Publicidad

banner-lainco


Editorial

Matar al mensajero

Plutarco es una buena fuente de inspiración. En su obra magna Vidas paralelas introduce la siguiente descripción que puede ser el origen de la expresión con la que he titulado este editorial: «El primer mensajero que dio la noticia sobre la llegada de Lúculo estuvo tan lejos de complacer a Tigranes que éste le cortó la cabeza.

Sin ningún hombre que se atreviese a llevar más información, y sin ningún conocimiento de lo que sucedía a su alrededor, Tigranes se sentó mientras la guerra crecía a su alrededor, dando oído sólo a aquellos que lo halagaran».
Ya en los tiempos modernos, Sigmund Freud consideraba el hecho de matar al mensajero como «un caso marginal de este tipo de defensa (...) para enfrentar lo insoportable», citando el ejemplo de «el famoso lamento de los musulmanes españoles ¡Ay de mi Alhama!», el cual relata como el rey Boabdil recibe la noticia de la caída de Alhama. El rey siente que su pérdida significa el fin de su mandato, pero no lo permitirá convertirse realidad, «tiró las cartas al fuego y mató al mensajero».
Sin llegar al extremo del rey de Armenia, ni a los misterios que sólo puede descubrir el psicoanálisis cuando bucea en las profundidades de nuestras mentes, podemos asegurar que esa actitud aún es bastante común en nuestros días. Las excusas continúan estando al orden del día.
Ahora parece, por algunos estudios y noticias que van apareciendo, que la receta electrónica no cumple con las expectativas. Podría parecer incluso ser la causa de un cierto bloqueo del desarrollo profesional de la farmacia comunitaria y que la falta de interoperabilidad es clave para que sea así.
Es difícil imaginar que esa traba técnica, que sólo afecta a un porcentaje minúsculo de dispensaciones, anule las posibilidades de una herramienta que hace 10 años la profesión ni podía imaginar. Debería reflexionar el sector sobre sus propuestas reales de evolución de su rol en un sistema sanitario con capacidad técnica de interrelación con otros profesionales y estamentos con los que hasta ahora no ha podido ni ha querido hacerlo, aunque sólo fuera para no sonrojarse al comprobar que continúa con los mismos vicios que nos describió tan lúcidamente Plutarco.

Valorar este artículo
(4 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Más en esta categoría: « La capitana El cruasán »

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.