¿Cuál debe ser la función del visitador médico?»

Los tiempos cambian y la función del visitador médico se ha de adaptar a esta nueva época. Dos farmacéuticos nos explican sus puntos de vista con respecto al cambio que debe afrontar este profesional.

Lluís TriquellUn profesional en transformación
Lluís Triquell
Socio-director y director de la Unidad de Bioindustrias y Farmacia de Antares Consulting

En la actualidad, nos enfrentamos a diversas crisis y situaciones que han de estimular la reflexión y provocar cambios para adaptarnos a los nuevos entornos sin banalizarlos. Solo así podremos superar las diferentes crisis o tendencias:
• Crisis económica.
• Crisis del modelo sanitario.
• Necesidad de cambios en el modelo de farmacia comunitaria.
• Confluencia de tecnologías: Diagnóstico-Tratamiento.
• Políticas restrictivas en la introducción y uso de los medicamentos.

Frente a ello, el visitador médico no puede tener el mismo perfil que en los años anteriores, se ha de reinventar para que la clave de su éxito no sea el número de visitadores «en la calle» (share of voice), sino su profesionalismo reconocido por los clientes, sean del ámbito que sea.
El visitador médico se ha de transformar en una persona «necesaria», tanto para médicos como para farmacéuticos. Con estos últimos es donde se han de realizar los mayores esfuerzos, dado que hasta ahora y en la mayoría de los casos la relación se limitaba a «sacar pedidos».
De cara al futuro, la relación debe ser detectar necesidades y actuar en consecuencia; por lo tanto, gestionar clientes.
En este sentido, las redes de delegados se han de transformar de forma radical, lo cual conlleva disponer de talento y utilizarlo de forma inteligente. Para ello hemos de tener presentes las funciones que deben realizarse en la actualidad:
1. Planificar las actividades de forma precisa para conseguir la máxima eficiencia comercial. Sin planificación previa, las visitas suelen ser improductivas.
2. Identificar necesidades y proporcionar los recursos para satisfacerlas de forma adecuada y planificada. Aportar el valor que pueda percibir el cliente, ya sea el médico o el farmacéutico.
3. Proporcionar información científica relevante, adecuada a cada interlocutor. El conocimiento preciso de los productos desde el punto de vista científico es clave, pero también lo es de otros aspectos prácticos sobre la forma de comercialización en la farmacia, lo cual puede ayudar o estimular al farmacéutico a recomendarlo de una forma más profesional.
4. Utilizar las herramientas de segmentación y profiling para individualizar las acciones y adaptarlas a los segmentos o perfiles identificados.
5. Las funciones que realiza el visitador o delegado deben tener los principios éticos basados en los códigos éticos del sector y de la propia compañía.
6. Debe conseguir la confianza del cliente a largo plazo. Para ello ha de desarrollar nuevas habilidades que le permitan poner en valor el conocimiento que tiene y trasladarlo al cliente específico, el cual lo transforma en oportunidades de negocio o en oportunidades de mejora de la salud de sus clientes o pacientes.

En definitiva, el visitador ha de ser una persona respetada y «esperada» por médicos y farmacéuticos; alguien que cuando se haya ido nos haya dejado conocimiento, en lugar de un regalito que no sirve para nada. N

Xavier PratLa ética y la visita médica
Xavier Prat Borrell
Responsable de la Comisión de Deontología del COF de Barcelona

La deontología y sus códigos han ido haciéndose más necesarios a medida que las profesiones se han ido especializando y sus responsabilidades se han ido haciendo más complejas. La industria farmacéutica nació en boticas de farmacia al observar que se generalizaba la prescripción de determinadas fórmulas magistrales. En aquel entonces no existía el control administrativo del medicamento y las fórmulas magistrales se elaboraban «según arte». Las ventajas y propiedades de estas preparaciones eran anunciadas en los medios de comunicación. Sin embargo, cuando la investigación química comenzó a sintetizar moléculas con más actividad la industria farmacéutica se vio en la necesidad de llegar directamente al médico prescriptor.
En los inicios, esta actividad informativa y comercial la llevaban a cabo representantes de comercio no especializados. Cuando más tarde formaron parte de la plantilla de las empresas, estos representantes recibieron el nombre de «visitadores médicos». No eran licenciados en disciplinas sanitarias, y se aprendían lo que los técnicos de los laboratorios les explicaban. No estaban preparados para aclarar dudas que pudieran formular los médicos, y las transmitían a la central para su respuesta. El visitador era el «responsable» de su zona, y los médicos, en especial en provincias, eran incluso amigos suyos.
En ese momento ya se adivinaba que la deontología tenía que estar presente. Tanto por parte de la industria, que redactaba la información que iba a ser entregada al médico y aleccionaba a sus visitadores, como por parte del visitador, que debía ser fiel y preciso en su transmisión. Sin embargo, era fácil que los incentivos estuvieran por delante de la eficacia y seguridad del medicamento que se promocionaba. El visitador médico se convertía, en estos casos, en puro mediador de la transgresión. La ética estaba ausente. Debemos reconocer, sin embargo, que la gran mayoría de visitadores médicos era una fiel imagen de su empresa: se sentían parte de ella, y defendían las ventajas terapéuticas de su vademécum con la mayor honradez y dedicación.
En las décadas de 1960 y 1980, en los países del norte de Europa ya se informaba de un nuevo medicamento en los centros hospitalarios, convocando a la industria farmacéutica para dar conferencias sobre sus propiedades y ventajas. Allí, obviamente, no acudía el visitador médico en solitario. A partir de estos años, en España la «visita médica» sufrió importantes cambios. Los médicos, farmacéuticos y otros profesionales eran requeridos para desempeñar esta labor informativa. Curiosamente, la gran mayoría de prescriptores ha recibido la formación farmacológica posterior a su licenciatura a través de la industria farmacéutica.
El compromiso ético fue cada vez más necesario, y con ello el conocimiento de las responsabilidades morales ligadas a la legislación. Los códigos de deontología se redactaron con urgencia. El extraordinario avance de la investigación química, la aplicación de la medicina preventiva, el estudio de la genética y la biología molecular y su aplicación a la investigación de moléculas «diana», han permitido avances espectaculares en el tratamiento de enfermedades incurables hasta hace poco.
Hace 20 años, las normas ICH (Conferencia Internacional de Armonización) fueron de obligado cumplimiento para la investigación y desarrollo de nuevos fármacos. Hasta entonces, una cohorte de médicos escogidos intervenían en los ensayos clínicos utilizando parámetros y criterios muy particulares. La ética del laboratorio, del médico que intervenía en el ensayo y del visitador médico que recomendaba al galeno, era el único aval ante las administraciones reguladoras, con la muy probable presencia de importantes sesgos en las conclusiones de eficacia y seguridad. Con las normas ICH los ensayos clínicos deben ser multicéntricos y regulados, desde su inicio, por las Agencias Internacionales de Evaluación. Es razonable pensar que el visitador médico, el informador final muchas veces a pie de consulta médica, no debe desviarse un ápice de lo autorizado.

