19 Julio 2017

¿Debe el farmacéutico comunitario formar parte de los equipos multidisciplinares de los centros sociosanitarios? Sobre este tema opinan Miguel Ángel Calleja y Jaime Giner.


Apuesta por la equidad e igualdad de derechos

MACALLEJAMiguel Ángel Calleja

Presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria

Desde la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, apostamos por el desarrollo normativo del RDL 16/2012 y su cumplimiento en todas las comunidades autónomas del Estado Español, con la incorporación de la atención farmacéutica especializada, dependiente de los servicios de farmacia hospitalaria (propios o del hospital de referencia) en los centros sociosanitarios (CSS). Y ello con el fin de contribuir a un cuidado eficiente de los pacientes institucionalizados, mejorar sus resultados en salud, disminuir sustancialmente el gasto en medicamentos, crear empleo y dar cumplimiento a la legislación vigente.

En este sentido, la incorporación de la atención farmacéutica especializada en los CSS contribuye a un cuidado eficiente de los pacientes institucionalizados a través de una correcta selección, adquisición, dispensación, administración y seguimiento de la farmacoterapia aplicada de forma individualizada. Además, este desarrollo normativo contribuye al uso racional del medicamento y a la reducción de la yatrogenia en pacientes mayores complejos, mejorando los resultados en salud al combinar estrategias como la revisión de la medicación, evitar uso de fármacos inadecuados, sistemas de ayuda a la prescripción, integración en el equipo interdisciplinar para participar de la valoración integral del paciente.

También generaría un ahorro bruto en gasto en medicamentos estimado en 650 euros anuales por residente, lo que implica un ahorro global a escala nacional de casi 143 millones de euros si se aplican los mismos criterios para todos los CSS, y de casi 65 millones de euros aplicando estrictamente el RDL 16/2012 (únicamente en centros de 100 o más camas). Esta petición que viene reclamando la Sociedad que presido es una apuesta por el principio constitucional de equidad e igualdad de derechos de todos los españoles, más aún en servicios básicos como son los sanitarios, sociales y de dependencia.

Quiero destacar que ya existen algunos proyectos muy alineados con nuestro posicionamiento a favor de la mejora de los resultados en salud, como es el caso del programa Resi-EQIFar, anunciado el pasado mes de marzo en la Comunidad Valenciana. Este ambicioso programa permitirá proveer a todos y cada uno de los pacientes institucionalizados de dicha autonomía de un tratamiento individualizado y una farmacoterapia eficaz, segura y eficiente, acompañada, además, de una disminución global de los costes para el sistema sanitario público. 

Desde nuestra Sociedad, apoyamos el programa Resi-EQIFar, ya que este modelo transformador impulsado por la Generalitat Valenciana es sinónimo de equidad, eficiencia y calidad en la atención a los pacientes mayores, además de contribuir al uso racional del medicamento. También quiero hacer una mención especial a nuestros socios que actualmente ejercen en los Servicios de Farmacia Sociosanitaria enmarcados en el Programa de Atención Farmacéutica en Centros Sociosanitarios Públicos de la Conselleria de Igualtat y Polítiques Inclusives, líderes nacionales e impulsores del desarrollo de la Atención Farmacéutica Especializada en el ámbito sociosanitario, quienes deben, sin duda, liderar este nuevo proyecto, junto con el resto de compañeros de la Comunitat Valenciana.

La puesta en marcha del proyecto desarrollará a escala autonómica la normativa estatal vigente, y supone una clara apuesta por la equidad e igualdad de derechos de todos los valencianos en servicios básicos como son los sanitarios, sociales y de dependencia. 

Por último, reseñar que también apoyamos la iniciativa que se está presentando en Andalucía, que se encuentra en su fase I, y animamos a que se agilice para la total cobertura de los centros sociosanitarios de 50 camas o más. l

¿Otra sanidad es posible? No sin los farmacéuticos

JAIMEGINERJaime Giner

Presidente del Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia (MICOF)

Como profesionales vocacionales, los farmacéuticos buscamos en todo momento mejorar la salud de la población, y esto sólo es posible fomentando la participación y el diálogo tanto con la Administración como con otras profesiones sanitarias. Un diálogo que, en los tiempos que corren, es cada vez más necesario.

No hace mucho, hemos asistido a un triste «espectáculo» en que los responsables de la Sanidad Valenciana han puesto en tela de juicio la valía y profesionalidad de la farmacia comunitaria. La Administración, una vez más, ha actuado sin tener en cuenta a todas las partes implicadas, desoyendo nuestras propuestas y actuando sin pensar en las posibles consecuencias. Y tienen una oportunidad de oro para enmendar sus errores.

