Publicidad

banner-bephantol

Publicidad

banner-ontex-mascarillas
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 74702

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2930

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2929

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2928

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2927

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2926

Oficina de farmacia

El exceso de peso es una enfermedad crónica caracterizada por un aumento de la masa grasa corporal, y en su patogenia intervienen hábitos de vida inadecuados, factores sociológicos, alteraciones metabólicas y trastornos neuroendocrinos, así como su interacción con componentes genéticos o hereditarios1.

Una de las «armas» de comunicación más poderosas que tiene la oficina de farmacia como retailer es sin duda su superficie de venta, ya que se activa en el momento último del proceso de compra. Su gran ventaja es la capacidad de influir en las decisiones de los clientes que se encuentran presentes, sin que pase un tiempo indeterminado entre el impacto y la compra (como es el caso de otras herramientas de comunicación comercial como la televisión), reforzando la oferta y evitando un «impacto» por parte de nuestra competencia o distracciones que alejen a nuestro cliente.

Merece la pena analizar el caso particular de los convenios colectivos de oficina de farmacia en Cataluña. En esta comunidad autónoma no se rigen por el convenio de ámbito estatal: la provincia de Barcelona cuenta con uno propio desde el año 1994, mientras que las de Gerona, Tarragona y Lérida comparten desde el año 2013 el Convenio Colectivo Interprovincial, con el que dejaron de estar regidas por el nacional.

La prestación farmacéutica comprende tanto los productos farmacéuticos (medicamentos y productos sanitarios) como el conjunto de actuaciones encaminadas a que los pacientes los reciban y utilicen de forma adecuada a sus necesidades clínicas, en las dosis precisas según sus requerimientos individuales, durante el periodo adecuado, con la información para su correcto uso y al menor coste posible.

Los apósitos constituyen el material de elección para el tratamiento de las lesiones cutáneas, y se definen como «producto sanitario empleado para cubrir y proteger una herida». Tradicionalmente, en su fabricación se han utilizado tejidos naturales, y la aparición de los polímeros sintéticos supone un avance muy importante que ha permitido la obtención de apósitos semioclusivos y el cuidado de las heridas en ambientes húmedos. Posteriormente, al constatar la influencia del exudado en la cicatrización y la importancia de su control, surgieron los denominados «apósitos inteligentes», constituidos por una doble membrana de poliuretano. Estos apósitos responden de forma automática al nivel de exudado con un ajuste del vapor de agua, y mantienen un microclima húmedo adecuado, de forma constante, en la zona de la herida.

Las prendas compresivas constituyen un tipo de productos sanitarios destinados fundamentalmente al tratamiento de problemas vasculares (medias terapéuticas), pero también se usan para el tratamiento de grandes quemaduras (prendas de presoterapia) y para reducir el linfedema del miembro superior. Constituyen un tipo de vendaje de contención y presión.

Cuando abordamos el tema de la atención farmacéutica en productos sanitarios podemos hacerlo desde diferentes puntos de vista, pero llegamos siempre a la misma conclusión: la aplicación del concepto de atención farmacéutica (si nos quedamos con la definición estricta y no añadimos el «consejo farmacéutico») no está definida ni protocolizada en el mundo del producto sanitario.
La diferencia está en la protocolización del proceso, algo nada fácil por la complejidad añadida que supone asociar medicamentos y productos sanitarios, pues difícilmente encontraremos pacientes en los que no se dé esta asociación.
A veces, en determinados productos (como ocurre con algunos productos de apoyo y cosméticos) es incluso difícil determinar si son sanitarios o no. Lo único que podemos hacer es valorar que el resultado de la acción de un producto sanitario tenga una utilidad médica o sanitaria, y no una finalidad estética o meramente de confort social.

Aspectos generales
Desde hace muchos años, la Administración sanitaria ha considerado la necesidad de establecer un control de los productos sanitarios. Ya la Ley de Bases de Sanidad Nacional, de 25 de noviembre de 1944, consideraba los aparatos y utensilios utilizados corrientemente en la práctica médico-farmacéutica como artículos de uso medicinal. Unos años más tarde, el Real Decreto 2464/63, de 10 de agosto, que regulaba los laboratorios farmacéuticos y el registro de «especialidades farmacéuticas», contemplaba dentro de los registros especiales los productos varios, entre los que incluía artículos de sutura, algodón, apósitos esterilizados, esparadrapos y gasas.

«La farmacia del siglo XXI no se parece en nada a la del siglo pasado». Lo dice el decano de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, Juan Esteva de Sagrera. Del mismo modo que el farmacéutico, como profesional sanitario, quiere cambiar la percepción de la ciudadanía para no ser contemplado como un mero dispensador de medicamentos, sus establecimientos también están cambiando de forma radical.

26 Enero 2015 1 comentario

A lo largo de los siguientes puntos se va a desgranar la situación de la actual normativa en torno a la venta por Internet de medicamentos no sujetos a prescripción. La normativa vigente marca las líneas fundamentales de lo que será un cambio sin precedentes en la apertura de un nuevo canal de venta en la farmacia, ya implantado (y con amplio recorrido) en otros países, tanto dentro como fuera de Europa.

Página 1 de 2

En el último número de la revista...

«Las palabras nos acompañan, nos emocionan, nos enfurecen, nos alegran, nos llenan hasta que descubrimos que están vacías, entonces se convierten en un ruido monóto ...

Soy optimista por elección personal. Estoy convencida de que nuestro camino por la vida es una gran aventura que merece la pena protagonizar con ...

El ojo seco, las úlceras, la blefaritis, el orzuelo o la conjuntivitis son algunas de las patologías oftálmicas que se atienden con más frecuencia en la oficina de farmac ...

Eduardo Senante
Farmacéutico comunitario.
Farmacia Senante. Zaragoza (https://farmaciasenante.com/)

Vivimos en un ...

El cáñamo o marihuana, en latín Cannabis sativa, es una planta herbácea anual dioica hirsuta que puede alcanzar hasta los 3 m de altura. Los tricomas (pelos glandulares) ...

El embarazo constituye una etapa más en la vida de la mujer, durante la cual se producen cambios fisiológicos, hormonales y estructurales que pueden provocar síntomas o ser la b ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La D.O. Ribeiro es una de las cinco denominaciones de origen existentes en Galicia. Se ubica en el borde noroccidental de la provincia de Ourense y en las confluencias de los valles formados por los ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Cuenta Ovidio en Las metamorfosis que Apolo se burló de Eros por su costumbre de jugar con el arco y las flechas. Resentido, Eros tomó una con punta de diamante que incitaba a ...

No hay que poner grandes nombres a lo que hacemos. Si lo que hacemos está bien hecho, su designación se ennoblece por sí misma y su permanencia queda asegurada. Con el nombre de ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.