Publicidad

banner-tantum

Publicidad

banner-wottocare


Editorial

Corrupción

Aún peor que estar sumidos en una crisis económica profunda es estar abrumados por la desesperanza. El hedor de la corrupción que aflora desde las cloacas más escondidas de los estamentos del poder y que perfuma a algunos de los que hemos otorgado la responsabilidad de representarnos en las instituciones y en los partidos políticos puede acabar de hundirnos en esta situación.

Es imprescindible que la transparencia y la celeridad sean protagonistas de las decisiones de nuestros representantes para evitar que las tensiones sociales que se están generando conviertan en estériles los grandes esfuerzos que se están exigiendo y porque, si no se toman, pueden llegar a amenazar con fracturas sociales irreparables.

El sector sanitario está sometido a una presión muy exigente que comporta recortes muy severos que están afectando tanto a los ciudadanos como a los profesionales de la sanidad. Asumir estas penurias es muy difícil de soportar, pero es absolutamente indigerible si los que proponen las medidas y legislan para que se apliquen no son ejemplares.

Es cierto que la exigencia no tiene que ser exclusiva de la clase política y que el comportamiento ético debe ser una aspiración para el conjunto de la sociedad, pero no es menos cierto que el papel de representación y la responsabilidad de los políticos y de las instituciones implican un grado superior de exigencia. La capacidad, la inteligencia, la honestidad y la generosidad deberían ser virtudes que dibujaran el perfil de nuestros políticos y unas de las claves por las que debería regirse el tribunal de las urnas. Un tribunal que, independientemente de la actuación de los jueces, está en nuestras manos.

No deberíamos caer en la tentación fácil de destruirlo todo para favorecer una supuesta regeneración del régimen, porque el riesgo de facilitar la entrada de falsos salvadores es enorme. Los que sean un estorbo para esa regeneración deben apartarse, o ser apartados por los que ostentan responsabilidades más altas, para hacerla posible, porque lo que nos estamos jugando es más importante que el interés partidista, legítimo, pero claramente secundario en la situación que vivimos.

El sector de las farmacias, que está claramente afectado por la grave situación que vive el país, tiene que ser tan exigente como el que más respecto a la clase política. Pero debe serlo también de puertas adentro. No es de recibo reclamar transparencia y rigor a los demás, aunque esos sean clase política, sin ser exigente con uno mismo. La función de dispensación de medicamentos a los pacientes ambulatorios está reservada a la farmacia, pero en ningún caso esta posición puede ser una excusa para actividades alejadas de esta función. La venta de medicamentos a otros sujetos que no sean el usuario final, o a un servicio de farmacia hospitalaria, es un coto vedado para la farmacia. La política de precios en nuestro país genera diferencia de precios, de márgenes, respecto de otros mercados que pueden ser muy tentadores, pero precisamente de la necesidad de ignorar esas tentaciones es de lo que hablamos cuando hablamos de corrupción. ¿No?

Valorar este artículo
(0 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Nos anuncian a bombo y platillo que en el año 2021 nos transformaremos. Deberíamos preguntarnos: ¿en qué? Gregor Samsa, el protagonista de la metamorfosis más famo ...

Suele ser habitual en las farmacias la petición de dispensación de medicamentos de prescripción sin la correspondiente receta, por el propio paciente o incluso desde los centros ...

¿Crees que la salud bucal refleja el estado de salud general? Pues si lo crees, estás en lo cierto. La boca es la entrada hacia las vías digestivas y respiratorias, y cuando no ...

La pandemia de la COVID-19 ha puesto en jaque al mundo. Nos encontramos ante la mayor crisis sanitaria de esta nueva etapa contemporánea, en una sociedad global e interconectada.

...

Beneficios de los ácidos grasos esenciales

Lorena Vega García, Itxaso Garay Ruiz, Aida Hernando Diéguez, Esther Ganado Miguélez,
Profesión

Los ácidos grasos esenciales (AGE) no pueden sintetizarse en el organismo y, por tanto, es imprescindible ingerirlos en la dieta. Debido a su estructura molecular, también pueden denom ...

Ya hemos visto en esta sección hasta qué punto la confirmación de un diagnóstico de cáncer suele generar en el paciente, en mayor o menor grado, una respuesta ansi ...

Nuevas tendencias en alimentación infantil

Cristina González Campins (1), Míriam Martínez Márquez (2), Nadia San Onofre Bernat (3), Judith Abizanda García (4), Laura Ferrer Soler (5), Anna Bach-Faig (6),
Profesión

Los cambios en la alimentación infantil en los últimos años sitúan a la dieta no solamente como vía de desarrollo, sino también como factor preventivo en la ...

Tema 6. Salud vaginal

Dra. Sara Ovejero Larsson,
Cursos

Clásicamente, se ha definido a la vagina como un órgano sexual secundario, una formación tubular que une la vulva con el cuello del útero y que recibe el semen eyaculado ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Pisco es la denominación de un aguardiente de uva actualmente producido en Perú y Chile. Ambas variedades tienen en común el hecho de ser aguardientes de uva obtenidos por desti ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

La existencia de agujeros negros en la galaxia es una teoría para mí tan difícil de explicar como la de otros agujeros mucho más cercanos a mí, a la gran mayor&iac ...

Comenzaba el mes de noviembre de 2020 cuando en la prensa destaca un titular: «Un matrimonio turco detrás de la vacuna de Pfizer: millonarios y entregados a su trabajo». Se refer& ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.