Editorial

El ruido mediático se ha llenado estos días de farmacia, un ruido en el que ha imperado también el debate tendencioso y partidista y en el que los medios no han dudado en utilizar la desorientación, la desinformación y en muchos casos la desesperación de los farmacéuticos para llenar páginas de periódicos y los debates con tertulianos profanos que no han dudado en tomar el nombre de la farmacia en vano.
Es una evidencia que la sucesión de medidas sobre el precio de los medicamentos no ha cejado en estos últimos años y los últimos RDL reafirman que la apuesta política del Gobierno continúa siendo ésta en lo que se refiere a la prestación farmacéutica. No se vislumbran tampoco brotes verdes en esta cuestión.
Una de las paradojas más sorprendentes de la actualidad es la de la infinita distancia existente entre la nobleza del objetivo de la política: «El bien común», y la percepción que tiene una gran parte de la ciudadanía del objetivo que parece que tengan los políticos: «El bien del propio partido» o, en el peor de los casos, «El bien del propio bolsillo, ya sea el del partido o el del político de turno».
En el último editorial decíamos que el farmacéutico no debe dejar de incrementar lo que es su mejor capital: la buena valoración que de su labor de profesional sanitario hacen sus clientes. Poco después de escribirlo nos llegaba el Informe del Consejo General Estadísticas de Colegiados y Oficinas de Farmacia 2011 en el que, entre otros datos, se informaba de que la cifra de farmacéuticos colegiados ha crecido un 1,2% y se ha llegado a los 64.977, un número muy respetable, en especial si tenemos en cuenta el actual contexto económico, en el que un día sí y otro también se habla de que aumentan las farmacias en riesgo.
En esta misma página hemos criticado muchas de las decisiones tomadas por la Administración en cuestiones que afectan al colectivo de las oficinas de farmacia y otras veces hemos querido ser un modesto altavoz del descontento del sector. Continúan existiendo muchos motivos para insistir en cualquiera de ambas cuestiones, pero hoy creemos oportuno apartarnos de este discurso para intentar aportar algún mensaje esperanzador.
Continúa el reguero de anuncios de recortes, las exigencias del directorio europeo están marcando la agenda de la toma de decisiones. Todo indica que la agenda es extremadamente exigente y que el proyecto de presupuestos presentado requería un nuevo retoque de nada más y nada menos 10.000 millones de euros para ser bendecido.
Infarma 2012 ha sido un rotundo éxito de organización y de participación. La apuesta de los colegios de Madrid y Barcelona de constituir una sociedad para organizar un congreso de farmacia anual, alternando su ubicación en las respectivas capitales, ha demostrado ser un acierto pleno. La afluencia de empresas expositoras y la gran calidad de los stands instalados, en unos momentos duros para el sector, son el resultado de los esfuerzos de los dos colegios, que han sabido aprovechar sinergias y una marca de prestigio, apostar por la ubicación en IFEMA y confiar en la organización de Interalia. Toda una demostración de la potencia de fondo de un sector, el farmacéutico, con expectativas de crecimiento. Un sector con futuro.
No tenemos buenas noticias. Una de las revistas que las farmacias españolas recibían periódicamente, una de las más veteranas y una de las que nos acompañaban en la aventura de proporcionar contenidos interesantes, útiles y atractivos a los farmacéuticos y al personal técnico de las más de veinte mil farmacias de España, ha dejado de publicarse.
«Sinergia: Acción de dos o más causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales.» Este era, sin duda, el objetivo buscado por los colegios de Madrid y Barcelona cuando decidieron unir fuerzas para organizar INFARMA de forma alternativa y a juzgar por las noticias que nos llegan parece que lo han conseguido.
No creo que sea el haber sido alumno de los escolapios lo que me confirió una cierta rivalidad con los alumnos de los jesuitas, pero sea por la razón que sea nunca he acabado de compartir el consejo de San Ignacio de Loyola: «En tiempo de tribulaciones no hacer mudanza».
Todas las conversaciones parecen converger en un único tema, la crisis, con el agravante de que en 2012 va a ser peor. Desde aquí no vamos a llevarle la contraria a la mayoría, entre otras cosas porque carecemos de datos para hacerlo. No está, además, en nuestras manos cambiar el signo de los tiempos, pero sí está a nuestro alcance ofrecer herramientas a los farmacéuticos para que sigan ocupando un lugar destacado en nuestro sistema sanitario y en la apreciación de sus clientes. Y a ello nos vamos a aplicar en este 2012 para el que hemos preparado algunas novedades importantes.
Una calma tensa como las que anteceden a la tormenta perfecta se detecta en el ambiente de este final de año. La sociedad española está expectante ante la llegada del paquete de medidas anticrisis con el que seguramente se inaugurará esta legislatura y, aunque el sector haya soportado ya diversos recortes, nada indica que esta vez tampoco vaya a salir indemne. No se trata simplemente de hacer predicciones sobre la dureza de las medidas y de dejarlo todo a la suerte. Debería evitarse a toda costa la parálisis atenazadora frente al desastre que se intuye, y aunque no tener un plan preparado con el suficiente tiempo y decisión es un grave problema, sólo existe una opción: ponerse manos a la obra.
El primer día de noviembre siempre ha estado bañado de una cierta tristeza, la tristeza del recuerdo de los que nos han dejado, de la lejanía de las alegrías de las vacaciones estivales y del amarillo de los crisantemos; es un día en que todo parece más gris, como el papel con el que la castañera de la esquina nos envuelve los frutos asados del otoño.
Los impagos de la factura farmacéutica por parte de la Administración van extendiéndose como una mancha de aceite sucio por todas las comunidades autónomas. No se trata ahora de intentar analizar los diferentes grados de incumplimiento y las diferencias de actitud del incumplidor, que las hay, ni la influencia de las diferentes situaciones electorales de cada comunidad, que existen. Ya habrá tiempo de hacerlo después de las elecciones del 20 de noviembre. Lo que ahora es fundamental es recalcar que lo que está sucediendo no es un problema de las farmacias –sí que lo es para las farmacias–, lo que sucede realmente es que las cuentas de nuestro país no son lo suficientemente solventes para cumplir una prestación pública a la que tienen derecho los ciudadanos.
Supe de Oliver Sacks cuando me enteré que la película Despertares, en la que se relata la utilización experimental de la L-Dopa para tratar a pacientes catatónicos sobrevivientes de la epidemia de encefalitis letárgica, era una recreación de un episodio de su carrera como neurólogo. Posteriormente, leí su libro sobre un músico que padece prosopagnosia, El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, y aprendí placenteramente un poco sobre la complejidad de la relación entre la realidad y la percepción. No creo que estemos padeciendo una epidemia de prosopagnosia, pero algún que otro desajuste entre la realidad y la percepción sí que está afectando al sector. La historia económica reciente del sector es una sucesión de gráficas que dibujan una U detrás de otra. Estas gráficas han sido el fruto de la interacción de dos fuerzas, la del pagador de la factura de medicamentos que ha intentado e intenta su descenso aplicando medidas sobre los precios y sobre los márgenes y la que se contrapone soportada por el incremento de asegurados, por la cronificación de patologías, y por la acción de la industria que intenta su remonte aumentando la oferta de medicamentos. El sector de las farmacias se ha movido estos años en esta montaña rusa sin tener ninguna otra posibilidad que la de continuar en los raíles que otros han marcado. Muchas veces parece que la percepción de la realidad que tiene el sector no es la correcta y que estamos confundiendo una gráfica que dibuja claramente una L con una de esas U de tiempos pretéritos. Es evidente que la probabilidad de que estemos sufriendo los efectos de una epidemia es despreciable, por lo que supongo que el sector está bajo los efectos de esa reacción tan común en los humanos sanos mentalmente de negación de la realidad cuando ésta es difícil de digerir. La realidad es que sufrimos una insuficiencia crónica de recursos económicos destinados al catálogo actual de prestaciones sanitarias, que existe un descenso crítico de los ingresos de las arcas públicas, que las deudas son astronómicas y que las únicas partidas que van a crecer en los presupuestos son las destinadas a pagar intereses. No hay ningún atajo posible. El camino va a ser muy duro y el primer paso debe ser asumir la realidad y actuar en consecuencia. Cada eslabón de la cadena del sector del medicamento deberá reinventarse, buscar el papel más adecuado al nuevo escenario y deberá eliminar ineficiencias, repensar su rol para potenciar su aportación de valor y deberán esforzarse también en buscar sinergias que refuercen su colaboración más allá de la meramente formal. Nuestro sector es vital para la economía, para la vertebración de una sociedad más justa y equilibrada, genera trabajo y riqueza, está formado por profesionales preparados y por empresas con capacidad para innovar, tenemos muchas cartas en nuestras manos. ¡Juguémoslas!
Página 6 de 8

En el último número de la revista...

Las sobremesas de las comidas estivales, sobre todo las de las postrimerías de agosto, tienen algo de fronterizo. Las fronteras, las administrat ...

En estos momentos, singularmente, con los nuevos gobiernos que tienen la responsabilidad de la gestión desde las últimas elecciones de 20 ...

El verde brillante de las hojas de las vides marineras se ha ido dorando durante el verano. Las cepas viejas, negras y retorcidas, están gr&aacu ...

Durante el verano, la exposición solar intensa y hábitos como los baños en el mar o las piscinas y la práctica de deporte p ...

El autocontrol de la glucemia capilar es una herramienta clave en el tratamiento de la diabetes. Para llevar a cabo los ajustes terapéuticos ade ...

La caída del cabello es una de las principales preocupaciones tras las vacaciones estivales para una buena parte de la población. Durante ...

Si has leído los artículos anteriores –si no lo has hecho, te lo recomendamos–, es probable que ya hayas observado que el mar ...

Valor = Resultados para el cliente + Calidad de procesos/Precio para el cliente + Coste de acceso

...

En un sector tan competido como el de las farmacias online, los detalles son los puntos clave para tener éxito con tu farmacia. Si estás ...

En el artículo anterior de esta serie (El Farmacéutico n.º 551), se explicó la preferencia que, en función de ...

Seguramente más de un lector habrá pensado que el título de esta reseña se ha traspapelado en la redacción de una re ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariam ...

Acabadas las vacaciones, llega el momento de recordar lo buenas que han sido y las vivencias que más nos han gustado. Este año uno de los ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

La Real Casa de la Contratación de Indias fue una institución que se estableció en 1503 en Sevilla, creada para fomentar y regular ...

Ninguna profesión es lo que es, sino lo que podría llegar a ser si la dejan. De modo que, tanto para lo bueno como para lo malo, las posi ...

Premios, pocos constructos imaginarios con más contradictorias opiniones sobre su utilidad, puesto que abren su abanico desde la justa recompens ...

Fatiga, cansancio, astenia, debilidad, son palabras que a menudo se utilizan como sinónimos cuando una persona se acerca a la farmacia en busca ...

 

Lo más leído este mes

El oído en la farmacia: sonido de fondo y sonidos de productos


CANAL EF

Si has leído los artículos anteriores –si no lo has hecho, te lo recomendamos–, es probable que ya hayas…
Visto 3272 veces

La asociación FarmaCiencia promueve una campaña informativa sobre los riesgos de la homeopatía


Crónicas

El próximo día 25 de septiembre, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Farmacéutico, las farmacias de la…
Visto 2197 veces

Castilla y León tramita en un mes más de 3.300 recetas electrónicas de pacientes llegados de otras comunidades autónomas


Crónicas

Castilla y León ha dispensado ya un total de 3.337 recetas electrónicas a ciudadanos llegados de otras comunidades autónomas.…
Visto 1957 veces

OAFI organiza el I Congreso Internacional de Pacientes con Artrosis


Crónicas

La artrosis es una enfermedad articular degenerativa que afecta tanto al cartílago como al hueso y tejidos blandos de…
Visto 1503 veces

Actualización sobre tratamientos de indicación farmacéutica ante una consulta por sensación de cansancio (falta de energía)


Profesión

Fatiga, cansancio, astenia, debilidad, son palabras que a menudo se utilizan como sinónimos cuando una persona se acerca a…
Visto 1456 veces

Madrid anuncia la devolución de tres medicamentos de DH a la farmacia


Crónicas

El director de Coordinación de la Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, César…
Visto 1440 veces

Servicio para un buen control del paciente diabético vía app desde la farmacia comunitaria: Memodaybetes


Trabajos científicos

1. IntroducciónLa diabetes mellitus es una enfermedad metabólica caracterizada por el aumento de los niveles de glucosa en la…
Visto 1399 veces

¿Cómo se gestionan el talento y el conocimiento farmacológico?


Manual del Superviviente

En mi opinión la diferencia entre conocimiento e información radica en que esta última está constituida por datos, bits,…
Visto 1366 veces

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.