Publicidad

banner-lainco

Editorial

No es sorprendente la filtración de un documento con el membrete del Ministerio de Economía y Competitividad dirigido por el ministro De Guindos en el que se plasman una serie de líneas de actuación política dirigidas a liberalizar la economía en lo que concierne a la actuación de las profesiones.
Acabamos un año muy complicado. La economía del país no levanta cabeza. Es más, las noticias que nos llegan anuncian un 2013 en el que los ciudadanos tendrán que apretarse aún más los cinturones. Habrá que ver cómo lo consiguen aquellos que ya han llegado al límite de su resistencia; 2013 va a ser para ellos, para todos, un año de malabarismos, del «más difícil todavía», y es evidente que en el intento habrá algunos que caerán.

Nos gustaría despedir el año con más optimismo, pero nos cuesta encontrar argumentos. La crisis se ha convertido en el tema monográfico de cualquier conversación, y si nos limitamos al sector de la farmacia, otro tanto de lo mismo. Qué les podemos explicar a aquellos farmacéuticos que se hallan ahora al borde de la quiebra o, por emplear el eufemismo de moda, que tienen farmacias de viabilidad económica comprometida. Podemos hablarles de que en un momento u otro la situación cambiará y el futuro volverá a existir, y así será, seguro, pero... su presente es el que es y salir de él depende de fuerzas que en muchos casos ellos no pueden controlar.

Con todo, también es cierto que lamentarse no conduce a nada y que la única opción en las circunstancias actuales es el movimiento. Movimiento que se traduce en trabajar, aun sabiendo que quizá no llegue la recompensa. Habrá que hacer malabarismos, qué duda cabe, pero es necesario intentarlo. El futuro –el presente, en realidad– va a ser muy exigente para todos y hará falta imaginación para afrontarlo. Porque si algo está claro es que lo que habíamos aprendido hasta ahora, lo que nos había permitido salir adelante, nos va a servir de poco en este nuevo entorno. Será necesario sacudirse la rutina, detenerse un momento para evitar que el día a día nos supere y dedicar un tiempo a pensar apuestas diferentes. El Consejo General, los colegios, las sociedades científicas... pueden proponer nuevos caminos para que la profesión afronte este nuevo presente-futuro, pero no solo dependerá de ellos. Cada farmacéutico deberá poner de su parte para superar este «más difícil todavía» y hacerlo sin demora.

Desde El Farmacéutico haremos lo posible para facilitar este futuro aportando ideas y, sobre todo, contribuyendo a la formación de los farmacéuticos. Y en cualquier caso, a pesar de todo lo dicho, lo primero ahora es desearles un ¡feliz 2013!

Este mes de noviembre se ha celebrado en Barcelona el quinto Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, organizado por la SEFAC, una de las sociedades científicas que agrupan a farmacéuticos comunitarios más activas de las existentes en España. El programa de su Congreso y la participación de congresistas así lo atestiguan.
A menudo, en situaciones complejas, y ahora la situación lo es, todas las partes implicadas en los conflictos intentan exponer sus puntos de vista para defender sus intereses, pero existen premisas y datos que son objetivos y tienen que ser aceptados por todas las partes si se quiere llegar a una solución.
Ya no sirve de nada escribir sobre los difíciles momentos que debe afrontar el sector de la farmacia. En el mejor de los casos sería un ejercicio de retórica más o menos talentoso.
Después de unos años de una cierta incredulidad, los cambios que algunos anunciaban y que empezaban a afectar al sector y a la sociedad se han consolidado de una forma dramática. En estos momentos ya es insuficiente la simple aceptación de esta realidad. Quien ignore esta situación vive en un mundo imaginario.

Decíamos en nuestro anterior editorial que la sociedad entera está cambiando y va asumiendo lo que hasta ahora negaba.
Durante los días calurosos de agosto, que desgraciadamente han sembrado la geografía de incendios devastadores, han ido apareciendo en los medios y en las redes diversas noticias y debates relacionados con el mundo de los medicamentos y de la farmacia.
El ruido mediático se ha llenado estos días de farmacia, un ruido en el que ha imperado también el debate tendencioso y partidista y en el que los medios no han dudado en utilizar la desorientación, la desinformación y en muchos casos la desesperación de los farmacéuticos para llenar páginas de periódicos y los debates con tertulianos profanos que no han dudado en tomar el nombre de la farmacia en vano.
Es una evidencia que la sucesión de medidas sobre el precio de los medicamentos no ha cejado en estos últimos años y los últimos RDL reafirman que la apuesta política del Gobierno continúa siendo ésta en lo que se refiere a la prestación farmacéutica. No se vislumbran tampoco brotes verdes en esta cuestión.
Una de las paradojas más sorprendentes de la actualidad es la de la infinita distancia existente entre la nobleza del objetivo de la política: «El bien común», y la percepción que tiene una gran parte de la ciudadanía del objetivo que parece que tengan los políticos: «El bien del propio partido» o, en el peor de los casos, «El bien del propio bolsillo, ya sea el del partido o el del político de turno».
En el último editorial decíamos que el farmacéutico no debe dejar de incrementar lo que es su mejor capital: la buena valoración que de su labor de profesional sanitario hacen sus clientes. Poco después de escribirlo nos llegaba el Informe del Consejo General Estadísticas de Colegiados y Oficinas de Farmacia 2011 en el que, entre otros datos, se informaba de que la cifra de farmacéuticos colegiados ha crecido un 1,2% y se ha llegado a los 64.977, un número muy respetable, en especial si tenemos en cuenta el actual contexto económico, en el que un día sí y otro también se habla de que aumentan las farmacias en riesgo.
En esta misma página hemos criticado muchas de las decisiones tomadas por la Administración en cuestiones que afectan al colectivo de las oficinas de farmacia y otras veces hemos querido ser un modesto altavoz del descontento del sector. Continúan existiendo muchos motivos para insistir en cualquiera de ambas cuestiones, pero hoy creemos oportuno apartarnos de este discurso para intentar aportar algún mensaje esperanzador.
Continúa el reguero de anuncios de recortes, las exigencias del directorio europeo están marcando la agenda de la toma de decisiones. Todo indica que la agenda es extremadamente exigente y que el proyecto de presupuestos presentado requería un nuevo retoque de nada más y nada menos 10.000 millones de euros para ser bendecido.
Infarma 2012 ha sido un rotundo éxito de organización y de participación. La apuesta de los colegios de Madrid y Barcelona de constituir una sociedad para organizar un congreso de farmacia anual, alternando su ubicación en las respectivas capitales, ha demostrado ser un acierto pleno. La afluencia de empresas expositoras y la gran calidad de los stands instalados, en unos momentos duros para el sector, son el resultado de los esfuerzos de los dos colegios, que han sabido aprovechar sinergias y una marca de prestigio, apostar por la ubicación en IFEMA y confiar en la organización de Interalia. Toda una demostración de la potencia de fondo de un sector, el farmacéutico, con expectativas de crecimiento. Un sector con futuro.
Página 8 de 10

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.