Número 452 - 15 abril 2011

El Farmacéutico

Artículos de la revista

Número 452 - 15 abril 2011

De todos es sabido que las apariencias engañan. Ahora parece que la sanidad catalana sea una máquina implacable de recortar. Mucho nos tememos que una vez más no es lo que parece. Lo que realmente sucede es que en Cataluña las elecciones ya se celebraron hace cuatro meses y ya no es preciso dulcificar la descripción de la gravedad de la situación.
06 Mayo 2011
ColorCristal1Ideas, experiencias y conocimientos en torno a la atención farmacéutica

Dr. Borja García de Bikuña Landa

Presidente de la Fundación Pharmaceutical Care España

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La Fundación Pharmaceutical Care es una entidad joven, digamos que ya casi adolescente, y en sus 13 años de existencia se ha dedicado a difundir, apoyar, desarrollar, promover todo lo relacionado con la atención farmacéutica (AF). Eso sí, adaptándose en cada momento a las líneas consensuadas con el resto de entidades que tiene cosas que aportar en el ámbito de la AF.

Nuestro papel es seguir estando donde seamos útiles y podamos aportar ideas, conocimientos, medios, experiencias, en todos los lugares donde se debata, se promueva o se lleven a la práctica algunos de los servicios de AF.

Por ello trabajamos, por ejemplo, en Foro de Atención Farmacéutica-Farmacia Comunitaria. Y por ello nos empeñamos en que el extraordinario trabajo que se está haciendo conjuntamente con SEFAC, el Consejo General y el Grupo de Investigación en AF de Granada se difunda y se conozca. Pero con esto no será suficiente, porque estamos decididos a conseguir, y lo conseguiremos, que los farmacéuticos comunitarios empeñados en llevar a la práctica servicios de AF dispongan de herramientas sencillas, útiles pero además integradas en sus programas de gestión. Ya pasó la época de que además de poner buena voluntad y dinero tengamos que luchar contra los elementos informáticos.

Nuestro papel también es poner un medio de difusión, el mejor posible, al servicio de todos aquellos que quieren publicar sobre AF. Y para eso salimos cada dos meses con nuestra revista Pharmaceutical Care. Haber entrado ya en la senda de una próxima indexación en MEDLINE es un aliciente más para las personas que eligen esta revista para sus publicaciones. Y hablando de difusión, no podemos olvidar nuestra web www.pharmaceutical-care.org. Esta web, en este momento en profunda remodelación, aspira a convertirse en un referente para quienes trabajen en cualquier servicio de AF.

También queremos fomentar el encuentro entre profesionales. El correo electrónico ayuda mucho, pero con una cierta periodicidad es necesario verse. Este año 2011 celebramos nuestro Congreso Nacional en Vigo, los días 29 y 30 de septiembre y 1 de octubre. Alrededor de las conferencias, mesas redondas, comunicaciones, etc. esperamos volver a reunir a un gran grupo de profesionales, farmacéuticos o no, sanitarios o no, alrededor de nuestra razón de ser, la atención farmacéutica. El lema del Congreso –«La salud en el siglo XXI: Un desafío para el farmacéutico»– lo dice todo.

Pero no solo promovemos encuentros entre profesionales alrededor del congreso, también intentamos, en jornadas no tan numerosas, que diferentes profesionales se reúnan, debatan, y generen cuerpo de conocimiento hablando de ética, economía de la salud, uso de medicamentos, etc., siempre relacionado, por supuesto, con la AF. Este papel de punto de encuentro, paraguas bajo el cual se sientan cómodas todas aquellas personas que tienen algo que decir en relación con la AF es una función que queremos potenciar, pensamos que lo sabemos hacer, y los diferentes agentes del sector así nos lo solicitan.

El Patronato de esta Fundación está formado por un numeroso grupo de hombres y mujeres que han aportado mucho al desarrollo de la AF en nuestro país. Su trabajo y aportación económica, así como el apoyo que recibimos de nuestros colaboradores, hacen que la Fundación Pharmaceutical Care esté más activa y presente que nunca. Eso sí, estamos donde estamos por todo el trabajo previo llevado a cabo desde 1998. Lo sabemos. 

 

ColorCristal2Más necesarias que nunca

Marichu Rodríguez

Presidenta de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC)

 

El fenómeno de las sociedades científico-profesionales en el ámbito de la farmacia en general, y de la farmacia comunitaria en particular, viene de lejos y, además, está en auge. En general se mezclan sociedades científicas que suelen estar ligadas a la universidad y al estudio y difusión de las ciencias farmacéuticas, con especial interés en el estudio del medicamento, con otras sociedades científicas que también tienen el componente profesional, algo menos desarrolladas aún, pero con importantes ejemplos de larga tradición y éxito en muchos países.

Aunque con las peculiaridades propias de cada modelo de farmacia, todas estas sociedades tienen como elemento común su visión, que en esencia es situar al farmacéutico como un profesional sanitario cuya práctica, basada en unos conocimientos y habilidades únicos en relación con la farmacoterapia, logra resultados óptimos en los pacientes. También comparten misión, que se resume en dar servicio a sus socios generando, facilitando y promoviendo el conocimiento y el desarrollo de instrumentos que faciliten el trabajo asistencial del farmacéutico, participar en todos los foros profesionales para aportar una visión científica de la profesión, impulsar y/o colaborar en investigaciones, en la formación continuada y en iniciativas de promoción de la salud, y ejercer como interlocutor natural con las sociedades científicas de otras profesiones sanitarias, siempre con el objetivo último de hacer posible una farmacia mejor para el paciente y para el farmacéutico.

En todos estos países, las sociedades coexisten con los colegios profesionales, y es una evidencia que los resultados siempre son mejores cuando unos y otros colaboran, cada uno desde su ámbito de responsabilidad, por el fin común de procurar un continuo avance de la profesión.

Esta visión, esta misión y esta vocación de sumar y colaborar con todos los agentes del sector son los pilares que sustentan la razón de ser de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), que precisamente este año celebra su décimo aniversario en pleno proceso de crecimiento tanto en número de socios (con el horizonte de los 2.000 muy cercano, y con siete delegaciones autonómicas en Madrid, Cataluña, Galicia, Comunidad Valenciana, Aragón, Baleares y Andalucía) como en actividad institucional, representatividad y desarrollo de servicios y actividades de formación continuada, proyectos de investigación y producción de materiales útiles para el farmacéutico y para el paciente.

Sabemos que la farmacia comunitaria necesita un cambio radical. Sabemos que los farmacéuticos debemos y podemos dar a nuestros pacientes más de lo que les damos, que la farmacia comunitaria necesita estar representada por farmacéuticos comunitarios en todos los foros, que debemos huir de un mercantilismo estéril que no lleva a ninguna parte, que necesitamos aportar criterios científicos a nuestra labor cotidiana y seguir abriendo nuevos caminos profesionales enmarcados en la filosofía de la atención farmacéutica. Sabemos que SEFAC debe trabajar para hacer realidad una cartera de servicios profesionales del farmacéutico comunitario y un modelo coherente y exigente de carrera profesional que marque un futuro ilusionante. Sabemos que debemos velar para que se cuente con el farmacéutico comunitario en el diseño de las estrategias de salud pública y de abordaje de las enfermedades crónicas, para que se le trate como un profesional más de la salud, al mismo nivel que otros farmacéuticos que trabajan en otros ámbitos asistenciales, y de otros profesionales, formando con ellos equipos multidisciplinares.

El lema de nuestro décimo aniversario dice que «nos movemos por una farmacia mejor». Y es mucho más que una frase pegadiza: es la muestra clara de que SEFAC tiene mucho y bueno que decir en el futuro inmediato de la farmacia comunitaria española a poco que los farmacéuticos nos den su confianza y apoyo. n

Cuando vienes del sur, como yo, y llegas a los Pirineos estás acostumbrado a que los ríos corran hacia el origen de tu viaje. Mirar la corriente como va saltando, con la viveza de las aguas frías del deshielo, las piedras del cauce, es como buscar una señal parecida a las migas de pan de Hansel y Gretel. Reconforta saber que esas aguas apuntan hacia casa. Una primitiva manera de acotar la geografía.
Ramon Bonet* 06 Mayo 2011 Deja el primer comentario!
Es indiscutible que el tiempo –en cualquiera de sus facetas– es uno de los bienes más preciados en la sociedad moderna, y su aprovechamiento, tanto en su componente lúdico como profesional, ha devenido clave para la completa realización del individuo. Sin embargo, este paradigma vital puede verse truncado de forma significativa cuando nuestro día a día, y especialmente nuestros biorritmos, se ven modificados por parámetros biológicos difícilmente controlables y que, obviamente, dificultan el normal desarrollo de nuestras actividades. Un claro ejemplo de ello es el desequilibrio en el patrón de sueño-vigilia resultante de algo tan usual hoy en día como son los largos viajes en avión atravesando unos cuantos husos horarios en un sentido u en otro.

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es uno de los problemas estéticos que con mayor frecuencia afecta a las mujeres; se estima que se presenta en el 95% de ellas, con independencia de su peso.

Ángel Sanz Granda 06 Mayo 2011 Deja el primer comentario!
Después de una conversación con sus colaboradores en la farmacia, usted decide que va a llevar a cabo una investigación que demuestre, de una vez por todas, que la atención farmacéutica (AF) es eficaz. Para ello elabora un protocolo de investigación, mediante el cual pretende demostrar que su trabajo es de gran relevancia, tanto para el paciente como para el sistema de salud y, por supuesto, para la sociedad. Su idea es que, implementando la atención farmacéutica en su farmacia, se probará su eficacia.

De todos es sabido que la piel, al constituir la primera barrera física de defensa de nuestro organismo, está sometida a toda una variedad de agresiones que, en mayor o menor medida, la irán envejeciendo o deteriorando con el paso del tiempo. Tales agresiones pueden ser variadas, siendo las más comunes la exposición al sol o a otras fuentes de radiación, al viento o al frío.

Leer más..
En nuestro anterior artículo, publicado en El Farmacéutico n.º 451, se inició una llamada de atención sobre ciertas circunstancias que, a pesar de su aparente menor importancia, deben ser valoradas por las partes de una transmisión de oficina de farmacia para que su operación se formalice a su tiempo y sin sobresaltos.
discos_1_452Armida

Compositor: Gioacchino Rossini (1792-1868). Intérpretes: Fleming, Osborn, Brownlee, Van Rensburg, Banks, Volpe, Miller. The Metropolitan Opera Orchestra. Director: Riccardo Frizza. Dirección escénica: Mary Zimmewrman. Vestuario y decorados: Richard Hudson. 2 DVD Decca, ref. 074 3416.

El amplio repertorio y la talla artística de Renée Fleming no tienen rival en la actualidad. Armida, uno de los papeles para soprano de mayor dificultad, está escrito para soprano spinto con un registro agudo bien dotado. Renée Fleming, verdiana, verista, brillante Thais y una de las grandes intérpretes de Richard Strauss, encandila al público del Met en una actuación estelar de Armida, personaje en el que Rossini se muestra de verdad inmisericorde; la gama de matices de su voz bien timbrada, el perfecto fraseo, la facilidad de su canto y su seguridad en los saltos de escala abismales de esta obra, sin rehuir ni uno de los terribles agudos, su depurada escuela, y su interpretación escénica se imponen en esta representación histórica. Los cuatro tenores cumplen también sobradamente sus comprometidas intervenciones, especialmente Lawrence Brownlee, de voz plena y muy seguro en sus intervenciones. Mary Zimmerman contribuye al éxito sin precedentes de esta velada con una concepción escénica impecable, a lo que contribuyen los decorados y, en especial, el vestuario de Richard Hudson. Tanto la orquesta del Met como el ballet, completan la excelencia del espectáculo; es uno de los grandes éxitos líricos del año. 

 

discos_2_452Rigoletto

Compositor: Giuseppe Verdi (1813-1901). Intérpretes: Flórez, Lučić, Damrau, Zeppenfeld, Marquardt. Sächsische Staatskapelle Dresden. Director: Fabio Luisi. Regia escénica: Nikolaus Lehnhoff. Decorados: Raimund Bauer. Vestuario: Bettina Walter. Coreografía: Kathleen Marshall. 1 DVD Virgin Classics, ref. 50999 64 18689 4.

Claroscuros para este Rigoletto en el que los tres cantantes protagonistas despiertan el entusiasmo del público del prestigioso teatro de Dresde. Otra cosa es la escenografía que destaca los aspectos más sórdidos y truculentos del libreto, además de una pincelada erótica en el primer acto, gratuita y ramplona; el decorado es austero, impersonal y de una frialdad absoluta y el vestuario roza el histrionismo en la escena del secuestro convertida en un carnaval de máscaras diabólico; se trata, en definitiva, de una fallida y antiestética renovación del planteamiento escénico tradicional. Flórez mantiene intactas sus facultades. A su lado la joven soprano alemana Diana Damrau define una Gilda con arte, sensibilidad, bonito timbre y presencia escénica. En cuanto al barítono serbio Željko Lučić, posee una apreciable voz verdiana. La orquesta de Dresde suena con profesionalidad y el director sabe imprimir las variaciones necesarias en el tempo en una obra con tránsitos frecuentes. 

 

libros_1_452Mar de fuego

Chufo Lloréns

Editorial Grijalbo

Barcelona, 2011

Barcelona, año 1069, Martí Barbany, poseedor de una de las mayores fortunas del condado, intenta sobreponerse a la muerte de su esposa. Toda su atención se centra ahora en su única hija, Marta, y en dirigir con mano firme los prósperos intercambios comerciales de su flota. Pero una terrible amenaza se cierne sobre él, pues un siniestro personaje llega a tierras catalanas con una misión grabada a fuego en el alma: saldar con Martí una cuenta del pasado. Sus maquiavélicos planes aportarán cambios en la floreciente capital del condado, una ciudad que se extiende ya fuera de las murallas y soporta con resignación los vaivenes políticos de una corte que vive momentos tensos que pueden cambiar el devenir del condado. El enfrentamiento entre el primogénito del conde Ramón Berenguer I, el colérico Pedro Ramón, y la última esposa de su padre, Almodis de la Marca, es ya del dominio público. La condesa mueve sus hilos para encumbrar como nuevo heredero a uno de sus hijos gemelos, pero Pedro Ramón no está dispuesto a que nadie le arrebate lo que cree suyo por derecho.

A esta corte dividida llega Marta Barbany cuando su padre parte en un largo viaje. Y será allí, entre esas frías paredes en las que reina la traición, la codicia y la lujuria, donde la joven descubrirá el lado oscuro de la nobleza, pero donde también sucumbirá a un amor imposible que la enfrentará tanto a las rígidas costumbres de la época como a los deseos de su propia familia. 

 

libros_2_452Emaús

Alessandro Baricco

Editorial Anagrama

Barcelona, 2011

El Santo, Luca, Bobby y el narrador son cuatro adolescentes que viven en un espacio y un tiempo indeterminados, pero que remiten vagamente a una ciudad del norte de Italia y a los años setenta. Pertenecen a la clase media y, sobre todo, son profundamente católicos. La aparición de Andre, una chica que procede de un mundo muy distinto (de clase alta y costumbres liberales), va a actuar como catalizador de una crisis que supondrá el derrumbe de todas sus certezas. Hasta entonces, han sido jóvenes llenos de grandes palabras (amor, deseo, dolor, muerte...) cuyo auténtico significado, en el fondo, desconocen. Ingenuamente, creen ser incapaces de vivir de la tragedia, familiarizados como están con el drama doméstico menor.

Al igual que en la historia de Emaús relatada en el Evangelio de Lucas, en la que se cuenta cómo Cristo, ya resucitado, se apareció a dos de sus discípulos y éstos no supieron reconocerlo hasta que fue demasiado tarde, los cuatro jóvenes protagonistas se enfrentan a la realidad sin saber ver ni reconocer todos sus matices y contradicciones, aferrados a una fe monolítica y, hasta cierto punto, heroica. 

 

libros_3_452La pequeña ciencia de la salud

Valentín Fuster

Editorial Planeta

Barcelona, 2011

La pequeña ciencia de la salud es el nuevo libro del célebre cardiólogo Valentín Fuster para enseñar a los niños a vivir una vida saludable. Se trata de un libro centrado en los hábitos saludables (la alimentación sana es el eje del libro) pensado para niños con un cierto hábito de lectura o en la primera fase de lectura acompañada por los padres.

Es un libro singular, ilustrado con una gran originalidad –a destacar la labor del ilustrador argentino Ed–, que ofrece soluciones de alto valor conceptual y para «hablar» sin palabras, con destacados, uso creativo de las tipografías, etc., que toman también mucho protagonismo, y con textos breves. Se completa con un apéndice con un autotest sobre hábitos saludables. Un libro, en definitiva, que resultará cercano, divertido, útil, y muy original en relación con las publicaciones ya existentes sobre alimentación para niños. 

 


libros_4_452Cinco días de octubre

Jordi Sierra i Fabra

Editorial Plaza & Janés

Barcelona, 2011

1948. Un año después de abandonar el Valle de los Caídos tras su indulto, Miquel Mascarell, el último policía de la Barcelona republicana, ha rehecho su vida al lado de Patro, la joven a quien ya ha salvado dos veces. La visita de un hombre temible y su extraño encargo, buscar la tumba de su sobrino muerto el 18 de julio del 36, volverá a poner al viejo inspector en el disparadero, enfrentado a sus fantasmas, su supervivencia y moviéndose por una ciudad extraña que vive la posguerra en busca de un nuevo futuro. En esos mismos días, en Madrid, un consejo de guerra juzga al grupo de los ochenta, los maquis que siguen la lucha contra la dictadura. ¿Qué secreto esconde el cadáver de aquel joven cuya tumba busca Mascarell, en un cara y cruz con la vida y la muerte, doce años después y sin testigos vivos de aquel incidente?

Ambientada con exactitud y precisión en la España de su tiempo, Cinco días de octubre es una novela que nos hace retroceder en el tiempo para comprender, quizá, nuestro presente y la forma en que sobrevivimos. 

 

libros_5_452Terapéutica clínica

Greca Gallo, Parodi Carlson

Editorial Corpus

2011

A lo largo de los ochenta capítulos de esta obra, se actualiza el manejo de los problemas más importantes que se presentan en la práctica ambulatoria y en internación, tales como los factores de riesgo cardiovascular (hipertensión arterial y dislipidemias), las arritmias e insuficiencia cardiaca, las enfermedades respiratorias más comunes (asma bronquial y enfermedad pulmonar obstructiva crónica), y la enfermedad tromboembólica venosa y la insuficiencia respiratoria. Las enfermedades glomerulares, la insuficiencia renal aguda y crónica y los trastornos del equilibrio ácido-base son enfocados de una manera comprensible y práctica. También se presenta un minucioso análisis del manejo terapéutico de las enfermedades gastrointestinales y hepáticas, la diabetes mellitus y sus complicaciones y las enfermedades osteoarticulares y del colágeno, neurológicas y psiquiátricas.

Asimismo, se tratan algunos aspectos de medicina crítica, como los distintos tipos de shock y desequilibrios hidroelectrolíticos, así como el manejo clínico del paciente oncológico. Las enfermedades infecciosas de presentación cotidiana y el uso racional de los antimicrobianos completan el texto. Se han destinado capítulos especiales al soporte nutricional, la enfermedad de Chagas, las enfermedades tropicales, el manejo de la tuberculosis, la infección por VIH y sus complicaciones, el accidente cerebrovascular, el paciente neutropénico febril y el síndrome antifosfolipídico.