Desde el MICOF hemos colaborado en todas y cada una de las propuestas realizadas por la Administración, siempre que se hayan realizado bajo el consenso, participación, diálogo y, sobre todo, con la humildad de saber que servimos al ciudadano. Y ésa sigue siendo nuestra voluntad. 

Creemos firmemente que, si el tiempo que empleamos en sacar nuevas normativas, lo invirtiésemos en actualizar e implementar las ya existentes, economizaríamos recursos y gestionaríamos correctamente nuestro tiempo y el de los ciudadanos.

En este sentido, en la Comunitat Valenciana contamos desde 2010 con un modelo de atención farmacéutica a residencias sociosanitarias que nunca se ha puesto en funcionamiento y que debe ser la base de la que se debe partir. En un mundo en constante cambio, la Sanidad también está cambiando y debemos ser capaces de adaptarnos. Por ello, es necesaria la actualización del actual modelo de atención farmacéutica a residencias teniendo en cuenta aspectos como la estratificación de los pacientes según sus necesidades, su entorno social y residencial, la determinación de los procedimientos farmacéuticos, la integración de la farmacia comunitaria, y el empoderamiento y el respeto de la libre elección del paciente.

El farmacéutico comunitario es un agente fundamental en el sistema sanitario y debe formar parte de los equipos multidisciplinarios de los centros sociosanitarios, ejerciendo funciones de promoción, prevención de la salud, educación sanitaria y atención farmacéutica, para lo cual está habilitado por ley. El paciente necesita de la cercanía y profesionalidad de la farmacia comunitaria, y no contar con su trabajo es inaceptable.

Asimismo, el papel de la farmacia hospitalaria es indudable, sobre todo en pacientes con alto grado de complejidad, por lo que la colaboración con la farmacia comunitaria se ha de estrechar en aras de una mejor calidad asistencial en estos pacientes tan sensibles a los que no se les puede obviar un tratamiento cercano prestado por la farmacia comunitaria, en la que deben participar los farmacéuticos de las instituciones sociosanitarias y los farmacéuticos de área.

Por ello, la Administración debe cambiar sus planteamientos para evitar decisiones que ignoren a los profesionales, y debe tener en cuenta a todos los sectores sanitarios implicados, contando también con los pacientes. 

Por otra parte, no nos olvidamos de que, como colegio profesional, entre nuestros fines se encuentra la ordenación de la profesión farmacéutica en cualquiera de sus modalidades, vigilar el ejercicio de la profesión, haciendo cumplir la ética profesional y las normas deontológicas, y defender los intereses profesionales de los colegiados. 

Desde el MICOF, como llevamos haciendo desde hace más de 575 años, seguiremos defendiendo la profesión farmacéutica y a los farmacéuticos de todos los sectores profesionales, independientemente de donde desarrollen su actividad.

 

06 Octubre 2016

Con motivo de la celebración en Gijón de la 61 edición del Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), se ha organizado el simposio «Terapia domiciliaria, una forma de acercar el hospital al paciente. Experiencia en enfermedades lisosomales», para exponer las ventajas y beneficios que aporta al paciente recibir el tratamiento en su domicilio. «Desde la SEFH estamos trabajando para lograr la máxima comodidad y calidad de vida para los pacientes. La terapia domiciliaria es una de las grandes novedades que ayuda a lograr este objetivo», ha explicado el doctor Miguel Ángel Calleja, presidente de la SEFH y jefe de Servicio de Farmacia del Complejo Hospitalario Universitario de Granada.

04 Febrero 2016

Miguel Ángel Calleja, jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Virgen de las Nieves (Granada), es desde el pasado mes de noviembre el nuevo presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), cargo en el que sucede a José Luis Poveda. Entre sus prioridades, destaca trabajar por una formación especializada común en Europa, la mayor integración del farmacéutico de hospital en los equipos clínicos y el desarrollo de la nueva especialidad de Farmacia Hospitalaria y Atención Primaria tras el Real Decreto de Troncalidad.

19 Diciembre 2011
Desde marzo de 2008 el Hospital Virgen de las Nieves de Granada viene aplicando, desde el Servicio de Farmacia, un proyecto de ahorro y eficiencia en el gasto en medicamentos que ya está dando sus resultados.
08 Julio 2011
Vicenate_Baixauli

Criterios economicistas «versus» criterios sanitarios

Vicente J. Baixauli Fernández

Farmacéutico comunitario

 

Hasta hace poco, la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud de los pacientes no hospitalizados era llevada a cabo fundamentalmente por las oficinas de farmacia, salvo en el caso de la dispensación de los medicamentos de uso hospitalario, que se realizaba a través de los servicios de farmacia hospitalarios.

