Publicidad

banner-lainco


Editorial

Corrupción

Aún peor que estar sumidos en una crisis económica profunda es estar abrumados por la desesperanza. El hedor de la corrupción que aflora desde las cloacas más escondidas de los estamentos del poder y que perfuma a algunos de los que hemos otorgado la responsabilidad de representarnos en las instituciones y en los partidos políticos puede acabar de hundirnos en esta situación.

Es imprescindible que la transparencia y la celeridad sean protagonistas de las decisiones de nuestros representantes para evitar que las tensiones sociales que se están generando conviertan en estériles los grandes esfuerzos que se están exigiendo y porque, si no se toman, pueden llegar a amenazar con fracturas sociales irreparables.

El sector sanitario está sometido a una presión muy exigente que comporta recortes muy severos que están afectando tanto a los ciudadanos como a los profesionales de la sanidad. Asumir estas penurias es muy difícil de soportar, pero es absolutamente indigerible si los que proponen las medidas y legislan para que se apliquen no son ejemplares.

Es cierto que la exigencia no tiene que ser exclusiva de la clase política y que el comportamiento ético debe ser una aspiración para el conjunto de la sociedad, pero no es menos cierto que el papel de representación y la responsabilidad de los políticos y de las instituciones implican un grado superior de exigencia. La capacidad, la inteligencia, la honestidad y la generosidad deberían ser virtudes que dibujaran el perfil de nuestros políticos y unas de las claves por las que debería regirse el tribunal de las urnas. Un tribunal que, independientemente de la actuación de los jueces, está en nuestras manos.

No deberíamos caer en la tentación fácil de destruirlo todo para favorecer una supuesta regeneración del régimen, porque el riesgo de facilitar la entrada de falsos salvadores es enorme. Los que sean un estorbo para esa regeneración deben apartarse, o ser apartados por los que ostentan responsabilidades más altas, para hacerla posible, porque lo que nos estamos jugando es más importante que el interés partidista, legítimo, pero claramente secundario en la situación que vivimos.

El sector de las farmacias, que está claramente afectado por la grave situación que vive el país, tiene que ser tan exigente como el que más respecto a la clase política. Pero debe serlo también de puertas adentro. No es de recibo reclamar transparencia y rigor a los demás, aunque esos sean clase política, sin ser exigente con uno mismo. La función de dispensación de medicamentos a los pacientes ambulatorios está reservada a la farmacia, pero en ningún caso esta posición puede ser una excusa para actividades alejadas de esta función. La venta de medicamentos a otros sujetos que no sean el usuario final, o a un servicio de farmacia hospitalaria, es un coto vedado para la farmacia. La política de precios en nuestro país genera diferencia de precios, de márgenes, respecto de otros mercados que pueden ser muy tentadores, pero precisamente de la necesidad de ignorar esas tentaciones es de lo que hablamos cuando hablamos de corrupción. ¿No?

Valorar este artículo
(0 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.