A veces me preguntan sobre el futuro del modelo español de ordenación farmacéutica, en concreto sobre las posibilidades de que se mantenga la limitación en función de la población y las distancias, o sobre el hecho de que sólo los farmacéuticos puedan ser propietarios de las oficinas y que lo sean de sólo una, un modelo que en estos momentos de liberalización global es excepcional y que está siendo modificado en algunos de los países donde estaba implantado. Me es difícil responder a estas preguntas, porque el mundo está cambiando tanto que ya es suficientemente difícil interpretar el pasado y el presente como para sentirse con fuerzas para vaticinar el futuro. Es obvio que las tendencias imperantes no van precisamente en el mismo sentido que el sistema español, y para ello basta con dar un vistazo a lo que sucede en el exterior, incluidos los países europeos más cercanos y similares a España. Eso no quiere decir que el modelo no pueda continuar vigente durante un periodo que es imposible e inútil predecir, pues aunque sea un sistema singular y excepcional está sólidamente implantado en España, y con el beneplácito de los farmacéuticos, usuarios, los colegios de farmacéuticos y la Administración, por lo cual no se vislumbra ninguna urgencia, salvo que ésta proceda del exterior.

¿Puede durar el actual sistema español de ordenación farmacéutica? En mi opinión sí, siempre que sea eficiente, y lo es a pesar de sus disfunciones, que las tiene, y sobre todo siempre que sea rentable para la Administración y para los farmacéuticos. No cabe duda de que para la Administración lo es: como principal cliente de las farmacias y con el Boletín Oficial del Estado en la mano, la Administración fija los límites y establece los beneficios de las farmacias que le resulten convenientes según los presupuestos de que dispone y en función de la situación económica del país. Dispone de un servicio de calidad las 24 horas del día en todas las poblaciones, y desempeñado por titulados altamente cualificados sin que deba hacer inversión alguna; además, tiene la llave para establecer las condiciones de la relación contractual que mantiene con los farmacéuticos. Nada indica, en consecuencia, que sea la Administración la que vaya a romper un modelo del que sólo saca beneficios.

Paradójicamente, podrían ser los propios farmacéuticos los que dijesen basta y exigiesen la liberalización del sector. Me explicaré. El actual sistema supone importantes ventajas para los farmacéuticos establecidos que convierten en un buen negocio tanto la apertura como la adquisición de una farmacia. Sin embargo, la cuenta de resultados de las farmacias se está deteriorando, y en el corto plazo lo hará todavía más. Nada cambiará, en mi opinión, mientras las farmacias sean rentables. Pero si un día muchas de ellas dejan de serlo y si la salida para la mayoría de pequeñas farmacias es formar parte de una cadena y traspasar la farmacia a la cadena en el momento de la jubilación, entonces y sólo entonces se producirá el cambio. Es decir, se producirá cuando un buen número de pequeñas y medianas farmacias entren en pérdidas y, en consecuencia, disminuyan hasta prácticamente desaparecer los expedientes de apertura y traspaso que tramitan los colegios de farmacéuticos. Bien harán las partes interesadas, Administración, usuarios, colegios y farmacéuticos particulares, en arbitrar las medidas que permitan que las farmacias sigan prestando un servicio de calidad a los usuarios, que sea rentable para la Administración pero también para los farmacéuticos.

Manuel Pérez Fernández 09 Mayo 2011 Deja el primer comentario!
Constantemente tomamos decisiones sobre temas que afectan a nuestras vidas, pero solemos dedicar poco tiempo a reflexionar sobre nosotros mismos, sobre el futuro o el sentido de nuestra presencia en el mundo. Entre el trabajo diario, las obligaciones reales y las que nos inventamos, los ratos de ocio o de relax, las aficiones –el que las tenga o pueda disfrutarlas– y el que pasamos durmiendo, nuestro tiempo se va consumiendo, y la arena del reloj que tenemos asignado va gastándose poco a poco. Dedicamos la mayor parte de nuestro esfuerzo en sacar adelante a nuestras familias, pero ¿basta con eso?, ¿hacemos lo suficiente por los demás?, ¿somos solidarios?, ¿para qué vinimos al mundo y cuál es nuestra misión aquí?

Para mí, que siempre he sido una persona normal (ni fui estudiante brillante, ni destaqué en ningún deporte, ni soy siquiera un buen boticario), la solidaridad es una de las empresas más loables a que puede dedicar su tiempo el ser humano. Puede que piense así por las raíces cristianas de la formación recibida de mis mayores y por haber cursado el bachillerato en un colegio laico y tremendamente liberal. O quizá por el conjunto de ambas, la formación cristiana y la educación liberal, sin imposiciones de cruces ni espadas.

