Asociaciones de pacientes piden a los parlamentarios andaluces que se abandone el modelo de «subasta de medicamentos»

Representantes del Foro Andaluz de Pacientes, de la Alianza General de Pacientes y de la Asociación de Pacientes Anticoagulados y Coronarios de Málaga han pedido a responsables políticos del Partido Popular y Ciudadanos en Andalucía que terminen con el modelo de subasta de medicamentos vigente en la región por el carácter lesivo en contra de la salud de los pacientes del mismo, en el marco de un debate organizado por el Club Financiero Antares.

Aunque la Junta de Andalucía estima que el actual sistema ha ahorrado alrededor de 413 millones de euros en 10 convocatorias, tanto Remedios Gómez Cabello, presidenta del Foro Andaluz de Pacientes, como Antonio Bernal, presidente de la Alianza General de Pacientes, y María Victoria Martín, presidenta de la Asociación de Pacientes Anticoagulados y Coronarios de Málaga, señalaron durante el debate que no ven «un beneficio económico claro», y que, en todo caso, echan en falta «que estos ahorros se vean reflejados en las cuentas del Servicio Andaluz de Salud».

Los tres representantes, además, y más allá del tema económico, pusieron el foco de la discusión sobre los problemas que el actual modelo de subasta está generando en los pacientes. Así, denunciaron los «continuos» desabastecimientos que se vienen produciendo en las farmacias de Andalucía. De hecho, ya hace unos meses, la Asociación de Farmacéuticos de Andalucía (Afaran) apuntaba que aproximadamente el 46% de los fármacos que entran en subasta tiene problemas habituales de abastecimiento.

Para las asociaciones de pacientes estos desabastecimientos pueden llevar a confusiones graves, sobre todo en pacientes crónicos, de edad avanzada y polimedicados, al cambiar el envase, la forma o el color del medicamento. También consideran que están generando problemas muy importantes en la adherencia al tratamiento. «La situación es terrible. Los pacientes se lían con tanto cambio y no se toman su medicación», subrayó Gómez Cabello, a lo que Martín añadió: «Cuando se trata de pacientes anticoagulados la diferencia entre no tomarse un medicamento o equivocarse y tomarse dos puede derivar en problemas tan serios como un ictus o una hemorragia».

Por estos motivos, Bernal apuntó que desde la Alianza General de Pacientes no se entiende por qué se sigue manteniendo este sistema, urgiendo a los grupos políticos a que valoren las necesidades del paciente y al Ministerio de Sanidad que tenga un mayor control en los sistemas de compra autonómicos.

Postura de los grupos políticos
Por su parte, Catalina García Carrasco, portavoz en la Comisión de Sanidad del Partido Popular (PP), expuso en el coloquio que el mayor perjuicio que produce el sistema de subastas «es una merma clara en la calidad de vida de los andaluces». En este sentido, explicó que «la consecuencia más directa, denunciada por las farmacias, los profesionales sanitarios, y las asociaciones de pacientes, es el desabastecimiento. Los laboratorios adjudicatarios no tienen capacidad para atender la demanda de toda Andalucía».

Para la representante del PP en el debate, el desabastecimiento es algo que ocurre desde que se instauró el sistema, en el año 2012, que define como «pernicioso». Recordó, además, que el Defensor del Pueblo ha pedido informes a la Junta sobre esta cuestión, «pues se está provocando un problema de falta de adherencia al tratamiento en pacientes crónicos. Algo de lo que ya han alertado los médicos de familia».

Concluyó subrayando que «no sólo se ha roto ese círculo de confianza entre el paciente, el médico y el farmacéutico, sino que al final, el supuesto ahorro que se propuso la Junta se ha convertido en un sobrecoste por el gasto sanitario extra que genera».

Isabel Albás, portavoz en la Comisión de Sanidad de Ciudadanos, señaló que la situación de la subasta de medicamentos «que se vive única y exclusivamente en Andalucía» trae consigo «una desigualdad con respecto al resto de ciudadanos de las demás comunidades autónomas».

Respecto a los ahorros, recordó que no se les ha informado debidamente acerca de «dónde se han visto reflejados». «Entendemos –dijo– que los andaluces somos iguales y tenemos que tener acceso a los mismos medicamentos que el resto de los españoles», e hizo énfasis en que «esta situación, esta forma de compra de medicamentos, rompe la unidad de mercado».

Valorar este artículo
(0 votos)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

Existen muchos enigmas que no se resuelven si antes no se puede determinar el orden de aparición del huevo y de la gallina. La lentitud en la im ...

Aina Surroca, vocal del COF de Barcelona, y Juan del Arco, director técnico del COF de Bizkaia, expresan con diferentes argumentos la importanci ...

Antonio Bernal lleva algo más de dos años al frente de la Alianza General de Pacientes, desde la que batalla para dar más visibili ...

Sección coordinada por: Jaime Acosta. Miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (International ...

La llegada del invierno trae consigo bajadas de temperatura que producen un aumento en la frecuencia de patologías relacionadas con el tracto re ...

Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) son un grupo de fármacos que están comercializados desde los inicios de los años 80. ...

El envejecimiento «es la consecuencia de la acumulación de una gran variedad de daños moleculares y celulares a lo largo del tiempo ...

What Why How
¿Qué sentido tiene hacer lo que haces, si no lo transmites a tu ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el ...

La historia de la uva y el vino en América no puede entenderse sin hablar de las uvas criollas, un grupo de variedades descendientes de pariente ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Hoy les he explicado a mis alumnos la lección sobre la Ilustración y sus repercusiones sanitarias y farmacéuticas. Será la ...

Me dijo «Te doy mi palabra», y a continuación me soltó un discurso interminable ante el que apenas fui capaz de resistir. Y e ...

 

Lo más leído este mes

Consecuencias del abuso de los inhibidores de la bomba de protones


Farmacología

Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) son un grupo de fármacos que están comercializados desde los inicios…
Visto 2143 veces

Maquetar la experiencia en la farmacia


Marketing experiencial

El siglo XXI es el siglo de la Economía de las Experiencias. El motor de las transacciones económicas ya…
Visto 1805 veces

Problemas digestivos más frecuentes en adultos


Profesión

Los problemas digestivos son motivo de consulta frecuente tanto en la farmacia como en atención primaria o en atención…
Visto 1772 veces

Momentos decisivos en el futuro de la profesión


Con firma

Todos aquellos que me conocen saben que siempre me ha apasionado el mundo de los trenes. Viajar en tren…
Visto 1428 veces

Características generales del envejecimiento y las personas mayores


Cursos

El envejecimiento «es la consecuencia de la acumulación de una gran variedad de daños moleculares y celulares a lo…
Visto 1311 veces

Nueva Zelanda: farmacéuticos, reclasificación de fármacos y competencias


La farmacia en el mundo

Sección coordinada por: Jaime Acosta. Miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (International…
Visto 1167 veces

El despido: ¿qué debe saber el farmacéutico?


Gestión para novatos

Despedir a un trabajador de la farmacia es una de las decisiones más complicadas en la gestión de los…
Visto 1093 veces

Reino Unido: breve historia de los primeros 21 meses del volante para la farmacia


La farmacia en el mundo

Sección coordinada por: Jaime Acosta. Miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (International…
Visto 1055 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.