Valorar este artículo
(7 votos)
  • Modificado por última vez el Jueves, 19 Diciembre 2013 15:10
  • 1 comentario

1 comentario

  • Enlace comentario susana Jueves, 16 Enero 2014 14:29 publicado por susana

    Luis, no veo en ninguna parte que se hable de lo que el laboratorio "hace" a sus visitadores. El laboratorio no quiere un informador, quiere un VENDEDOR. El que primero debiera cambiar el chip es la industria fceutica, q forma a visitadores en la linea que le interesa sin tener en cuenta la labor informativa. Sólo vender, y los datos de IMS son desfavorables, pues visitador a la calle.

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

Los héroes dan siempre un poco de envidia, envidia malsana. Si pasas cerca de ellos, puedes notar su majestuosa invulnerabilidad restregada por ...

Luis de Palacio lleva más de un año al frente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), cargo ...

Definición
La obstrucción nasal, los estornudos, la secreción de moco ...

Si crees que cuando compras actúas de manera independiente y que no te influyen los demás, es el momento de seguir leyendo. Te sorprender ...

Contrariamente a lo que sucedía en otros países de nuestro entorno, hasta hace unos años en España no se transmitía ...

Estreñimiento en personas mayores

Ave Mari Aburto, Elena Castiella,
Cursos

El estreñimiento es una de las alteraciones más frecuentes del aparato digestivo, sobre todo en los países occidentales, y se debe ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariam ...

Existe un tipo de vino blanco, el «brisado», un tanto inusual y que se sale de lo convencional, pues ha sufrido una fermentación des ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Son malos tiempos para el racionalismo. No debiéramos alegrarnos de la derrota de la razón; ojalá alguna utopía concebida p ...

Cuando mis padres me oyeron cantar, decidieron no decir más a los amigos que yo recibía clases de canto y pospusieron indefinidamente la ...

 

Lo más leído este mes

Proxamol: complemento alimenticio que contribuye al funcionamiento normal de las vías urinarias en hombres


Notifarma

A partir de los 50 años, más de la mitad de los hombres presentan molestias relacionadas con el funcionamiento…
Visto 6600 veces

Las dificultades de una farmacia del Pirineo navarro


Un día en la farmacia de...

La farmacia rural está en boca de todos. De demasiados, seguramente. En este artículo intentaremos ponerla en el sitio justo.…
Visto 1449 veces

Atención farmacéutica domiciliaria


El color de mi cristal

Vicente J. Baixauli (SEFAC), Ángel Mataix (SEFAP) y Miguel Ángel Calleja (SEFH) explican su postura y la de las…
Visto 1316 veces

Un «trasatlántico» en el océano farmacéutico


Un día en la farmacia de...

La farmacia de José Ibáñez en Gavà (Barcelona) es un verdadero desafío. Es como un gran trasatlántico que requiere…
Visto 1265 veces

Ojo seco: una afección ocular que puede abordarse desde la farmacia


Profesión

El ojo seco posiblemente sea una de las consultas más habituales en la oficina de farmacia, donde podría decirse…
Visto 1208 veces

La Comisión Europea mantiene la actual legislación de los medicamentos homeopáticos y rechaza la petición del Gobierno español


Crónicas

La Comisión Europea rechaza la petición del Gobierno de España y asegura que no tiene previsto evaluar ni modificar…
Visto 1148 veces

Tos: recomendaciones desde la oficina de farmacia


Profesión

La tos es uno de los síntomas que más consultas genera en la farmacia, y aunque se trata de…
Visto 1040 veces

Prescripción farmacéutica para las infecciones del tracto urinario en Saskatchewan (Canadá)


La farmacia en el mundo

Sección coordinada por:Jaime Acosta. Miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (International Pharmaceutical…
Visto 961 veces

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.