Según la tradición cristiana, que debería ser tenida en cuenta tanto por el creyente como por el que no lo es, el carnaval termina con la Cuaresma, un periodo especial de preparación que deberíamos aprovechar para volver a hacernos, y contestarnos, las preguntas anteriores. Para mí está claro: no hay nada más vacío, desde el punto de vista del ser racional, que la frivolidad de vivir siempre en carnaval.

El tiempo de Cuaresma, de preparación, culmina con la Semana Santa, fecha cumbre para el cristiano, aunque muchos puedan verla sólo como un periodo de vacaciones. Me gustaría invitarles a vivir estos días de manera diferente: in vivo, participando, si es su deseo, en lo que para la Humanidad suponen los hechos desencadenados tras la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret; o in vitro, sin participar en nada, desde la barrera, pero sin dejar escapar la oportunidad para analizar nuestro compromiso con la justicia social y nuestro comportamiento como seres humanos.

Hace algunos años, en 1998, tuve el honor de ser designado Pregonero de la Semana Santa de mi pueblo, la villa ducal de Osuna. Para mí, aquella invitación supuso un punto de inflexión; un antes y después. Había que estar a la altura de las circunstancias –posiblemente no la conozcan, pero Osuna es mucha Osuna–, e intenté prepararme para no defraudar las expectativas; leí a los grandes pensadores cristianos: San Francisco de Asís, Santa Catalina de Siena, San Juan Bosco, San Ignacio de Loyola, San Juan de la Cruz, Santa Teresa, y otros, contrastando la grandeza de su magisterio con lo atrevida que resulta la ignorancia de quienes hablan de oído y cooperan, aborregados, con conductas irreflexivas que, en nombre de la libertad de expresión y la laicidad del Estado, coaccionan la libertad de los que no piensan como ellos.

Enseñanzas como: «De Dios hay que hablar con fe, del prójimo con caridad y de uno mismo con humildad»; «Sólo la verdad os hará libres»; «Nunca hay que decir no me toca, sino voy yo»; «Lee y conducirás, no leas y serás conducido»; «Enseñar y predicar más con los hechos que con las palabras»; «Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible, y de repente estarás haciendo lo imposible»... son todas ellas máximas útiles para cualquiera, máximas que rezuman sentido común y que nos invitan a mejorar como personas.

La Semana Santa ha cambiado mucho a lo largo del tiempo, pero no estamos ante el solsticio de primavera ni en el periodo vacacional entre el primer y el segundo trimestres, eufemismos empleados por mediocres intelectuales para ser diferentes y ganar notoriedad. Nos encontramos recordando la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Alguien que, según las Escrituras, pasó su corta vida curando, perdonando y ayudando a los demás.

Piénsenlo. Y, si les apetece, reflexionen sobre el papel que nos corresponde a cada uno en el momento que vivimos. Posiblemente encuentren que la solidaridad es una de las razones por las que merece la pena vivir alejado de la frivolidad perpetua del carnaval.

