Publicidad

banner-lainco


Editorial

David

Los héroes dan siempre un poco de envidia, envidia malsana. Si pasas cerca de ellos, puedes notar su majestuosa invulnerabilidad restregada por toda tu cara, su aura lo ilumina todo mientras todas las miradas se dirigen hacia ellos. Ésa es la sensación que tengo cuando entro en la sala de la Galería de la Academia de Florencia. No hay muchos Davids como el de Miguel Ángel, y muchos de los que creen parecerse a él son burdas copias que no resisten una comparación exigente, pero existir, existen.

A veces me pregunto la razón por la que nunca me olvido de hacer esa visita. ¿Será masoquismo? La fascinación por esa belleza suprema, por esa perfección, me subyuga. Ni siquiera tengo claro qué es lo que me atrae más: la potencia de sus cinco metros de mármol exquisito, o la esperanza, que arde como una brasa en mi corazón mortal, de parecerme a él, aunque sólo sea en sueños.

Tendréis que disculparme, queridos lectores, por aprovechar este editorial para confesaros este pequeño secreto. Ha aparecido subrepticiamente en mi cabeza y de allí ha fluido indolente hasta las teclas del ordenador mientras leía con cierto desasosiego la noticia de la compra de la compañía farmacéutica PillPack por el gigante (¿un nuevo David?) Amazon.

Amazon es una empresa majestuosa que también ha puesto su soberbia mirada sobre la emergente compañía especializada en preparar medicación para pacientes crónicos y suministrarla en sus domicilios. La adquisición de la compañía, propiedad de un farmacéutico, parece que ronda la nimiedad de los 1.000 millones de euros.

Sería un error mayúsculo no reconocer la potencia y la destreza de un gigante como Amazon. Sólo es cuestión de tiempo y de cambios regulatorios que sus actividades también incorporen la distribución de medicamentos hasta los pacientes finales, no creo que existan argumentos de peso para que esto no sea así.

Pero no estamos aquí para roernos las uñas de envidia cochina ni para llorar desconsolados bajo la sombra de su imponente estampa; se trata de actualizar nuestras virtudes, de romper barreras que ya no van a protegernos y que lo único que hacen es coartar nuestras posibilidades, y de aprovechar estructuras existentes transformándolas en otras más competitivas. De lo que se trata es de transformar el sector desde el propio sector. O eso, o nos conformamos con un billete para Florencia.

Valorar este artículo
(3 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Más en esta categoría: « El cuponazo Una época »

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Los cajones olvidados, como la memoria, van acumulando polvo. La memoria va superponiendo estratos, uno encima de otro. Pero incluso los más antiguos siguen allí. A veces por olvido, y ...

«Toda noche, por larga y sombría que parezca, tiene su amanecer»
Macbeth

...

Margarita López-Acosta piensa que se debe seguir trabajando para lograr que exista «un balance de género real que permita que cualquier persona, sea hombre o mujer, pueda desarro ...

Ana Teresa Jódar Pereña se licenció en Farmacia por la Universidad de Salamanca y en la Isabel I de Burgos en Nutrición. Posee un máster en atención farmac& ...

Las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis) constituyen, después de las respiratorias, el segundo grupo en importancia de infecciones extrahospitalarias, y son una ...

¿Has oído hablar alguna vez de la relación entre el cerebro y el intestino? Existe un vínculo entre ambos: la microbiota o flora intestinal1. La microbiota se ...

Nuestra microbiota
La microbiota autóctona es esencial para los seres vivos. La relación que mantenemos con ella es habitual ...

En la serie de tres artículos que se inicia con el presente repasaremos numerosos aspectos relacionados con el volumen de existencias obrantes e ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La versatilidad de un vino a veces es muy difícil de encontrar. Entendemos esta versatilidad como la capacidad del vino para combinar y maridar con un sinfín de platos y poder ser cons ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Durante siglos, pensadores y políticos buscaron principios firmes y sólidos: la historia como una roca, el hombre como una esfera que se llenaba de contenidos que transmitía de ...

Cuando comienza a escribir estas líneas, el farmacéutico no sabe muy bien qué es lo que quiere contar. No es titular de una farmacia, no trabaja en un hospital ni en una f&aacut ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.