Imprimir esta página

Farmamundi lanza la campaña #NadieSinProtección para continuar el suministro de material sanitario frente a la COVID19

  • 06 Mayo 2020

«Nuestros sanitarios y personal de atención a las familias en situación de vulnerabilidad frente a la COVID-19 siguen necesitando urgentemente equipos de protección individual (EPI) para hacer frente a esta crisis, que durará meses. Ya hemos suministrado 14 toneladas. Pero queda mucho trabajo». Quien habla es el director general de Farmamundi, Joan Peris, al frente de la ONG, que ha iniciado recientemente una campaña de donaciones para poder contribuir a la labor que están realizando desde el inicio de la pandemia.

Farmamundi ha suministrado ya más de 14 toneladas de equipos de protección individual (EPI) entre mascarillas quirúrgicas y FFP2, guantes de nitrilo y geles hidroalcohólicos, como complemento al imprescindible lavado de manos con agua y jabón. También, y más específico para profesionales sanitarios, «se están distribuyendo buzos con capucha, batas impermeables, gafas panorámicas o termómetros sin contacto», detalla el director general de Farmamundi.

En total, la ONG ha realizado 144 envíos a diversas entidades sociales y actores humanitarios para la protección frente a la pandemia del COVID-19. Entre ellos, se encuentran Cruz Roja Española, Cáritas y Médicos del Mundo, que han dotado a su personal sanitario que trabaja directamente atendiendo a las familias en situación de mayor vulnerabilidad.

Respuesta ante la COVID-19
Aunque la desescalada ya se ha iniciado, «seguimos necesitando proveer de mascarillas, guantes, buzos, gafas, termómetros al personal sanitario que trabaja con la población en situación de máxima vulnerabilidad. Actualmente, tenemos más de 80 proyectos de salud amenazados en países como Malí, Guatemala, Uganda o Yemen, países con sistemas de salud pública muy débiles y que ya se enfrentan a otras crisis como las guerras, hambruna, u otras enfermedades devastadoras», advierte Peris.

Algunas de las actuaciones sanitarias que se están poniendo en marcha por parte de la ONG son:

  • Dotación de respiradores y EPI al personal sanitario y enfermos del Hospital Al-Houban en Yemen. En concreto, la intervención beneficiará a 24.000 personas (15.438 mujeres) de la ciudad de Al-Hawk, siendo la entrada principal para los visitantes en la gobernación.
  • Entrega de kits WASH en Mozambique, para el saneamiento y la higiene, y campañas de sensibilización con cuñas de radio.
  • En Gaza, se ha iniciado el reparto de kits de prevención y protección para la población desplazada o residente en las zonas bloqueadas por el conflicto armado.
  • También en Haití, alrededor de 3.000 personas de las comunas Petit-Goâve y Grand-Goâve recibirán kits de higiene y de prevención.
  • En Nicaragua y Guatemala se han reforzado las estrategias relacionadas con la higiene y la prevención, y se está garantizando la disponibilidad y acceso a alimentos nutritivos.
  • En Perú y El Salvador se han intensificado las campañas de prevención de la violencia contra las mujeres, en coordinación con la red local de protección.

Farmamundi también sigue trabajando y adaptando sus más de 80 proyectos para hacer frente a la nueva situación generada por el COVID-19 en países como Kenia, Uganda o Malí. «Todo este trabajo no sería posible sin el apoyo económico de las personas socias, la comunidad farmacéutica y las empresas que forman parte de nuestro Fondo de Emergencias. A todos ellos queremos darles las gracias por contribuir para garantizar el derecho a la salud y apoyarnos en esta situación de extrema necesidad. Pero necesitamos más apoyos para mantener nuestro compromiso en esta crisis. Por ello, animamos a la población a que entre en https://www.contraelcoronavirus.org/farmamundi y haga su donativo tras conocer nuestro trabajo», concluye Joan Peris.

Valorar este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados