Imprimir esta página

Editorial

La seta

Es arriesgado determinar lo que piensa la mayoría cuando no se vota. Las encuestas, las opiniones calificadas y las que no lo son tanto e incluso las sensaciones, se convierten en el baremo para definir el estado de situación.

La profesión farmacéutica no ha votado nunca sobre cuál debería ser la estrategia en la que apoyarse para afrontar el futuro, pero existe un supuesto consenso (Declaración de Córdoba) sobre la necesidad de reforzar el papel asistencial de la farmacia comunitaria si quiere mantener su estatus actual.

El decálogo cordobés destila una vocación trascendente aunque sus afirmaciones no pueden calificarse de mandamientos, precisamente porque no ha existido esa hipotética votación, aunque definen un camino que no ha sido contestado por nadie. Decía el poeta que «no hay camino, se hace camino al andar», y ese andar no hay más remedio que lo anden los farmacéuticos, esa mayoría supuestamente silenciosa.

Estas últimas dos décadas, las décadas inquietas de la farmacia, ésta ha contemplado con interés verdadero cómo aparecían como setas en el bosque diferentes iniciativas, pruebas piloto, artículos más o menos científicos, ponencias en congresos, propuestas, documentos consensuados y debates más o menos profundos, que hipotéticamente eran mojones que iban marcando esa dirección.

Seguramente esa exuberancia micológica ha servido para aumentar la conciencia colectiva sobre la necesidad de profundizar en aspectos asistenciales, y seguramente también la cruda economía ha hecho despertar la conciencia de una parte del colectivo sobre aspectos de gestión olvidados por una mayoría, a la vez que ha abierto las puertas del sector a asesores, gurús, profesores, empresas expertas en redes sociales y en marketing digital. Estamos inmersos en una encrucijada en la que el sector busca, pero no acaba de encontrar.

Es una quimera esperar soluciones mágicas y globales, pero va llegando la hora de determinar un paso concreto, alguna acción suficientemente extensa y con suficiente peso específico en el colectivo que evidencie que el camino se va andando y que más que setas de temporada lo que está sucediendo es que los nuevos brotes van sustituyendo a los árboles caídos.

Valorar este artículo
(0 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Lo último de Francesc Pla Santamans

Artículos relacionados