Editorial

A medida que van transcurriendo los días, y que poco a poco se va llenando la mochila de los años vividos, la forma en que vemos las cosas va cambiando –generalmente; no quisiera pontificar– y, especialmente, también va cambiando la percepción del pasado. He detectado –aunque no quisiera generalizar una sensación que puede ser estrictamente particular– una acentuación de la benevolencia en el juicio de los tiempos pasados. No sé si se trata de un incremento de la nostalgia causada por la felicidad acumulada o por la intensidad del temor que poco a poco va apoderándose de uno, cuando empieza a darse cuenta que el camino recorrido ya es más largo que el que es capaz de vislumbrar y parece más rentable contar lo acumulado que ilusionarse por lo que aún puedes llegar a ganar.

El mercado de los medicamentos dispensados en las oficinas de farmacia españolas está decreciendo en unidades y en facturación. Creo que esa es una buena descripción de la situación actual del sector.

A menudo, cuando se trata de buscar explicaciones a las malas noticias, de esas que vienen no sólo para incomodarnos, sino que llegan a provocarnos algo parecido al miedo, optamos por el camino más irracional, que es sencillamente matar al mensajero.

A menudo no se concede al incumplimiento terapéutico la importancia que realmente tiene y, sin embargo, está muy extendido, algo que se hace muy evidente al leer el documento de consenso sobre el que hablamos en este número, el más completo realizado en nuestro el país sobre este problema. Analiza sus causas, los métodos validados que permiten evaluarlo y las distintas estrategias que han demostrado ser eficaces para mejorarlo. Pone de manifiesto, además, que las consecuencias de la falta de adherencia terapéutica van mucho más allá de la clínica. Está claro que el paciente que no toma la medicación o no lo hace de la forma adecuada es el más perjudicado. Sin embargo, no es el único, puesto que la magnitud del problema llega a afectar a la propia sostenibilidad del sistema sanitario. No seguir de manera apropiada el tratamiento prescrito conlleva mayor riesgo de complicaciones, peor calidad de vida, más morbimortalidad, más ingresos hospitalarios y, por supuesto, más costes sanitarios a largo plazo.

La relación entre las oficinas de farmacia y el SNS es compleja, pero la podríamos definir, sin temor a equivocarnos, como una relación mercantil, porque está profundamente marcada por el coste de la factura, aunque también podríamos calificarla de platónica. Platónica, por eso del mundo de las ideas y el de la realidad. Una especie de sí pero no. De quiero y no puedo.

Una de las sensaciones de frustración más desagradables que existen es la del que sabe que tiene razón, pero constata que casi nadie le escucha y que, además, los altavoces de los medios de comunicación no cesan de amplificar el ruido que aún hace más improbable que sus argumentos acaben siendo escuchados.
El sector de las farmacias, desde hace años, parece que viva en un compás de espera permanente. Da la sensación de que el periodo de tiempo entre consejos de ministros sólo sea una espera, tan tensa como la que el reo sufre mientras espera el veredicto del jurado. De ninguna manera debería ser así.
La palabra negocio, como muchas otras, viene del latín, en este caso de dos palabras: nec otium, no ocio.

Infarma 2013 ha sido un éxito, una vez más. Así lo ha manifestado su directora Francisca Aranzana, en su intervención en el acto de clausura: «Han sido tres días muy intensos en los que 2.317 congresistas hemos debatido sobre nuestra profesión, con más de 60 conferencias, mesas redondas y aulas activas y más de un centenar de ponentes, y donde hemos reivindicado el papel del farmacéutico como agente de salud en coordinación con el resto de profesionales sanitarios».

La edición de Infarma que tendrá lugar los días 5, 6 y 7 de marzo será la primera que se celebre en Barcelona después del acuerdo sellado entre los colegios de farmacéuticos de Madrid y de Barcelona, y tendrá el reto de mantener el éxito de la primera edición madrileña de Infarma, del que nos hicimos eco en las páginas de nuestra revista, y de superar airosamente el trance de una crisis profunda que está castigando con dureza a las empresas, que a fin de cuentas son las que deberán llenar los pabellones de la feria.
Aún peor que estar sumidos en una crisis económica profunda es estar abrumados por la desesperanza. El hedor de la corrupción que aflora desde las cloacas más escondidas de los estamentos del poder y que perfuma a algunos de los que hemos otorgado la responsabilidad de representarnos en las instituciones y en los partidos políticos puede acabar de hundirnos en esta situación.
No es sorprendente la filtración de un documento con el membrete del Ministerio de Economía y Competitividad dirigido por el ministro De Guindos en el que se plasman una serie de líneas de actuación política dirigidas a liberalizar la economía en lo que concierne a la actuación de las profesiones.
Acabamos un año muy complicado. La economía del país no levanta cabeza. Es más, las noticias que nos llegan anuncian un 2013 en el que los ciudadanos tendrán que apretarse aún más los cinturones. Habrá que ver cómo lo consiguen aquellos que ya han llegado al límite de su resistencia; 2013 va a ser para ellos, para todos, un año de malabarismos, del «más difícil todavía», y es evidente que en el intento habrá algunos que caerán.

