Publicidad

banner-manasul
Banner_rinastel

Protocolos en la farmacia

Cistitis, una infección de alta incidencia

Definición y prevalencia
La cistitis aguda se define como una inflamación de la vejiga o de las vías urinarias inferiores que comienza de manera súbita y se debe a una infección, generalmente de origen bacteriano y, con mucha menos frecuencia, vírico o fúngico. Su incidencia es alta ya que, tras las infecciones de las vías respiratorias, son las más frecuentemente atendidas en atención primaria. En España, además, la cistitis es la infección más común adquirida en los hospitales. Se trata de un trastorno que afecta más a las mujeres, ya que el corto espacio entre el ano y la uretra facilita el paso de gérmenes de una zona a otra.

Según un estudio publicado en BMC (Sánchez Ballester et al., 2013)1, el 37% de las mujeres sufre al menos un episodio de cistitis durante su vida, de las cuales el 20% recurre en los 2 primeros meses debido a la resistencia a los antibióticos, a que la infección no se ha tratado debidamente, o a los malos hábitos de higiene. Además, el 12% de las pacientes presenta cistitis recurrente, con más de 2 episodios en un año.

En los hombres las cistitis son menos frecuentes, sobre todo en los menores de 50 años, aunque a partir de los 65 la incidencia de este tipo de infecciones aumenta debido a problemas prostáticos.

Como se ha mencionado, la causa más frecuente son las infecciones bacterianas, que, en su mayor parte, se deben a bacterias fecales (especialmente Escherichia coli) que penetran en la uretra y ascienden hacia la vejiga. Habitualmente el organismo elimina estas bacterias mediante la orina, pero en ocasiones éstas pueden adherirse a la pared de la uretra o la vejiga, lo que les permite multiplicarse rápidamente y colonizar las vías urinarias bajas, provocando la infección. Existen otras causas menos frecuentes de cistitis que no son infecciosas. En la tabla 1 se relacionan las causas más frecuentes de cistitis infecciosa y no infecciosa.

21 EF576 PROTOCOLOS tabla 1

Signos y síntomas
Los síntomas más frecuentes son:

  • Necesidad frecuente de orinar, con sensación de no haber podido vaciar completamente la vejiga después de la micción y/o urgencia miccional, es decir, dificultad para retener la orina con pérdidas involuntarias.
  • Sensación de dolor u ardor al orinar.
  • Orina turbia que puede tener olor fuerte o desagradable.
  • En ocasiones presencia de sangre en la orina.
  • Sensación de presión o calambre en la parte inferior del abdomen. Esta sensación puede ocasionar dolor reflejo en la zona lumbar.
ATENCIÓN:
Si aparece febrícula debe sospecharse que la infección puede afectar a las vías urinarias más altas

Protocolo de actuación

Ante una consulta o demanda de un medicamento o producto por síntomas compatibles con cistitis, deben descartarse las situaciones (grupos de riesgo de complicaciones) o las señales de alarma que puedan hacernos pensar en una infección de las vías urinarias altas o en complicaciones. En caso de detectar un grupo de riesgo o señales de alerta, debemos derivar al paciente inmediatamente al médico. Las infecciones de las vías urinarias altas que no se tratan convenientemente pueden desencadenar complicaciones renales graves. Las principales señales de alerta y derivación se relacionan en la tabla 2.

21 EF576 PROTOCOLOS tabla 2

Algoritmo de derivación al médico y consejo (figura 1)
Precisamente por ser infecciones habituales y porque quien las ha sufrido una vez reconoce fácilmente los síntomas, los pacientes tienden a banalizar la situación y a automedicarse con antibióticos (lo que contribuye a crear resistencias), sin tener en cuenta que es frecuente que se produzcan complicaciones. Por tanto, en ausencia de signos de urgencia, el protocolo correcto sería:

  • Recomendar medidas higiénico-dietéticas y derivar al médico de atención primaria, explicando al paciente por qué es conveniente hacerlo.
  • Valorar tratamiento de indicación farmacéutica (no antibiótico) para aliviar los síntomas hasta que se lleve a cabo la visita al médico.
  • Si los síntomas son leves, puede valorarse de inicio tratamiento de indicación farmacéutica (no antibiótico) y, si los síntomas no remiten en 3-5 días, derivar al médico.

