Publicidad

banner-lainco

Editorial

Una de las prácticas de riesgo más peligrosas es hablar de las bondades de visitar a menudo al dentista con alguien que está sufriendo un terrible dolor de muelas. Corres el riesgo de que toda su ira descargue con furia sobre tu cabeza.

Además de los más de 371 millones de personas con diabetes que hay en el mundo, otros 300 millones se encuentran en situación de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Son cifras que lanza la Federación Internacional de Diabetes con motivo del Día Mundial sobre esta enfermedad, que se celebra el 14 de noviembre.

Está bien visto utilizar la expresión «El tamaño no importa». Una expresión que intenta reivindicar virtudes menos evidentes que la dimensión, pero supuestamente mejores; y que, en cierto modo, tiene puntos de contacto con la más famosa de las pronunciadas por el barón de Coubertain: «Lo importante es participar». Ambas las hemos escuchado muy a menudo y en multitud de situaciones. Lo más habitual en estos casos es considerar su utilización como una muestra de elegancia, deportividad e incluso de generosidad y grandeza de espíritu. Aunque, si nos paramos a pensar con un cierto detenimiento, nos daremos cuenta que, sobre todo, las utilizan, impulsados posiblemente por un cierto sentido olímpico, los que son grandes y los que siempre ganan. Esta circunstancia me hace sospechar que, en el fondo, los que se llenan la boca con ellas están imbuidos de una falsa modestia mal disimulada.

El mercado de la farmacia se ha contraído aproximadamente un 25% en cuatro años. Durante este periodo los descensos de la factura de los medicamentos financiados con fondos públicos han sido reiterados y de una gran intensidad, todo ello agravado por una sucesión de incumplimientos en el plazo de pago de esa factura.

A medida que van transcurriendo los días, y que poco a poco se va llenando la mochila de los años vividos, la forma en que vemos las cosas va cambiando –generalmente; no quisiera pontificar– y, especialmente, también va cambiando la percepción del pasado. He detectado –aunque no quisiera generalizar una sensación que puede ser estrictamente particular– una acentuación de la benevolencia en el juicio de los tiempos pasados. No sé si se trata de un incremento de la nostalgia causada por la felicidad acumulada o por la intensidad del temor que poco a poco va apoderándose de uno, cuando empieza a darse cuenta que el camino recorrido ya es más largo que el que es capaz de vislumbrar y parece más rentable contar lo acumulado que ilusionarse por lo que aún puedes llegar a ganar.

El mercado de los medicamentos dispensados en las oficinas de farmacia españolas está decreciendo en unidades y en facturación. Creo que esa es una buena descripción de la situación actual del sector.

A menudo, cuando se trata de buscar explicaciones a las malas noticias, de esas que vienen no sólo para incomodarnos, sino que llegan a provocarnos algo parecido al miedo, optamos por el camino más irracional, que es sencillamente matar al mensajero.

A menudo no se concede al incumplimiento terapéutico la importancia que realmente tiene y, sin embargo, está muy extendido, algo que se hace muy evidente al leer el documento de consenso sobre el que hablamos en este número, el más completo realizado en nuestro el país sobre este problema. Analiza sus causas, los métodos validados que permiten evaluarlo y las distintas estrategias que han demostrado ser eficaces para mejorarlo. Pone de manifiesto, además, que las consecuencias de la falta de adherencia terapéutica van mucho más allá de la clínica. Está claro que el paciente que no toma la medicación o no lo hace de la forma adecuada es el más perjudicado. Sin embargo, no es el único, puesto que la magnitud del problema llega a afectar a la propia sostenibilidad del sistema sanitario. No seguir de manera apropiada el tratamiento prescrito conlleva mayor riesgo de complicaciones, peor calidad de vida, más morbimortalidad, más ingresos hospitalarios y, por supuesto, más costes sanitarios a largo plazo.

La relación entre las oficinas de farmacia y el SNS es compleja, pero la podríamos definir, sin temor a equivocarnos, como una relación mercantil, porque está profundamente marcada por el coste de la factura, aunque también podríamos calificarla de platónica. Platónica, por eso del mundo de las ideas y el de la realidad. Una especie de sí pero no. De quiero y no puedo.

Una de las sensaciones de frustración más desagradables que existen es la del que sabe que tiene razón, pero constata que casi nadie le escucha y que, además, los altavoces de los medios de comunicación no cesan de amplificar el ruido que aún hace más improbable que sus argumentos acaben siendo escuchados.
El sector de las farmacias, desde hace años, parece que viva en un compás de espera permanente. Da la sensación de que el periodo de tiempo entre consejos de ministros sólo sea una espera, tan tensa como la que el reo sufre mientras espera el veredicto del jurado. De ninguna manera debería ser así.
La palabra negocio, como muchas otras, viene del latín, en este caso de dos palabras: nec otium, no ocio.

Infarma 2013 ha sido un éxito, una vez más. Así lo ha manifestado su directora Francisca Aranzana, en su intervención en el acto de clausura: «Han sido tres días muy intensos en los que 2.317 congresistas hemos debatido sobre nuestra profesión, con más de 60 conferencias, mesas redondas y aulas activas y más de un centenar de ponentes, y donde hemos reivindicado el papel del farmacéutico como agente de salud en coordinación con el resto de profesionales sanitarios».

La edición de Infarma que tendrá lugar los días 5, 6 y 7 de marzo será la primera que se celebre en Barcelona después del acuerdo sellado entre los colegios de farmacéuticos de Madrid y de Barcelona, y tendrá el reto de mantener el éxito de la primera edición madrileña de Infarma, del que nos hicimos eco en las páginas de nuestra revista, y de superar airosamente el trance de una crisis profunda que está castigando con dureza a las empresas, que a fin de cuentas son las que deberán llenar los pabellones de la feria.
Aún peor que estar sumidos en una crisis económica profunda es estar abrumados por la desesperanza. El hedor de la corrupción que aflora desde las cloacas más escondidas de los estamentos del poder y que perfuma a algunos de los que hemos otorgado la responsabilidad de representarnos en las instituciones y en los partidos políticos puede acabar de hundirnos en esta situación.
Página 7 de 10

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.