Imprimir esta página

La formación del equipo de la farmacia

Ha comenzado un nuevo año y al igual que debemos definir diferentes estrategias con respecto a planes de marketing, objetivos, plan estratégico, etc., debemos también definir y elaborar lo que será el Plan de Formación para los miembros del equipo de la farmacia. Estar «actualizados» en técnicas de ventas, productos o patologías es esencial para cubrir las necesidades del cliente/paciente y a la vez conseguir resultados rentables.

Este Plan de Formación debe cubrir las carencias individuales y grupales de todo el equipo. Todas ellas deben constar de una parte teórica y otra práctica con situaciones que el equipo puede encontrarse en el mostrador.

¿En qué debe formarse al equipo?
No todos los miembros del equipo cuentan con la misma formación, ya que su rol en la farmacia varía en función de sus responsabilidades. Así, podemos dividir los planes formativos en:
– Formación individual sobre categorías: cada gestor de la categoría debe conocer los productos y servicios de manera específica. Además, debe contar con formaciones específicas sobre los servicios que la farmacia ofrece.
– Formación sobre atención al cliente, técnicas de venta y fidelización a todos los miembros del equipo: debemos conseguir un equipo capaz de satisfacer las necesidades del cliente y que este se fidelice con la farmacia.
– Formación en gerencia y gestión al titular y/o gerente de la farmacia: debe gestionar la farmacia como un negocio a través de un plan de marketing, cuadro de mandos... Pero también a través de formaciones sobre liderazgo, RRHH o cualquier aspecto relacionado con el equipo de la farmacia, ya que aportan un valor importante para lograr el éxito de cualquier acción comercial que se tome en la farmacia.
– Formación comercial, en lo referente a la colocación del escaparate y stock.

La utilidad de los role plays
Es esencial que contemos con formaciones mayoritariamente prácticas donde se desarrollen situaciones frecuentes que pueden presentarse en la farmacia. Mediante los role plays, también conocidos como dramatizaciones o simulaciones, se muestra cómo se actúa ante una situación concreta y cómo se debería actuar. Además, estas simulaciones sirven para crear protocolos con pautas y acciones para que todo el mundo actúe de una manera común ante situaciones similares.
Debemos conseguir contar con un equipo formado, pero también involucrado y motivado, ya que son ellos los que tratan con el cliente, aconsejan y venden. Una formación continua, no obligada, pero sí cada día más necesaria.

Información adicional

  • antetítulo:

     Gestión para novatos

  • autores: Luis de la Fuente
  • info-autores: Socio director de Mediformplus. www.mediformplus.com
  • Botón Créditos: http://
Valorar este artículo
(1 Votar)

Lo último de Luis de la Fuente

Artículos relacionados