21 EF576 PROTOCOLOS figura

Tras la visita a atención primaria, cuando el paciente acuda a la farmacia para retirar el tratamiento se puede valorar la conveniencia de aconsejar, para evitar recidivas, un tratamiento de indicación farmacéutica que complemente el tratamiento antibiótico prescrito por el médico.

También puede valorarse la indicación de un tratamiento preventivo (además de las medidas higiénico-dietéticas) en los casos en que el paciente tenga tendencia a recaer tras una infección o a sufrir cistitis de repetición.

Test de esterasa leucocitaria
En pacientes con sintomatología de cistitis no complicada, el test de esterasa leucocitaria, mediante tiras reactivas, es un método de autodiagnóstico o una prueba que puede realizarse en la farmacia con orina reciente del paciente. La presencia de leucocitos en orina es un indicador de infección urinaria bacteriana, pero su ausencia cuestionaría el diagnóstico. El resultado del test determinará la actuación farmacéutica, tal como se indica en la tabla 3.

21 EF576 PROTOCOLOS tabla 3

Tratamiento y recomendaciones
Tratamientos de prescripción
Los medicamentos más efectivos para tratar una infección bacteriana son los antibióticos. El médico prescribirá el tratamiento más indicado en función de:

  • El tipo de microorganismo causante de la infección.
  • Si el paciente ha llevado a cabo tratamiento antibiótico previo.
  • Si existe alergia a algún antibiótico.
  • Si se sospecha una posible resistencia a los antibióticos.
  • Si la paciente está embarazada o en caso de lactancia materna.

Los antibióticos más prescritos son: fosfomicina, antibacterianos betalactámicos (amoxicilina/ácido clavulánico, cefuroxima axetilo), las quinolonas antibacterianas (ácido pipedímico, ciprofloxacino, norfloxacino, ofloxacino) y nitrofurantoína.

El farmacéutico nunca debe indicar o dispensar un antibiótico sin receta médica, aunque el paciente lo solicite.

Tratamientos naturales de indicación farmacéutica, coadyuvantes y/o preventivos
En diversos estudios se ha constatado que el uso de ciertos ingredientes naturales, como algunas especies vegetales (el arándano rojo americano, la gayuba o la salvia) o nutrientes (manosa, probióticos, vitamina C) y ciertos aceites esenciales, puede ser muy útil como tratamiento coadyuvante de los antibióticos para completar y prolongar su efecto y evitar recidivas, o como tratamiento preventivo de las cistitis de repetición. La industria pone a disposición de la farmacia distintos productos que combinan uno o varios de estos ingredientes, y que constituyen complementos alimentarios de indicación farmacéutica. En la tabla 4 se describen brevemente estos ingredientes, su acción y algunas indicaciones orientativas sobre la dosis y la duración de los tratamientos.

21 EF576 PROTOCOLOS tabla 41 21 EF576 PROTOCOLOS tabla 42

 

Medidas de higiene y prevención. Consejos al paciente
A continuación, se indican las principales medidas de higiene y prevención, tanto durante los tratamientos como para prevenir las cistitis de repetición:

  • Durante los tratamientos
  • Beber líquido abundante aunque la micción sea dolorosa. No es preciso beber mucho líquido de golpe; para producir un lavado de las vías urinarias pueden beberse pequeñas cantidades a menudo.
  • Aplicar calor local en la parte inferior del abdomen y realizar baños de asiento.
  • Evitar el café, el alcohol, las comidas especiadas y el tabaco.

