Profesión

Inversión colectiva. «I have a dream»

  • 29 Febrero 2016
  • Joan Calduch Porta

Los farmacéuticos titulares de oficina de farmacia, además de desarrollar las tareas asistenciales y profesionales diarias, debemos gestionar y decidir la política inversora al igual que cualquier otra actividad económica y empresarial.

La riqueza y prosperidad de las sociedades modernas como la nuestra es consecuencia de múltiples aspectos, pero en buena parte depende de que cada uno de sus miembros invierta correctamente.

Invertir consiste en visualizar un futuro deseado y poner las herramientas disponibles, entre ellas el capital, a su servicio. Invertir es asumir una responsabilidad social básica; es viajar perseverando en la mejora propia y del entorno. Es un ingrediente básico para disfrutar de nuestra vida empresarial.

Una visión positiva alejada de nuestra realidad a menudo temerosa y desconfiada. Todos sabemos que invertir implica la asunción de riesgo o pérdida. Riesgo o pérdida que activan mecanismos subconscientes de parálisis e inacción, que anulan todo mecanismo de reflexión, visión y progreso. Unas reflexiones que hacen buenas, por ser la rebeldía contra esta realidad, aquellas ya célebres palabras que utilizaba Johan Cruyff: «La mejor defensa es un buen ataque».

La inversión es un reto que hay que afrontar de cara, con seriedad y profesionalidad. En el entorno de los farmacéuticos identifico tres ámbitos de acción inversora diferenciados: el del capital humano, el de los activos materiales de acción local, y el de los activos compartidos al servicio de todos (inversión colectiva).

Dentro del ámbito del capital humano se engloba la potenciación de las habilidades sociales y emocionales de los equipos profesionales, de su formación, de su autoestima, de su motivación, de su espíritu de pertenencia, de la conciliación familiar y laboral, de la responsabilidad social...

En el segundo ámbito incluimos aquellos activos que nos permiten mejorar las operaciones propias y nos aportan diferenciación y ventaja competitiva, ya sea por optimización de costes o por mejora de calidad o servicio. Son aquellos que nos permiten ofrecer un mejor servicio a los pacientes y clientes desde nuestro ámbito de actuación individual.

Y finalmente, el tercer ámbito, en el que aquí centramos el foco, el de los activos compartidos, es el que hace referencia a las mejoras colectivas. Son aquellas inversiones que aumentan nuestro mercado, pero también el de nuestro competidor. El beneficio obtenido tiene impacto positivo transversal: en los equipos que han hecho posible el proyecto, en quienes han asumido el riesgo inversor, en el sector que ha incorporado la mejora y en la sociedad que recibe los frutos.

Los beneficios de la inversión colectiva son evidentes, ya que traspasan el ámbito individual y mejoran la ratio beneficio-riesgo. Ratio que aún se ve más favorecida por la aparición de un adyuvante muy poderoso: la cooperación.

Dentro de este ámbito de actuación, el gran ejemplo que podemos poner en nuestro sector es la creación de las cooperativas de distribución farmacéutica, sociedades que surgieron como respuesta a una situación crítica de suministro de producto, creándose en 1928 la primera de ellas, la que hoy en día conocemos como Fedefarma, o Federación Farmacéutica por los nostálgicos. También es relevante el ejemplo, ya en 1964, de Infarco, de la que todos conocemos una de sus empresas, Cinfa. En ella nos recuerdan aquella hermosa frase de Jean Cocteau: «Lo consiguieron porque no sabían que era imposible».

Más recientemente, desde el ámbito de los colegios profesionales, hemos visto como se han creado las estructuras compartidas de red de receta electrónica. Redes que abren las puertas a desarrollar actividades y servicios en el entorno digital de manera conjunta.

Me entristece no encontrar más ejemplos. Y opino que los proyectos consolidados recién mencionados han sido historias de éxito a poco que se haga una valoración mínimamente rigurosa.

La inversión colectiva encalla ante multitud de obstáculos. Es como navegar de ceñida por los marineros poco experimentados. Y desgraciadamente, a día de hoy, hace buena la frase que varias veces he oído a un carismático compañero nuestro: «O todos o nadie, siempre es nadie».

Es lícito preguntarse el porqué de esta baja productividad. Y aún lo es más intentar averiguar las causas para poder plantear soluciones. Sin querer sentar cátedra, las siguientes –y aunque el lector tal vez añore alguna de ellas ya desaparecidas– parecen haber tenido un peso relevante:
• Oasis de solvencia profesional.
• Gestión financiera excesivamente orientada a la extracción de recursos.
• Posicionamientos sectoriales orientados a fortalecer defensas.
• Pereza a salir de la zona de confort.
• Visiones y comportamientos individualistas.

Por otra parte, la revisión de los ejemplos históricos nombrados parece sugerir que para que proyectos colectivos triunfen son necesarios algunos catalizadores:
• Liderazgo.
• Determinación ejecutiva.
• Comunicación interpersonal.
• Cooperación.

Sólo depende de cada uno de nosotros corregir los defectos y apostar por decisiones que ya se han demostrado fructíferas. La llave del éxito existe y la tenemos a nuestro alcance. Apostemos por ella.

Finalmente, no olvides que el motor que mueve, cambia y necesita tu profesión eres TÚ.

Valorar este artículo
(4 votos)

Joan Calduch Porta

Tesorero del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

Vuelve Infarma, la cita más importante de la farmacia en España. En esta edición le corresponde al Col·legi de Farmac&egrav ...

La teoría darwiniana de la supervivencia del más fuerte ha sido rebatida por varios autores/as y científicos/as que ofrecen una vi ...

Jordi de Dalmases preside Infarma por última vez. En esta entrevista expresa su satisfacción por haber participado del éxito del c ...

Francisca Aranzana es consciente de su responsabilidad como directora de Infarma, pero sabe que juega con buenas cartas para conseguir el éxito. ...

Un médico «influencer» será este año el encargado de pronunciar la conferencia inaugural de Infarma. Como no pod&iacut ...

Desde hace 37 años, Àngel Torres Sancho es titular de la farmacia del municipio de Santa Eulàlia de Riuprimer, situado en la comar ...

Recuerdo cuando en mi infancia escuchaba la frase siguiente: «Ya te enterarás de lo que vale un peine...». Mi asociación de i ...

Disponer de una sanidad de calidad requiere de una colaboración estrecha entre todos los agentes sanitarios y también entre niveles asist ...

Prevención de caídas en personas mayores y uso de ayudas técnicas

Aitor Aparicio Sierra, Silvia Maeso de la Fuente,
Cursos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el término «caída» como el acontecimiento involuntario que hace perde ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariam ...

Las Islas Canarias fueron un importante puerto de aprovisionamiento –vino entre otros productos– en la ruta de Europa hacia las Amér ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Que para hacerse un buen profesional de la salud se necesita trabajar con pacientes lo saben ellos, los pacientes, mejor que nadie. Sin embargo, los qu ...

Matilde Ras (Tarragona 1881-Madrid 1969) es casi una desconocida incluso para los considerados como eruditos. No les suena el nombre. ¿Actriz, c ...

 

Lo más leído este mes

Proxamol: complemento alimenticio que contribuye al funcionamiento normal de las vías urinarias en hombres


Notifarma

A partir de los 50 años, más de la mitad de los hombres presentan molestias relacionadas con el funcionamiento…
Visto 9255 veces

Las dificultades de una farmacia del Pirineo navarro


Un día en la farmacia de...

La farmacia rural está en boca de todos. De demasiados, seguramente. En este artículo intentaremos ponerla en el sitio justo.…
Visto 1650 veces

Un «trasatlántico» en el océano farmacéutico


Un día en la farmacia de...

La farmacia de José Ibáñez en Gavà (Barcelona) es un verdadero desafío. Es como un gran trasatlántico que requiere…
Visto 1533 veces

Ojo seco: una afección ocular que puede abordarse desde la farmacia


Profesión

El ojo seco posiblemente sea una de las consultas más habituales en la oficina de farmacia, donde podría decirse…
Visto 1473 veces

Tos: recomendaciones desde la oficina de farmacia


Profesión

La tos es uno de los síntomas que más consultas genera en la farmacia, y aunque se trata de…
Visto 1269 veces

Rinitis: ¿resfriado o alergia?


Protocolos en la farmacia

DefiniciónLa obstrucción nasal, los estornudos, la secreción de moco acuoso y/o la sensación de picazón en la nariz son…
Visto 1194 veces

Afecciones de la garganta


Protocolos en la farmacia

Definición y prevalenciaA menudo se presenta en la farmacia algún cliente que quiere consultar o pedir consejo sobre un…
Visto 1179 veces

Prescripción farmacéutica para las infecciones del tracto urinario en Saskatchewan (Canadá)


La farmacia en el mundo

Sección coordinada por:Jaime Acosta. Miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (International Pharmaceutical…
Visto 1161 veces

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.