Publicidad

banner-lainco


Profesión

Formación continuada, una necesidad

  • 12 Abril 2016
  • Asunción Redín

La farmacia es una empresa sanitaria y para el correcto desarrollo de su actividad el farmacéutico debe estar formado en dos aspectos:
• Asistencial.
• Empresarial.

Formación asistencial

La formación asistencial ha de centrarse en la actualización de conocimientos, en las innovaciones terapéuticas y en el autocuidado.

El farmacéutico es el experto en el medicamento. Los grandes retos a los que se enfrentan los sistemas sanitarios de los diferentes países son la cronicidad y el envejecimiento.

La atención a la cronicidad requiere desarrollar servicios profesionales farmacéuticos orientados fundamentalmente a:
a) Conseguir la adherencia a los tratamientos.
b) Conciliar la medicación de los pacientes tras su paso por diferentes niveles asistenciales.
c) Seguimiento farmacoterapéutico.
La atención farmacéutica en el envejecimiento requerirá, además de los servicios indicados anteriormente (la mayoría de los ancianos padecen enfermedades crónicas), los encaminados a:
d) Asegurar la atención integral del anciano.
La farmacia comunitaria es el espacio sociosanitario donde se conocen las circunstancias sanitarias y sociales de sus usuarios.
e) Atención domiciliaria.
La evolución de los tratamientos farmacológicos actuales ha dado lugar a nuevas generaciones de fármacos, fundamentalmente de «origen vivo», como son los fármacos biológicos y biosimilares.

La formación del farmacéutico en estos nuevos fármacos es necesaria más allá de que actualmente la mayoría de ellos sea de dispensación hospitalaria. Los avances en cuanto a las vías de administración, la simplificación en la pre-administración y la modificación en el curso de las enfermedades tratadas con estos fármacos, van a ser fundamentales para su dispensación en la farmacia comunitaria.

También la imagen tradicional de la farmacia como lugar de dispensación de medicamentos y, por lo tanto, como establecimiento ligado a enfermedad, ha evolucionado. El paciente, cada vez más responsabilizado de su salud y consciente de la importancia de la prevención de la enfermedad, acude a la farmacia buscando preservar su salud y, por tanto, la reconoce como espacio de salud y bienestar. Por ello, el farmacéutico ha de ser el consejero profesional de salud ofreciendo servicios tendentes a prevenir la enfermedad y a mejorar la calidad de vida de la población.

Formación empresarial
Pero para que la farmacia sea empresarialmente sostenible, sobre todo teniendo en cuenta la reducción de ingresos que se ha producido en los últimos años, el farmacéutico ha de formarse en gestión.

La Real Academia Española define gestionar como «hacer diligencias conducentes al logro de un negocio o de un deseo cualquiera». Abarca las ideas de gobernar, disponer, dirigir, ordenar u organizar una determinada cosa o situación. Para este logro las disciplinas que deberán conocerse son:
1. Economía y finanazas.
2. Dirección de personas.
3. Imagen.
4. Nuevas tecnologías.
5. Implantación de nuevos servicios profesionales.

Economía y finanazas
Aspectos tan importantes como el cálculo de márgenes de productos sanitarios o medicamentos cuyo precio no esté fijado por la Administración, los días de inventario óptimos, la comparativa entre las diferentes formas de pago a los proveedores, la gestión de tesorería, las inversiones y sus amortizaciones o el establecimiento de un cuadro de mando son críticos para una gestión adecuada de cualquier empresa.

Dirección de personas
El perfil de los equipos que actualmente trabajan en las farmacias ha variado sustancialmente con respecto a los que había hace algunos años. La media nacional de farmacéuticos por farmacia se sitúa en 2,2; por tanto, hay equipos más profesionales, con conocimiento, criterio y opinión.

Es fundamental informar al equipo sobre la marcha de la farmacia. En cualquier empresa el conocimiento de su situacion económica, de la estrategia que se quiere seguir, de los medios de que se dispone para su consecución, hace que los empleados se impliquen y tengan más sentido de pertenencia.

