Imprimir esta página

Un 13% de españoles ha padecido o padece alguna enfermedad de trasmisión sexual

  • 07 Junio 2018

A pesar de que los primeros conatos de preservativos datan de la antigüedad, el año 1855 se considera como el punto de partida del concepto de condón que se tiene hoy en día, aunque no fue hasta 1920 cuando se pasó de utilizar cuero a látex. El preservativo, originariamente, surgió no como un método anticonceptivo diseñado para evitar embarazos, sino como una medida de prevención contra la transmisión de bacterias y enfermedades derivadas de las relaciones sexuales. En este sentido, LELO pone de manifiesto algunos datos relevantes de su encuesta sobre el uso del preservativo y las enfermedades de trasmisión sexual.

El desarrollo de la industria hizo que se dotase de carácter anticonceptivo al preservativo, convirtiéndose en la medida de seguridad más utilizada y con mejor ratio de desempeño de sus funciones. Sin embargo, según los últimos datos de la encuesta «Uso del preservativo en la sociedad española», llevada a cabo por LELO, a pesar de vivir en una sociedad hipersexualizada, 4 de cada 10 personas no utiliza el preservativo en todas sus relaciones sexuales, mientras que un 2% de los encuestados reconoce no haber utilizado nunca un preservativo.

Es precisamente la generación millennial la que, a pesar de tener mucha más información y educación en torno a este tema, pone más objeciones a su uso. Casi la mitad de los encuestados, un 45%, declara que para ellos el uso del preservativo es algo exclusivamente necesario, mientras que 1 de cada 4 encuestados declara que utilizar el preservativo es algo incómodo.

Menor preocupación por el contagio
Según este estudio de LELO, la mayor parte de la población está más preocupada por los embarazos no deseados que por las propias enfermedades de trasmisión sexual. En este sentido, un 32% utiliza el preservativo para evitar riesgos de embarazos, frente a un 26% que lo hace para evitar las enfermedades de trasmisión sexual. Este dato no es de extrañar si se tiene en cuenta que el 22% de los encuestados no ha recibido nunca información sobre este tema.

LELO insiste en las relaciones sexuales seguras y pone de manifiesto que el 13% de los encuestados ha padecido o padece alguna enfermedad de trasmisión sexual. «Además, 1 de cada 10 personas considera que cuidando la higiene se pueden evitar este tipo de enfermedades», añade Gooding.

Tecnología al servicio del placer
Para este amplio grupo de personas las nuevas texturas, la fiabilidad y la sensación de que apenas se noten son los aspectos más valorados, ya que cubren los dos objetivos básicos del profiláctico: proteger y garantizar el placer. «El uso del preservativo es indispensable, y más teniendo en cuenta que el 72,6% de los encuestados no se ha hecho nunca un análisis de VIH», señala Gooding. En este sentido LELO cuenta con el nuevo preservativo HEX™ Respect XL, que llega para revolucionar la industria del preservativo, garantizando el máximo placer.

El nuevo HEX™ Respect XL, con un grosor de apenas 0,045 mm, está fabricado con látex natural, aparte de ser más resistente, se ha demostrado que los preservativos sin latex se rompen y deslizan con mayor facilidad durante la relación sexual o el retiro del preservativo. A pesar de su escaso grosor, garantiza la máxima seguridad gracias a su estructura revolucionaria compuesta por 350 hexágonos interconectados. Gracias a esta nueva forma, HEX™ Respect XL permite transmitir el calor corporal para obtener mayor sensibilidad y deleitarse con el acto sexual. Asimismo, su estructura hexagonal combina ligereza y resistencia, gracias a los cuales crea teselados perfectamente simétricos para un mayor nivel de seguridad. En definitiva, con 4mm más de ancho nominal y 15mm más de longitud, este preservativo está diseñado para disfrutar a lo grande.

«El nuevo HEX™ Respect XL lleva un nivel más allá la industria de los preservativos, implantando la última tecnología en materiales y formas para garantizar el máximo confort y seguridad, fieles a los más altos estándares de lujo y placer propios de todos nuestros productos.», informan desde LELO.

Valorar este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados