Imprimir esta página

Editorial

Las barbas del vecino

Una cadena de farmacias del Reino Unido acaba de anunciar el cierre de casi doscientos de sus establecimientos (más del 10%) por los cambios que se han producido en las condiciones del contrato que mantenía con el NHS. La noticia es ésa, pero lo que realmente debe importarnos es la lectura de ella que, desde aquí, se puede hacer.

Puede hacerse una lectura clásica de la noticia. Una lectura que incida una vez más en la diferencia de modelos y en la imposibilidad de que una situación similar pueda suceder aquí, lo que demostraría la bondad de nuestro modelo. De hecho, en nuestro país ha habido cambios substanciales en el contrato que las farmacias tienen con el SNS, incluso incumplimientos dramáticos de éste, que no han comportado el cierre de un número significativo de farmacias. Aunque clásica y cierta, esta lectura requiere un análisis más profundo. El mantenimiento de las farmacias en nuestro país no se ha producido por la solvencia de las mismas, sino porque las decisiones se toman exclusivamente de manera individual, condicionadas de forma determinante por las situaciones personales y patrimoniales del titular y por una concepción de la economía de la farmacia alejada de los criterios fundamentales de una empresa, en un modelo en el que no está nada claro el límite entre el profesional y la empresa.

Sin embargo, más allá de esa lectura clásica, que nos podría llevar a reflexionar sobre la esencia del modelo, existe otra manera de leer esta noticia, que es la siguiente.

En un modelo en el que el mercado de la parafarmacia y el de los medicamentos OTC está mucho más desarrollado que en el nuestro, continúa siendo un puntal fundamental de la solvencia económica, lo que es la razón de ser de una farmacia, el medicamento de prescripción.

Salvo en contadas excepciones, una farmacia, aquí y allí, debe fundamentar la especificidad que le confiere la cruz de su fachada en el manejo profesional de los medicamentos de prescripción. Es necesario encontrar vías novedosas en las que la intervención del farmacéutico en este campo sirva para reforzar la solvencia económica de las empresas y para ampliar la dimensión del catálogo de medicamentos en los que puede intervenir.

Valorar este artículo
(8 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Lo último de Francesc Pla Santamans

Artículos relacionados