Imprimir esta página

Editorial

La incertidumbre

Seguramente es tan difícil diagnosticar con objetividad el estado real del sector de las oficinas de farmacia en España como determinar simultáneamente la posición y la cantidad de movimiento de una partícula. Vista la gran dificultad parece hasta cierto punto razonable no enmendar la plana a Heisenberg y aceptar como principio la incertidumbre. En el fondo, la incertidumbre ha marcado la historia del sector durante estas últimas décadas.

Una vez superada la primera embestida que supuso la irrupción de la elaboración industrial de los medi-camentos y acabado el periodo de consolidación de una farmacia regulada a la que se le otorgó una parcela de exclusividad y que supo construir una situación de estabilidad y confort profesional y económico, algunos de los pilares en los que se fundamenta este statu quo han empezado a moverse.

La corriente de fondo liberalizadora que arrastra al comercio y a la prestación de servicios, la crisis de sostenibilidad de los estados del bienestar, la irrupción de las marcas blancas en una parte muy importante del arsenal terapéutico actual, la aparición explosiva de los nuevos medicamentos biológicos y la revolución logística del comercio minorista provocada por la hiperconectividad que conlleva la democratización de las tecnologías configuran un cambio de escenario radical.

¿Cuál es el estado del sector en este escenario?

Demasiado a menudo pretendemos diagnosticar la situación del sector por los estados de ánimo provoca-dos por situaciones coyunturales que, aunque influyentes, no son fundamentales. Demasiado a menudo los árboles no nos dejan ver el bosque o, peor aún, a lo único que aspiramos es a levantar el ánimo sin prever que del mismo modo que sube puede caer a las primeras de cambio.

El sector debe decidir con serenidad sobre su estructura de capital, porque para cualquier sector es un pa-rámetro fundamental de su solvencia, y también debe decidir sobre su modelo de negocio, porque es imprescindible adecuarlo a las necesidades de las nuevas condiciones del mercado.

El sector debe compatibilizar lo urgente con lo importante o continuar conviviendo con los vaivenes del ánimo, que no siempre coinciden con la dirección del camino que lleva a buen puerto.

Valorar este artículo
(2 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Lo último de Francesc Pla Santamans

Artículos relacionados