Imprimir esta página

Editorial

El Farmacéutico (la revista)

Hablar de uno mismo puede parecer sencillo. Es lo que más cerca tiene uno, y por esa razón, la de la proximidad, puede parecer que es el tema más fácil de tratar. No es así. Hablar de lo próximo nos provoca mucho más vértigo que hacerlo de lo lejano, porque nos falta ese espacio que sirve para enfriar los sentimientos, esa perspectiva que nos permite hablar con la certeza de que no nos engañamos a nosotros mismos.

De vez en cuando, y a pesar del riesgo que comporta, es bueno hacer el ejercicio de aproximación necesario para hablar de lo propio. Hoy es una de estas ocasiones, y lo es porque la evidencia de la crisis y sus efectos sobre la prensa profesional del sector de las oficinas de farmacia (desaparición de muchas publicaciones y descenso dramático de los anunciantes) son un motivo suficientemente grave para reflexionar sobre el modelo de publicación y también, por qué no, sobre el modelo de negocio que lo soporta.
Esta página escrita es sencillamente la puerta de entrada de una revista que ya tiene treinta años de historia, un proyecto consolidado por los años, por las muchas páginas leídas y por la confianza de los anunciantes.
Es cierto que la sociedad ha cambiado, que la farmacia ha cambiado y que los intereses de los anunciantes también lo han hecho, pero lo que permanece inalterable en esta revista es la voluntad de ofrecer a los farmacéuticos contenidos de calidad, acogiendo en sus páginas los artículos de autores contrastados y de profesionales que aportan contenidos originales. La calidad ha sido siempre y va a continuar siendo la única condición para estar en esta casa, cualquier opinión respetuosa tiene cabida en ella, porque estamos convencidos de que la independencia y la pluralidad es el mejor método para ayudar a formar opinión, la única opinión que cuenta, que no es otra que la de nuestros lectores.
Mantenemos la ilusión y el convencimiento en nuestra manera de entender esta revista y prometemos a nuestros lectores –gracias una vez más– que, a pesar de las crisis, vamos a redoblar los esfuerzos para que nuestra –vuestra– revista continúe siendo un instrumento útil para estar informados, un altavoz de opiniones y una atalaya útil para el debate y la reflexión.

Valorar este artículo
(6 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Lo último de Francesc Pla Santamans

Artículos relacionados