En prevención de las cistitis de repetición

  • Higiene íntima diaria con productos adecuados.
  • Ir al baño cada vez que se tenga necesidad, sin retener las ganas. Vaciar completamente la vejiga y, después de orinar, limpiarse siempre de adelante a atrás para evitar la contaminación por bacterias intestinales.
  • Orinar después de mantener relaciones sexuales.
  • Evitar el empleo de desodorantes vaginales, baños perfumados, espermicidas u otras sustancias que puedan producir irritación, alergia e inflamación, ya que predisponen a las cistitis.
  • En las mujeres con cistitis de repetición se desaconseja el uso de diafragmas.
  • Evitar en lo posible el estreñimiento para impedir el crecimiento de bacterias en la zona rectal.
  • Usar preferentemente ropa interior de algodón y evitar el uso de tampones.
  • En la playa o la piscina, evitar que el traje de baño esté mojado durante largo tiempo. Es muy útil cambiarlo inmediatamente por uno seco tras el baño.
  • Hidratarse bien. Si bebemos mucho líquido realizamos un buen lavado de las vías urinarias y la vejiga, ayudando a eliminar el exceso de microorganismos.
  • Alimentación equilibrada. Evitar las comidas muy especiadas, el café y el alcohol.

Bibliografía
Sánchez Ballester F, Ruiz Vidal V, López Alcina E, Domènech Pérez C, Escudero Fontano E, Oltra Benavent A, et al. Cysticlean® a highly pac standardized content in the prevention of recurrent urinary tract infections: an observational, prospective cohort study. BMC Urol. 2013; 13: 28.
Cistitis Centro de Información. ¿Por qué es frecuente la cistitis durante el embarazo? Disponible en: https://cistitisderepeticion.com/embarazo-sintomas-tratamiento-infeccion-urinaria/ (última consulta: mayo de 2019).
Agence Française de Sécurité Sanitaire des Aliments (AFSSA). Avis de l’Agence française de sécurité sanitaire des aliments relatif à l’évaluation des justificatifs concernant l’allégation «contribue à diminuer la fixation de certaines bactéries E. coli sur les parois des voies urinaires» et sur l’emploi de la «cranberry/canneberge» ou Vaccinium macrocarpon dans des jus concentrés, des compléments alimentaires et un cocktail/nectar de jus. Afssa-Saisine n.º 2006-SA-0256. Maisons-Alfort, 14 juin 2007. Disponible en: https://www.anses.fr/en/system/files/NUT2006sa0256.pdf (última consulta: mayo de 2019).
Asociación Española de Urología. Guía de Práctica Clínica. Cistitis no complicada en la mujer. Guía multidisciplinar. Actualización 2013. Disponible en: http://www.guiasalud.es/GPC/GPC_530_Cistitis_complicada_mujer_2013.pdf (última consulta: mayo de 2019).
Kranjcec B, Papeš D, Altarac S. D-mannose powder for prophylaxis of recurrent urinary tract infections in women: a randomized clinical trial. World J Urol. 2014; 32(1): 79-84.
Brenes Bermúdez J. Cistitis recurrentes en la mujer. Siete Días Médicos, 29 de mayo de 2014. Disponible en: http://www.sietediasmedicos.com/actualidad/informacion-terapeutica/item/4620-cistitis-recurrentes-en-la-mujer#.XMwBaFQzbIU (última consulta: mayo de 2019).
EMA/HMPC. European Union herbal monograph on Arctostaphylos uva-ursi (L.) Spreng., folium. Disponible en: https://www.ema.europa.eu/en/documents/herbal-monograph/final-european-union-herbal-monograph-arctostaphylos-uva-ursi-l-spreng-folium-revision-2_en.pdf (última consulta: mayo de 2019).
Nicolás Alonso EJ. Prevención de la cistitis recurrente en la mujer adulta joven. Revisión Bibliográfica. Uva Doc. Repositorio Documental. Disponible en: http://uvadoc.uva.es/handle/10324/31553 (última consulta: mayo de 2019).

Valorar este artículo
(0 votos)
María José Alonso Osorio

Farmacéutica comunitaria y especialista en Farmacia Galénica e Industrial

Dejar un comentario

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.