El Real Decreto-Ley 5/2000 y los sucesivos decretos han permitido que la aplicación de esta normativa supusiera una pérdida económica real para el farmacéutico cuando se dispensaba algún medicamento de precio elevado. Este hecho causó la emisión en 2003 de un informe por el Defensor del Pueblo y motivó y ha seguido motivando que durante algunos años algunas farmacias optaran por no dispensar estos medicamentos de precio elevado debido al gasto económico que ello les suponía, ya que el farmacéutico tenía que poner dinero de su bolsillo para dispensarlo. Lejos de corregir totalmente los efectos distorsionantes creados en la práctica por dichos decretos y que diese como resultado que los ciudadanos recibieran un mejor servicio sin que tuviera que ser necesariamente a cargo de los farmacéuticos, la Administración sanitaria ha optado por el camino contrario, impedir la dispensación de dichos medicamentos y derivarla a los hospitales. Amparándose en aparentes necesidades sanitarias, ha modificado la legislación creando la cobertura legal necesaria a la decisión recientemente tomada por algunas administraciones sanitarias autonómicas de dispensar medicamentos de diagnóstico hospitalario (DH) a pacientes ambulatorios en los servicios de farmacia de hospital. Esta medida es un claro ejemplo de la prevalencia en la Administración de criterios economicistas sobre criterios sanitarios y asistenciales.

Los medicamentos que hasta hace poco necesitaban de un visado o control administrativo, ahora, y dependiendo de la comunidad autónoma, son calificados de «prescripción médica restringida» o «sujetos a reservas singulares, por cuestiones de seguridad o de limitación para determinados grupos de población de riesgo». ¿Por qué?, ¿dónde están las razones sanitarias para este cambio?, ¿dónde están las «cuestiones de seguridad» que apoyan esta medida?, ¿o depende de lo que valgan?... Para el paciente, cliente y pagador del sistema sanitario, ¿dónde está el beneficio? Ahora le será más difícil por horario y proximidad acceder a estos medicamentos, en especial a la población alejada de los centros hospitalarios, situación que quizá repercuta en la adherencia al tratamiento.

Además se está escamoteando el debate sobre el coste que suponen estas medidas. ¿Cuánto vale almacenarlos, conservarlos y dispensarlos en los hospitales?, ¿a cuántos días paga la Administración a los laboratorios suministradores?...

El mantenimiento de los medicamentos de DH en la farmacia comunitaria debería pasar por la racionalización del coste logístico (adquisición, custodia y almacenamiento) y asistencial (dispensación) que permita asegurar su uso racional. En este sentido, sería necesaria la protocolización específica de su dispensación, de forma que se permita demostrar la intervención del farmacéutico comunitario en la asistencia a estos pacientes. La retribución de estos medicamentos podría servir de piloto de un sistema de retribución mixto (coste logístico + coste dispensación). Esta decisión es una nueva medida economicista que empobrece, otra vez más, el ámbito de la atención primaria y de la farmacia comunitaria, en un marco de falta de recursos para hacer sostenible la prestación sanitaria. Al menos con esta medida el paciente podrá valorar lo que tenía o todavía tiene.

 

Miguel Angel CallejaUna consulta externa más de facultativo especialista de área

Miguel Ángel Calleja Hernández

Jefe de Servicio de Farmacia. Hospital Universitario Virgen de las Nieves. Granada

 

Desde hace muchos años los servicios de farmacia de los hospitales realizan labores de atención farmacéutica con pacientes no ingresados en tratamiento con medicamentos de uso hospitalario o bien que utilizan medicamentos fuera de indicación (compasivo y off label). Esta larga trayectoria ha permitido una orientación de los farmacéuticos de hospital también al paciente no ingresado y por tanto no agudo.

En la actualidad, en muchos de los hospitales esta atención es considerada como una consulta externa más de facultativo especialista de área, muy valorada por los médicos especialistas y por los propios pacientes, que permite realizar seguimiento farmacoterapéutico a pacientes especiales en tratamiento con medicamentos de uso hospitalario como VIH, hemofílicos, insuficiencia renal crónica e hipertensión pulmonar, entre otros. Esta atención, en muchos casos, tiene constancia en los sistemas informáticos de los hospitales, mediante la cita, registro de actividad e informe de recomendaciones para el paciente que se lleva tras cada visita.

Desde hace unos años, en algunas comunidades autónomas se ha extendido esta actividad a algunos medicamentos que, no siendo de uso hospitalario, son de grupos terapéuticos que hacen recomendable que el seguimiento se realice desde el prisma hospitalario, como es el caso de los fármacos oncológicos orales; en este caso los pacientes son tratados, en muchos casos, con medicación intravenosa de administración en hospital de día y medicación oral, de forma que el seguimiento podría realizarse con más información para el farmacéutico desde el ámbito hospitalario. Son pacientes, en su mayoría, que acuden al ámbito hospitalario con una frecuencia muy alta (pacientes atendidas para facilitar la fertilidad que acuden algunos meses hasta 11 veces a su especialista para un seguimiento estrecho de los niveles hormonales, por ejemplo), lo que hace que la asistencia al hospital sea muy habitual.

