biológicos, anatómicos o fisioeléctricos. Se puede perfectamente etiquetar sin mirar a los ojos a la persona, que queda relegada a un mero contenedor de datos. En la familia, como dice Foucault, «la enfermedad está en estado de naturaleza, y libremente ofrecida a las fuerzas regeneradoras de la naturaleza»3. Comienza la escisión social. Se fragmenta la vida en una parte sana y otra insana. Nace la industria de la disfunción.
– La medicina, que hasta el siglo XVIII había matado por ignorancia, porque no se sustentaba sobre un método científico sino «por una rapsodia de conocimientos mal fundados, mal establecidos y verificados»1, ahora empieza a ser nociva «no en la medida de su ignorancia sino en la medida de su saber y de su ciencia». Foucault no se refiere sólo a los eventos adversos derivados de un uso erróneo de las intervenciones, lo que sería del ámbito de la Seguridad del Paciente, sino que lo interesante es que «en la actualidad los instrumentos de los que dispone la medicina, precisamente por su eficacia, provocan ciertos efectos, algunos puramente nocivos y otros fuera de control, que obligan a la especie humana a entrar en una historia arriesgada, en un campo de probabilidades y riesgos cuya magnitud no puede medirse con precisión»1. De hecho, la introducción de los medicamentos supone una perturbación abismal del ecosistema del individuo y de la especie humana y un ejemplo muy evidente lo tenemos en la actualidad con la problemática de las infecciones resistentes a antibióticos como consecuencia del uso indiscriminado de antimicrobianos, que, según estimaciones, afecta ya en EE UU a 2 millones de personas y que causa 23.000 muertes al año6.

Si todo empieza por una toma de conciencia, esto pone de manifiesto que en pleno siglo XXI acontece un fenómeno de micro-poder y que la relación de los «pacientes» con el sistema sanitario y sus piezas acopladas (industria farmacéutica, agencias reguladoras) es una relación de poder y de abuso en su estructura funcional.

Notas
1. Foucault M. La crisis de la medicina o la crisis de la antimedicina. Educ Médica Salud OPAS. 1976; 10(2): 152-170.
2. Foucault M. El nacimiento de la clínica: una arqueología de la mirada médica. Siglo XXI de España Editores; 2007. 320 p.
3. Foucault M. El sujeto y el poder [Internet]. Recuperado a partir de: http://www.philosophia.cl/biblioteca/Foucault/El%20sujeto%20y%20el%20poder.pdf
4. Flotats A. Usted está enfermo: padece una vida normal [Internet]. Público.es. 2014 [citado 28 de marzo de 2014]. Recuperado a partir de: http://www.publico.es/510165/usted-esta-enfermo-padece-una-vida-normal
5. Cosgrove L, Krimsky S, Wheeler EE, Kaitz J, Greenspan SB, DiPentima NL. Tripartite Conflicts of Interest and High Stakes Patent Extensions in the DSM-5. Psychother Psychosom. 2014; 83(2): 106-113.
6. Threat Report 2013. Antimicrobial Resistance. CDC [Internet]. [citado 31 de marzo de 2014]. Recuperado a partir de: http://www.cdc.gov/drugresistance/threat-report-2013/

Información adicional

  • antetítulo:

    Manual del Superviviente

  • autores: Paco Martínez Granados
  • info-autores: Ciudadano (en construcción) y farmacéutico (en deconstrucción)
  • Botón Créditos: http://
Valorar este artículo
(3 votos)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

Om es el mantra más conocido en la cultura occidental, pero, sin duda alguna, en el entorno del sector de las farmacias existen algunos que podrían competir en popularidad con ...

Definición y prevalencia
Definición de sueño
El sueño es una necesidad biológica ...

Introducción y definición
Entre las afecciones de garganta nos encontramos una serie de procesos que afectan a la mucosa y s ...

Con frecuencia escuchamos a parte de la población confundir la intolerancia a la lactosa con la «alergia a la leche». En algunas ocasiones, se llega a oír incluso «so ...

Objetivos de aprendizaje

  • Conocer los principales trastornos del neurodesarrollo.
  • Reconocer los síntomas que pue ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Llegan las fiestas y, con ellas, las mesas llenas de viandas, brebajes varios y los protagonistas dulces: turrones, mazapanes, roscones, chocolate... Pero ¿con qué maridamos tanto az&u ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

El pasado mes de octubre tuvo lugar una nueva edición del Congreso de Atención Farmacéutica. Como una metáfora del fracaso de esta práctica asistencial, se celebr& ...

Cada 11 de abril se conmemora el Día Mundial del Parkinson, enfermedad neurodegenerativa e invalidante que afecta a hombres y mujeres sin respetar origen ni estatus social. Se presenta al da& ...

 

Lo más leído este mes

Lactobacillus rhamnosus GG (LGG), 30 años de beneficios y evidencia


Artículo especial

Hace más de un siglo que los probióticos son objeto de interés científico y constituyen un activo campo de…

Complementos alimenticios en problemas articulares


Protocolos en la farmacia

Definición y prevalenciaLa osteoartritis o artrosis es la más común de las patologías articulares crónicas. En su aparición y…

Síndrome del ojo seco


Protocolos en la farmacia

Definición y prevalenciaEn el Taller internacional sobre Ojo Seco (Dry Eye Workshop) DEWS II (2017), se define el ojo…

El qué y el cómo


Ya viene el sol

Debatir sobre el futuro de una profesión siempre es sano, enriquecedor. Escuchar puntos de vista diferentes, teorías o propuestas…

Módulo 6. Patologías neurológicas y su relación con la urgencia: epilepsia, meningitis y lesiones traumáticas


Cursos

Las patologías neurológicas que con mayor frecuencia motivan la consulta a urgencias son las enfermedades cerebrovasculares, que constituyen alrededor…

Módulo 5. Demencias, enfermedad de Parkinson y enfermedad de Alzheimer


Cursos

Objetivos de aprendizaje Conocer el concepto de deterioro cognitivo, incluyendo enfermedad de Parkinson y demencias en general. Reconocer los…

Sobre ibuprofenos y paracetamoles


Ya viene el sol

Debatir sobre el futuro de una profesión siempre es sano, enriquecedor. Escuchar puntos de vista diferentes, teorías o propuestas…

Consejos para evitar los síntomas del ojo seco por el uso de pantallas


Salud ocular

Al finalizar el verano, los españoles se creen a salvo de los recurrentes y molestos problemas oculares. Pero septiembre…

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.