La formación del personal adquiere, pues, una gran importancia para la especialización. Un consejo basado en el conocimiento cierra una venta. Ante el riesgo de que tras una inversión en formación el empleado se vaya, es interesante recordar la reflexión que hacía el magnate de los automóviles Henry Ford: «Es triste formarlos y que se vayan, pero es mejor que no formarles y que se queden».

Establecida esta formación, se pueden fijar unos objetivos que, una vez alcanzados, se transformarán en incentivos (no necesariamente económicos). De no cumplirse, se analizarán las causas y responsabilidades, si las hubiera.

Es importante, tambié, recordar al titular que «todo se puede delegar menos la supervisión».

EF533 PROFESION 2Imagen
La imagen de una farmacia no sólo se debe a su estructura y decoración. La forma de comunicarse con los usuarios, la de ofrecer sus productos o promociones también contribuyen a la idea que de ella se tenga. Son muchos los profesionales de la comunicación, la arquitectura o el márketing que han puesto el foco en la necesaria evolución de la farmacia y que, por lo tanto, están dispuestos a ofrecer sus servicios para ayudar a esta renovación. Son infinitas las posibilidades, pero destaco aquí tres ideas que hay que tener presentes en esta evolución: para las reformas, que la farmacia es un establecimiento sanitario; para la comunicación, que somos sanitarios, y para el márketing, que somos profesionales.

Nuevas tecnologías
Desde el punto de vista empresarial también ha de tenerse en cuenta si se tiene capacidad para acometer las innovaciones tecnológicas (web, venta online, presencia en redes, etc.). Cada farmacia es diferente.

Implantación de nuevos servicios profesionales
Es fundamental conocer bien a los usuarios de la farmacia y disponer de una base de datos y la correspondiente segmentación de clientes a los que iría destinado el nuevo servicio.

La calidad del nuevo servicio ha de ser análoga al resto de los servicios prestados y no ha de «estorbar» a la actividad principal, que es la dispensación de medicamentos.

Por último, es importante que el margen de contribución del nuevo servicio al negocio sea positivo.

 

*Ponencia presentada en Infarma Madrid 2016

Valorar este artículo
(1 Votar)

Asunción Redín

Directora del Instituto de Formación Cofares

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Los cajones olvidados, como la memoria, van acumulando polvo. La memoria va superponiendo estratos, uno encima de otro. Pero incluso los más antiguos siguen allí. A veces por olvido, y ...

«Toda noche, por larga y sombría que parezca, tiene su amanecer»
Macbeth

...

Margarita López-Acosta piensa que se debe seguir trabajando para lograr que exista «un balance de género real que permita que cualquier persona, sea hombre o mujer, pueda desarro ...

Ana Teresa Jódar Pereña se licenció en Farmacia por la Universidad de Salamanca y en la Isabel I de Burgos en Nutrición. Posee un máster en atención farmac& ...

Las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis) constituyen, después de las respiratorias, el segundo grupo en importancia de infecciones extrahospitalarias, y son una ...

¿Has oído hablar alguna vez de la relación entre el cerebro y el intestino? Existe un vínculo entre ambos: la microbiota o flora intestinal1. La microbiota se ...

Nuestra microbiota
La microbiota autóctona es esencial para los seres vivos. La relación que mantenemos con ella es habitual ...

En la serie de tres artículos que se inicia con el presente repasaremos numerosos aspectos relacionados con el volumen de existencias obrantes e ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La versatilidad de un vino a veces es muy difícil de encontrar. Entendemos esta versatilidad como la capacidad del vino para combinar y maridar con un sinfín de platos y poder ser cons ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Durante siglos, pensadores y políticos buscaron principios firmes y sólidos: la historia como una roca, el hombre como una esfera que se llenaba de contenidos que transmitía de ...

Cuando comienza a escribir estas líneas, el farmacéutico no sabe muy bien qué es lo que quiere contar. No es titular de una farmacia, no trabaja en un hospital ni en una f&aacut ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.