Imprimir esta página

Editorial

Platón o Nietzsche

Uno de los debates más apasionantes de la historia de la filosofía es el que, desde los tiempos de Platón y Aristóteles pasando por Nietzsche y Sartre, se mantiene vivo hasta nuestros días. Se trata del debate entre esencialistas y existencialistas. Sería presuntuoso por mi parte intentar resumir en esta página un debate tan profundo y que se ha mantenido tantos siglos encendido. Ni es el medio adecuado ni mi capacidad de reflexión la suficiente, sin embargo, nos puede servir para intentar contestar una pregunta que, sin llegar a ser una pregunta de esas que podemos considerar eternas, para nosotros, los farmacéuticos, es una pregunta importante: ¿Qué es una farmacia?

Siguiendo el consejo de uno de mis maestros de juventud, lo primero que cabe responder a una pregunta compleja como esa, es «depende». Después, y llegados a este punto, es donde reflexionar sobre alguno de los postulados de los filósofos puede ayudarnos a establecer una respuesta sólida y coherente.

Para algunos, los que se alinean con los esencialistas, la esencia de las cosas precede a la existencia de las mismas. No es una posición ni descabellada ni menospreciable y en la cuestión farmacéutica de la que hablamos parece que es la posición dominante. El sector da la sensación de estar inmerso en un proceso de introspección constante y está ansioso por llegar a lo más profundo de su esencia para aflorar lo que cree que es la razón de su existencia.

No obstante, si observamos sin prejuicios el mundo en el que nos ha tocado vivir nos damos cuenta de que la existencia de la farmacia no está en cuestión en ningún país. Existe, no por su esencia, sino por su utilidad y por la buena percepción que de ella tienen las personas que utilizan sus servicios.

Para responder acertadamente a nuestra pregunta deberíamos estar más ocupados en analizar las oportunidades que nos brinda una posición sólida en el campo de la profesionalidad y en el de la logística, y estar atentos a las necesidades cambiantes del entorno en el que desarrolla su labor la profesión farmacéutica. Esta postura, más cercana a los postulados existencialistas, es mucho más recomendable que dedicarse a cavar con ahínco en busca de un ideal platónico que, aunque exista, no va a garantizar su existencia.

Valorar este artículo
(3 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Lo último de Francesc Pla Santamans

Artículos relacionados