Estos pacientes ya estaban en seguimiento correcto, riguroso y continuado por los compañeros de farmacia comunitaria, desde el hospital se tiene un mayor acceso a historia clínica, una mayor cercanía con el prescriptor especialista y el planteamiento de una consulta externa especializada.

En algunos casos el coste de estos medicamentos es ciertamente muy alto (3.000-10.000 €/mes) sin que esto tuviera una repercusión económica en beneficio proporcional y lineal para la oficina de farmacia, lo que, en algunos casos, podía originar una situación de riesgo para el stock de algunas oficinas de farmacia y posible retraso en el comienzo de algunos tratamientos, por supuesto sin riesgo para la salud del paciente.

Hemos trabajado mucho desde los hospitales para mejorar la accesibilidad a los pacientes mediante la ampliación de horario, atención en el mismo día que es atendido por su especialista, pero es cierto que nunca podremos conseguir la misma accesibilidad que el sistema de oficinas de farmacia que tenemos en España con atención desde las zonas rurales más alejadas y los núcleos menos poblados hasta el centro de las ciudades.

No obstante, estos pacientes están, a su vez, en tratamiento con otros medicamentos que siguen dispensándoles en sus oficinas de farmacia, lo que hace necesario que nos coordinemos entre ambos tipos de farmacéuticos para hacer un seguimiento mejor cada día.


En el último número de la revista...

El curso se ha vivido con intensidad y ha servido para estabilizar las cuentas. Se ha mejorado notablemente la situación en el pago y en la fact ...

Somos datos. Las 24 horas del día consumimos y generamos datos de origen muy diverso, sobre lo que nos gusta, lo que consumimos, a dónde ...

¿Debe el farmacéutico comunitario formar parte de los equipos multidisciplinares de los centros sociosanitarios? Sobre este tema opinan Miguel Ángel Calleja y Jaime Giner.

...

Dedicado a mi amigo, por el que estoy aquí, Josep María

La ciudad quema, pero no parece que eso afecte a la multitud de ...

El embarazo no es una enfermedad. No obstante, la mujer sufrirá en su organismo modificaciones anatómicas y funcionales para permitir que ...

Las infecciones del tracto urinario (ITU), y más concretamente las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis), constituy ...

La definición estricta de estreñimiento se refiere a eliminar una cantidad de materia fecal inferior a 50 g/día; sin embargo, dire ...

Con la serie que se inicia en este artículo, se alude a una lista no cerrada de circunstancias que pueden afectar a la transmisión de una ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariam ...

Llegan el verano, las vacaciones, los mediodías al sol con un tinto de verano y los comentarios del tipo «mejor un vino blanco fresquito cuando hace tanto calor» o «los tint ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Las sociedades cerradas permanecían impermeables a los cambios. Las gobernaba la gerontocracia, amparada en las costumbres y las tradiciones, a veces fruto de la revelación de los dios ...

El prólogo es un epílogo que se coloca al principio para ejecutar al autor, algo así dijo el cínico de Pitigrille, pero en esta ocasión es en casi sentido estricto ...

 

Lo más leído este mes

Cistitis recurrentes: una consulta frecuente en la farmacia


Profesión

Las infecciones del tracto urinario (ITU), y más concretamente las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis), constituyen,…
Visto 5719 veces

Complementos para la salud mental


Cursos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud mental como «un estado de bienestar en el cual…
Visto 3166 veces

Neuromarketing: ¿cómo se puede aplicar en la farmacia?


Gestión para novatos

Según Google Trends el término «neuromarketing» ha ido registrando un incremento en el número de búsquedas en Internet a…
Visto 2966 veces

Complementos alimenticios en el paciente oncológico


Cursos

IntroducciónLa desnutrición es un problema común entre las personas diagnosticadas de cáncer y ha sido reconocida como un componente…
Visto 2855 veces

Maria Rubies, farmacéutica «JASP»


Salidas Profesionales

Maria Rubies Royo encarna a la perfección a los farmacéuticos JASP. Si no fuiste a EGB quizá desconozcas qué…
Visto 2648 veces

La formación continuada y el desarrollo profesional


Con firma

Aunque siempre he estado vinculada a la formación farmacéutica, desde mis primeros años como profesional esta actividad ha estado…
Visto 2532 veces

Productos para personas con problemas digestivos


Cursos

Los problemas digestivos afectan a personas de todas las edades, y la mayor parte de ellos tienen una corta…
Visto 2224 veces

Cuidados del bebé


Profesión

La llegada de un bebé supone un cambio importante en la vida de la familia. Cada bebé es único…
Visto 2210 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.