La mentira hay que pensarla, luego existes cuando mientes y cuando insistes en ello resultas insoportable. El tema de la tertulia lo decide un tiempo de elecciones y ¿cuándo no las hay? Los políticos, ese chiste fácil con los políticos chinos: «¿Ustedes tienen elecciones? Oh, yes, evely molning». Mentir es expresarse de forma contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa, y la mentirijilla sólo es soportable en niños que encima se delatan por esas manchitas blancas en las uñas. Expresarse incluso en contra a lo que se desea es barroco artificio de político; engaño o fraude con que se intenta dañar a alguien en beneficio propio. Esa falsedad en daño ajeno se llama falacia. Esa habilidad para decir de vez en cuando algo cierto para que te crean cuando mientes. Algo cierto, obvio, como somos bípedos implumes, seguido de algo promisorio, pero votándome volaréis. Está tan en el ambiente la mentira que no sé si resistiríamos la presencia de alguien sincero. Si un amigo te dice que los burros vuelan, que ahora mismo pasa uno por encima de donde estamos, si es mi amigo yo me asomo a la ventana para ver un burro volador, me parecería más inverosímil que un amigo me mintiera. Sonrisas en la audiencia. «Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que de ahora en adelante ya no podré creer en ti», dijo Friedrich Nietzsche. Las mentiras de los políticos suelen producirse con el silencio cómplice, cuando el no decir es apoyar lo incierto; con la causalidad de las estadísticas retorcida hacia el lado que les conviene; y, cuando la enuncian ellos, por un majestuoso desprecio hacia lo falsario que toda contradicción supone. Pueden hacer preguntas como ésta: ¿Qué ocurriría si una fuerza irresistible se encontrara con un cuerpo inamovible? La pregunta parece aguda y hasta inteligente, pero no tiene significado y no requiere contestación. En un universo donde exista una de las condiciones la otra no puede existir. Falacia se llama la mentira que disfraza con ingenio su mala uva. Lo de por el mar corren las liebres y por el monte las sardinas termina por volverse en contra del mentiroso, pues no puede permitirse tener mala memoria. Aunque no sé, la sociedad está tan impregnada de mentiras, o sea de mentiras piadosas, de medias verdades, de publicidad, de eslóganes políticos, que a los mentirosos ya no se les penaliza socialmente. De hecho, están tan bien aceptados como los corruptos. Sólo para ellos es cierto el aforismo anónimo de «la mentira es lo que prolonga el tiempo de una relación en crisis» (para matrimonios y socios de gobierno). Sólo para los científicos, porque lo suyo no es la fe sino el razonamiento crítico, «la verdad es una mentira que todavía resiste». Y sólo para artistas y literatos el don de realzar la verdad con la mentira, la verdad de las mentiras es una novela y las novelas son ficción. Bajo mi punto de vista la ficción sólo miente con estas dos afirmaciones: «Basada en un hecho real» y «Todo parecido con la realidad es pura coincidencia» (salvo cuando la coincidencia es inevitable). Aceptamos ya la mentira con la misma naturalidad con que pasamos en el súper el billete falso que nos han dado en el bar o consultamos el horóscopo sin importarnos se base en el zodiaco de hace 2.600 años con una concepción geocéntrica del universo. No creemos en ella, pero la hacemos o dejamos circular como la falsa moneda. Hace una década publiqué mi novela Miento, quería hablar de una mentira pero no quería evadirme de la responsabilidad colectiva que nos concierne a todos por haber hecho de la verdad una especie en extinción, y en la foto de portada aparecí tapándome la cara con las manos por pura vergüenza. Quizá fuese un tanto teatral, el «miento» del título se refería al sufijo de sentimiento. Quizá fuese pena en vez de vergüenza.

Lo más leído este mes

Cistitis recurrentes: una consulta frecuente en la farmacia


Profesión

Las infecciones del tracto urinario (ITU), y más concretamente las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis), constituyen,…
Visto 5526 veces

La fórmula de Victor Küppers


La fórmula del éxito

Fórmula del éxito: (C + H) × A La fórmula para ser un vendedor de éxito, según Victor Küppers,…
Visto 4660 veces

Productos para personas con problemas articulares


Cursos

Hasta hace poco tiempo, el tratamiento de la patología osteomuscular se reducía a aliviar el dolor, pero en la…
Visto 4095 veces

El botiquín del viajero


Profesión

Es frecuente que, cuando se acercan vacaciones, en cualquier época del año, las personas que proyectan viajar se acerquen…
Visto 3374 veces

Neuromarketing: ¿cómo se puede aplicar en la farmacia?


Gestión para novatos

Según Google Trends el término «neuromarketing» ha ido registrando un incremento en el número de búsquedas en Internet a…
Visto 2813 veces

Complementos para la salud mental


Cursos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud mental como «un estado de bienestar en el cual…
Visto 2784 veces

Complementos alimenticios en el paciente oncológico


Cursos

IntroducciónLa desnutrición es un problema común entre las personas diagnosticadas de cáncer y ha sido reconocida como un componente…
Visto 2698 veces

Maria Rubies, farmacéutica «JASP»


Salidas Profesionales

Maria Rubies Royo encarna a la perfección a los farmacéuticos JASP. Si no fuiste a EGB quizá desconozcas qué…
Visto 2511 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.