Nos gustaría despedir el año con más optimismo, pero nos cuesta encontrar argumentos. La crisis se ha convertido en el tema monográfico de cualquier conversación, y si nos limitamos al sector de la farmacia, otro tanto de lo mismo. Qué les podemos explicar a aquellos farmacéuticos que se hallan ahora al borde de la quiebra o, por emplear el eufemismo de moda, que tienen farmacias de viabilidad económica comprometida. Podemos hablarles de que en un momento u otro la situación cambiará y el futuro volverá a existir, y así será, seguro, pero... su presente es el que es y salir de él depende de fuerzas que en muchos casos ellos no pueden controlar.

Con todo, también es cierto que lamentarse no conduce a nada y que la única opción en las circunstancias actuales es el movimiento. Movimiento que se traduce en trabajar, aun sabiendo que quizá no llegue la recompensa. Habrá que hacer malabarismos, qué duda cabe, pero es necesario intentarlo. El futuro –el presente, en realidad– va a ser muy exigente para todos y hará falta imaginación para afrontarlo. Porque si algo está claro es que lo que habíamos aprendido hasta ahora, lo que nos había permitido salir adelante, nos va a servir de poco en este nuevo entorno. Será necesario sacudirse la rutina, detenerse un momento para evitar que el día a día nos supere y dedicar un tiempo a pensar apuestas diferentes. El Consejo General, los colegios, las sociedades científicas... pueden proponer nuevos caminos para que la profesión afronte este nuevo presente-futuro, pero no solo dependerá de ellos. Cada farmacéutico deberá poner de su parte para superar este «más difícil todavía» y hacerlo sin demora.

Desde El Farmacéutico haremos lo posible para facilitar este futuro aportando ideas y, sobre todo, contribuyendo a la formación de los farmacéuticos. Y en cualquier caso, a pesar de todo lo dicho, lo primero ahora es desearles un ¡feliz 2013!

Este mes de noviembre se ha celebrado en Barcelona el quinto Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, organizado por la SEFAC, una de las sociedades científicas que agrupan a farmacéuticos comunitarios más activas de las existentes en España. El programa de su Congreso y la participación de congresistas así lo atestiguan.
A menudo, en situaciones complejas, y ahora la situación lo es, todas las partes implicadas en los conflictos intentan exponer sus puntos de vista para defender sus intereses, pero existen premisas y datos que son objetivos y tienen que ser aceptados por todas las partes si se quiere llegar a una solución.
Página 6 de 9

En el último número de la revista...

xxxxxx

Los héroes dan siempre un poco de envidia, envidia malsana. Si pasas cerca de ellos, puedes notar su majestuosa invulnerabilidad restregada por ...

Luis de Palacio lleva más de un año al frente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), cargo ...

Definición
La obstrucción nasal, los estornudos, la secreción de moco ...

Si crees que cuando compras actúas de manera independiente y que no te influyen los demás, es el momento de seguir leyendo. Te sorprender ...

Contrariamente a lo que sucedía en otros países de nuestro entorno, hasta hace unos años en España no se transmitía ...

Estreñimiento en personas mayores

Ave Mari Aburto, Elena Castiella,
Cursos

El estreñimiento es una de las alteraciones más frecuentes del aparato digestivo, sobre todo en los países occidentales, y se debe ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariam ...

Existe un tipo de vino blanco, el «brisado», un tanto inusual y que se sale de lo convencional, pues ha sufrido una fermentación des ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Son malos tiempos para el racionalismo. No debiéramos alegrarnos de la derrota de la razón; ojalá alguna utopía concebida p ...

Cuando mis padres me oyeron cantar, decidieron no decir más a los amigos que yo recibía clases de canto y pospusieron indefinidamente la ...

 

Lo más leído este mes

Proxamol: complemento alimenticio que contribuye al funcionamiento normal de las vías urinarias en hombres


Notifarma

A partir de los 50 años, más de la mitad de los hombres presentan molestias relacionadas con el funcionamiento…
Visto 6798 veces

Las dificultades de una farmacia del Pirineo navarro


Un día en la farmacia de...

La farmacia rural está en boca de todos. De demasiados, seguramente. En este artículo intentaremos ponerla en el sitio justo.…
Visto 1473 veces

Atención farmacéutica domiciliaria


El color de mi cristal

Vicente J. Baixauli (SEFAC), Ángel Mataix (SEFAP) y Miguel Ángel Calleja (SEFH) explican su postura y la de las…
Visto 1337 veces

Un «trasatlántico» en el océano farmacéutico


Un día en la farmacia de...

La farmacia de José Ibáñez en Gavà (Barcelona) es un verdadero desafío. Es como un gran trasatlántico que requiere…
Visto 1320 veces

Ojo seco: una afección ocular que puede abordarse desde la farmacia


Profesión

El ojo seco posiblemente sea una de las consultas más habituales en la oficina de farmacia, donde podría decirse…
Visto 1250 veces

La Comisión Europea mantiene la actual legislación de los medicamentos homeopáticos y rechaza la petición del Gobierno español


Crónicas

La Comisión Europea rechaza la petición del Gobierno de España y asegura que no tiene previsto evaluar ni modificar…
Visto 1169 veces

Tos: recomendaciones desde la oficina de farmacia


Profesión

La tos es uno de los síntomas que más consultas genera en la farmacia, y aunque se trata de…
Visto 1073 veces

Prescripción farmacéutica para las infecciones del tracto urinario en Saskatchewan (Canadá)


La farmacia en el mundo

Sección coordinada por:Jaime Acosta. Miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (International Pharmaceutical…
Visto 988 veces

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.