Publicidad

banner-tantum

Publicidad

banner-wottocare


Editorial

Prescripción farmacéutica

Todo era mucho más sencillo cuando era el brujo de la tribu quien acumulaba en exclusiva el conocimiento de lo que sucedía en los cuerpos y las almas de sus feligreses, y el único que sabía cómo remediarlo. Lo malo es que era muy poco lo que realmente sabía. Desde ese pasado tan lejano, el aumento del conocimiento acumulado por la sociedad ha sido exponencial, lo que ha comportado un incremento de la complejidad de su gestión. Esta dificultad ha hecho necesario otorgar responsabilidades a las diferentes profesiones con la intención de que ese conocimiento revierta en la propia sociedad de la manera más eficaz y segura posible.

Y no sólo ha habido un incremento del conocimiento. Además, éste se ha socializado, y la brecha entre los que lo poseen y los que carecen de él ha disminuido. Este nuevo paradigma comporta la necesidad de una reconfiguración constante del mapa de las responsabilidades de cada actor, lo que, lógicamente, hace surgir fricciones entre los que sienten cómo su parcela de exclusividad peligra, llevados por el temor de una pérdida de poder y de dinero.

Estamos inmersos en un proceso en el que los compartimentos estancos de conocimiento y responsabilidad van difuminando las paredes que los separan. Lo que antes eran paredes maestras, ahora evolucionan con rapidez hacia membranas osmóticas. Podríamos acabar aquí y dejar escrito que el paradigma ha cambiado y que el conocimiento ya no es propiedad de nadie. Sin duda sería un análisis resultón, pero demasiado superficial.

Si bien es cierto que el modelo de compartimentos estancos entre profesionales y entre éstos y la sociedad ha caducado –por lo cual una colaboración más intensa entre profesionales de diferentes ámbitos y el mayor empoderamiento de los pacientes será el escenario en el que nos moveremos–, no es menos cierto que definir con claridad el reparto de responsabilidades es el mejor método para garantizar un nivel de seguridad adecuado en la toma de decisiones.

Los farmacéuticos manejamos materiales muy sensibles, como son el medicamento y la relación del paciente con su medicación y con su salud en general. Asumir responsablemente este rol está en el núcleo de nuestra profesión. Es necesario encontrar el punto de equilibrio justo en el que, con el único fin de mejorar la salud de los pacientes, el farmacéutico asuma nuevas competencias, asumiendo también las responsabilidades que ello comporta hasta sus últimas consecuencias, y eso requiere ir paso a paso, sin pausa pero sin prisa.

Es imprescindible mantener un diálogo fluido entre profesionales desde el que se incentiven las actitudes colaborativas con el objetivo de establecer nuevas normas y protocolos, buscar nuevas herramientas que ayuden a compartir la información y aprovechar al máximo las capacidades y las habilidades de cada uno; sólo así podremos establecer un nuevo modelo útil para la sociedad a la que servimos y pretendemos seguir sirviendo. Aunque, a veces, parece que algunos añoran volver a ponerse las plumas y a cocinar las pócimas mágicas en un ritual ancestral.

Valorar este artículo
(3 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Nos anuncian a bombo y platillo que en el año 2021 nos transformaremos. Deberíamos preguntarnos: ¿en qué? Gregor Samsa, el protagonista de la metamorfosis más famo ...

Suele ser habitual en las farmacias la petición de dispensación de medicamentos de prescripción sin la correspondiente receta, por el propio paciente o incluso desde los centros ...

¿Crees que la salud bucal refleja el estado de salud general? Pues si lo crees, estás en lo cierto. La boca es la entrada hacia las vías digestivas y respiratorias, y cuando no ...

La pandemia de la COVID-19 ha puesto en jaque al mundo. Nos encontramos ante la mayor crisis sanitaria de esta nueva etapa contemporánea, en una sociedad global e interconectada.

...

Beneficios de los ácidos grasos esenciales

Lorena Vega García, Itxaso Garay Ruiz, Aida Hernando Diéguez, Esther Ganado Miguélez,
Profesión

Los ácidos grasos esenciales (AGE) no pueden sintetizarse en el organismo y, por tanto, es imprescindible ingerirlos en la dieta. Debido a su estructura molecular, también pueden denom ...

Ya hemos visto en esta sección hasta qué punto la confirmación de un diagnóstico de cáncer suele generar en el paciente, en mayor o menor grado, una respuesta ansi ...

Nuevas tendencias en alimentación infantil

Cristina González Campins (1), Míriam Martínez Márquez (2), Nadia San Onofre Bernat (3), Judith Abizanda García (4), Laura Ferrer Soler (5), Anna Bach-Faig (6),
Profesión

Los cambios en la alimentación infantil en los últimos años sitúan a la dieta no solamente como vía de desarrollo, sino también como factor preventivo en la ...

Tema 6. Salud vaginal

Dra. Sara Ovejero Larsson,
Cursos

Clásicamente, se ha definido a la vagina como un órgano sexual secundario, una formación tubular que une la vulva con el cuello del útero y que recibe el semen eyaculado ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Pisco es la denominación de un aguardiente de uva actualmente producido en Perú y Chile. Ambas variedades tienen en común el hecho de ser aguardientes de uva obtenidos por desti ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

La existencia de agujeros negros en la galaxia es una teoría para mí tan difícil de explicar como la de otros agujeros mucho más cercanos a mí, a la gran mayor&iac ...

Comenzaba el mes de noviembre de 2020 cuando en la prensa destaca un titular: «Un matrimonio turco detrás de la vacuna de Pfizer: millonarios y entregados a su trabajo». Se refer& ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.