Imprimir esta página

PHB y Ladybug, unidos para enseñar a los niños la aventura del cuidado bucodental

  • 08 Junio 2018

La erupción de los dientes permanentes comienza generalmente a partir de los 6 años, por lo que los niños tendrán, hasta los 12 años, una dentición mixta en la que conviven los dientes de leche con los definitivos. La gama de PHB Junior y los personajes de LadyBug son los compañeros perfectos en esta etapa.

El cepillo dental PHB Plus Junior tiene un cabezal pequeño que permite llegar a los rincones más escondidos y sus filamentos Tynex® redondeados limpiarán los dientes respetando esmalte y encías. Además, su capuchón protector lo mantendrá a salvo de factores contaminantes externos. Está disponible en azul, rojo, verde y amarillo. (PVP.R.: 3,5 €)

La pasta dentífrica PHB Junior está disponible en dos sabores –fresa y menta– para que puedan elegir el que más les guste. Su acción anticaries protege los dientes del niño y refuerza el esmalte, haciendo que su boca esté limpia, fresca y sana. (PVP.R.: 4,10 €. 75ml.)

A partir de los 6 años los niños ya podrán completar la aventura de la rutina diaria de limpieza bucal con el enjuague PHB Junior y los personajes de Ladybug, aportando una protección extra contra las caries. Con un suave sabor a fresa y no contiene alcohol. (PVP.R.: 5,5 €)

El cepillo eléctrico PHB Junior Active garantizará que la técnica utilizada en el cepillado es más correcta y eficaz. Es posible elegir el color y personalizarlo con las pegatinas de LadyBug. (PVP.R.: 22-24 €)

Por último, el neceser PHB Junior y el Kit PHB Junior, con Ladybug, se pueden llevar a cualquier lugar de una forma cómoda, protegida y ocupando poco espacio. (PVP.R.: PHB Junior neceser [cepillo plus + pasta fresa 15 ml]: 4,30 €; PHB Junior Kit [cepillo plegable + pasta fresa 15 ml]: 4,30 €)

Valorar este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados