Publicidad

banner-bephantol

Publicidad

banner-ontex-mascarillas

Editorial

Durante los días calurosos de agosto, que desgraciadamente han sembrado la geografía de incendios devastadores, han ido apareciendo en los medios y en las redes diversas noticias y debates relacionados con el mundo de los medicamentos y de la farmacia.
El ruido mediático se ha llenado estos días de farmacia, un ruido en el que ha imperado también el debate tendencioso y partidista y en el que los medios no han dudado en utilizar la desorientación, la desinformación y en muchos casos la desesperación de los farmacéuticos para llenar páginas de periódicos y los debates con tertulianos profanos que no han dudado en tomar el nombre de la farmacia en vano.
Es una evidencia que la sucesión de medidas sobre el precio de los medicamentos no ha cejado en estos últimos años y los últimos RDL reafirman que la apuesta política del Gobierno continúa siendo ésta en lo que se refiere a la prestación farmacéutica. No se vislumbran tampoco brotes verdes en esta cuestión.
Una de las paradojas más sorprendentes de la actualidad es la de la infinita distancia existente entre la nobleza del objetivo de la política: «El bien común», y la percepción que tiene una gran parte de la ciudadanía del objetivo que parece que tengan los políticos: «El bien del propio partido» o, en el peor de los casos, «El bien del propio bolsillo, ya sea el del partido o el del político de turno».
En el último editorial decíamos que el farmacéutico no debe dejar de incrementar lo que es su mejor capital: la buena valoración que de su labor de profesional sanitario hacen sus clientes. Poco después de escribirlo nos llegaba el Informe del Consejo General Estadísticas de Colegiados y Oficinas de Farmacia 2011 en el que, entre otros datos, se informaba de que la cifra de farmacéuticos colegiados ha crecido un 1,2% y se ha llegado a los 64.977, un número muy respetable, en especial si tenemos en cuenta el actual contexto económico, en el que un día sí y otro también se habla de que aumentan las farmacias en riesgo.
En esta misma página hemos criticado muchas de las decisiones tomadas por la Administración en cuestiones que afectan al colectivo de las oficinas de farmacia y otras veces hemos querido ser un modesto altavoz del descontento del sector. Continúan existiendo muchos motivos para insistir en cualquiera de ambas cuestiones, pero hoy creemos oportuno apartarnos de este discurso para intentar aportar algún mensaje esperanzador.
Continúa el reguero de anuncios de recortes, las exigencias del directorio europeo están marcando la agenda de la toma de decisiones. Todo indica que la agenda es extremadamente exigente y que el proyecto de presupuestos presentado requería un nuevo retoque de nada más y nada menos 10.000 millones de euros para ser bendecido.
Infarma 2012 ha sido un rotundo éxito de organización y de participación. La apuesta de los colegios de Madrid y Barcelona de constituir una sociedad para organizar un congreso de farmacia anual, alternando su ubicación en las respectivas capitales, ha demostrado ser un acierto pleno. La afluencia de empresas expositoras y la gran calidad de los stands instalados, en unos momentos duros para el sector, son el resultado de los esfuerzos de los dos colegios, que han sabido aprovechar sinergias y una marca de prestigio, apostar por la ubicación en IFEMA y confiar en la organización de Interalia. Toda una demostración de la potencia de fondo de un sector, el farmacéutico, con expectativas de crecimiento. Un sector con futuro.
No tenemos buenas noticias. Una de las revistas que las farmacias españolas recibían periódicamente, una de las más veteranas y una de las que nos acompañaban en la aventura de proporcionar contenidos interesantes, útiles y atractivos a los farmacéuticos y al personal técnico de las más de veinte mil farmacias de España, ha dejado de publicarse.
«Sinergia: Acción de dos o más causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales.» Este era, sin duda, el objetivo buscado por los colegios de Madrid y Barcelona cuando decidieron unir fuerzas para organizar INFARMA de forma alternativa y a juzgar por las noticias que nos llegan parece que lo han conseguido.
No creo que sea el haber sido alumno de los escolapios lo que me confirió una cierta rivalidad con los alumnos de los jesuitas, pero sea por la razón que sea nunca he acabado de compartir el consejo de San Ignacio de Loyola: «En tiempo de tribulaciones no hacer mudanza».
Todas las conversaciones parecen converger en un único tema, la crisis, con el agravante de que en 2012 va a ser peor. Desde aquí no vamos a llevarle la contraria a la mayoría, entre otras cosas porque carecemos de datos para hacerlo. No está, además, en nuestras manos cambiar el signo de los tiempos, pero sí está a nuestro alcance ofrecer herramientas a los farmacéuticos para que sigan ocupando un lugar destacado en nuestro sistema sanitario y en la apreciación de sus clientes. Y a ello nos vamos a aplicar en este 2012 para el que hemos preparado algunas novedades importantes.
Una calma tensa como las que anteceden a la tormenta perfecta se detecta en el ambiente de este final de año. La sociedad española está expectante ante la llegada del paquete de medidas anticrisis con el que seguramente se inaugurará esta legislatura y, aunque el sector haya soportado ya diversos recortes, nada indica que esta vez tampoco vaya a salir indemne. No se trata simplemente de hacer predicciones sobre la dureza de las medidas y de dejarlo todo a la suerte. Debería evitarse a toda costa la parálisis atenazadora frente al desastre que se intuye, y aunque no tener un plan preparado con el suficiente tiempo y decisión es un grave problema, sólo existe una opción: ponerse manos a la obra.
El primer día de noviembre siempre ha estado bañado de una cierta tristeza, la tristeza del recuerdo de los que nos han dejado, de la lejanía de las alegrías de las vacaciones estivales y del amarillo de los crisantemos; es un día en que todo parece más gris, como el papel con el que la castañera de la esquina nos envuelve los frutos asados del otoño.
Los impagos de la factura farmacéutica por parte de la Administración van extendiéndose como una mancha de aceite sucio por todas las comunidades autónomas. No se trata ahora de intentar analizar los diferentes grados de incumplimiento y las diferencias de actitud del incumplidor, que las hay, ni la influencia de las diferentes situaciones electorales de cada comunidad, que existen. Ya habrá tiempo de hacerlo después de las elecciones del 20 de noviembre. Lo que ahora es fundamental es recalcar que lo que está sucediendo no es un problema de las farmacias –sí que lo es para las farmacias–, lo que sucede realmente es que las cuentas de nuestro país no son lo suficientemente solventes para cumplir una prestación pública a la que tienen derecho los ciudadanos.
Página 9 de 11

En el último número de la revista...

«Las palabras nos acompañan, nos emocionan, nos enfurecen, nos alegran, nos llenan hasta que descubrimos que están vacías, entonces se convierten en un ruido monóto ...

Soy optimista por elección personal. Estoy convencida de que nuestro camino por la vida es una gran aventura que merece la pena protagonizar con ...

El ojo seco, las úlceras, la blefaritis, el orzuelo o la conjuntivitis son algunas de las patologías oftálmicas que se atienden con más frecuencia en la oficina de farmac ...

Eduardo Senante
Farmacéutico comunitario.
Farmacia Senante. Zaragoza (https://farmaciasenante.com/)

Vivimos en un ...

El cáñamo o marihuana, en latín Cannabis sativa, es una planta herbácea anual dioica hirsuta que puede alcanzar hasta los 3 m de altura. Los tricomas (pelos glandulares) ...

El embarazo constituye una etapa más en la vida de la mujer, durante la cual se producen cambios fisiológicos, hormonales y estructurales que pueden provocar síntomas o ser la b ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La D.O. Ribeiro es una de las cinco denominaciones de origen existentes en Galicia. Se ubica en el borde noroccidental de la provincia de Ourense y en las confluencias de los valles formados por los ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Cuenta Ovidio en Las metamorfosis que Apolo se burló de Eros por su costumbre de jugar con el arco y las flechas. Resentido, Eros tomó una con punta de diamante que incitaba a ...

No hay que poner grandes nombres a lo que hacemos. Si lo que hacemos está bien hecho, su designación se ennoblece por sí misma y su permanencia queda asegurada. Con el nombre de ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.